Alimentación ecológica,Slow Food,Vida sostenible

Saborea la tranquilidad

30 sep , 2010  

Ya dijo Gandhi: “Hay más en la vida que aumentar su velocidad”.

Y nosotros preferimos ir corriendo y hacerlo todo con prisas. Corremos en el metro ,aún habiendo uno cada dos minutos. Comemos comida rápida ,paradojas de la vida teniendo en cuenta que tras engullir a toda velocidad nos siguen sobrando minutos del descanso, que dedicamos a monear por Internet o ver la tv.

Corremos para abarcar más de lo que podemos, porque a fin de cuentas cuando nos sentamos en el sillón tras un día de locura todo se para y las prisas no han supuesto más que presión y cansancio, y dejamos que transcurra el resto de la noche atontados y sin tener fuerzas para aprovechar ese tiempo que hemos arrancado de nuestro bienestar durante todo el día…

Hoy es ya jueves y quizás estéis empezando a planear salir a picar algo, pues yo tenía la misma idea y recordé la grata experiencia culinaria que tuve el pasado verano en un pequeño local alicantino en el que su filosofía, entiendo que de vida y por tanto de ofrecer de comer, se basaba en el llamado Slow Food, término que forzamos para intentar expresar la antítesis de lo que supone el Fast Food.

Para mí, lo que supuso realmente fue poder recrearme en una experiencia en la que los sentidos se abren como nunca, el cuerpo se relaja y todo se intensifica, ya que afrontamos el momento como algo especial y deseable. Sin humos, con un ambiente y un trato que respira sosiego y respeto, donde uno se siente como en casa y por tanto lo pasa realmente bien. Desgraciadamente no es lo habitual..

A finales de los 80 empezaron a aparecer movimientos en contra de la “fast food“. El movimiento Slow Food fue uno de ellos y se pretendía denunciar algunos aspectos acerca de la poca información, el alto contenido de grasas, azúcares y calorías de algunos de sus alimentos ,apareció el término comida basura para referirse a este modo de alimentarse.

Ello se intensificó a comienzos del siglo XXI apareciendo ciertas corrientes contrarias a la comida rápida y al estilo de vida que ello llevaba implícito. Sus objetivos son luchar contra los hábitos que introduce la comida rápida en nuestras vidas.

Se emiten documentales en los medios denunciando la situación tan grave que todo esto conllevaba, fundamentalmente la obesidad que genera, así como la aceleración insana en la que nos sumergía, películas como Super Size Me o Fast Food Nation serían ejemplos muy ilustrativos.

Slow Food organiza algunas de las más importantes ferias dedicadas a la alimentación, entre las que destacan el «Salón del Gusto», en el Lingotto de Turín (en años pares), y “Slowfish“, en Genova y «Cheese», en Bra, en años impares. La Universidad de Ciencias Gastronómicas en Pollenzo, provincia de Cuneo, y Colorno, provincia de Parma, han sido fundadas por Slow Food, en colaboración con las regiones del Piamonte y Emilia-Rosmaña.

El proyecto más importante llevado a cabo por Slow Food es el “Arca del Gusto“: un censo de productos alimenticios locales amenazados de extinción.

Todo esto son ejemplos claros de que las cosas no sólo pueden hacerse de otro modo, sino que hacerlas de otro modo nos es más beneficioso no sólo a nivel de salud física sino también mental.
Y sobre todo en nuestro país donde aún se aprecia una buena comida en inmejorable compañía, donde el entorno puede ser el más idílico que imaginemos y donde contamos con una de las gastronomías más alucinantes del planeta… ¡una pena no pararse a disfrutar de todo ello!

, ,

Bioconstrucción,Ecodiseño,Vida sostenible

Bioconstrucción, la medicina inmobiliaria.

29 sep , 2010  

A veces creo que el autor del cuento de los tres cerditos debió haber sido un promotor inmobiliario porque no sabría decir si este cuento ha tenido una repercusión positiva o no en la biocontrucción, pues parece que el único material bueno, según la fábula, es el ladrillo de toda la vida, indicando el autor que quiénes no trabajan de esta manera son perezosos…

Bueno, bromas aparte, pero sin dejar totalmente de lado esta opinión generalizada sobre el ladrillo, podríamos valorar la situación actual de la bioconstrucción.

A todos nos gusta mirar revistas con casas espectaculares, domotizadas o ver esos crecientes programas donde la gente enseña sus viviendas (con todo tan casualmente situado) contruidas con materiales último modelo… ¿pero cuántas de estas casas tienen realmente un bajo impacto medioambiental?

A mi modo de ver, creo que socialmente le damos más importancia a la estética y comodidad, muchas veces persuadidos por miles de anuncios publicitarios, y olvidamos cosas verdaderamente básicas, y deberíamos por tanto valorar también la interacción que ésta tiene con el medio, buscando métodos alternativos, basados en las tradicionales formas de construcción.

Respecto a los materiales, el ladrillo puede ser una opción pero ¿por qué no convertirlos en ladrillos de adobe?

Es algo que se ha hecho desde siempre y aún hoy existen casas centenarias construidas con madera y adobe. También podemos obtener buenos resultados con cañas, tierra prensada (parte de la Gran Muralla China esta construida de esta manera), materiales reciclados varios y cómo no, las balas de paja que tanto problema le causaron a nuestro primer cerdito, pero que a día de hoy resulta ser un material con unos resultados excelentes, protegiendo del frío y el calor, de la humedad y el fuego ¡sí, el fuego!

Materiales y técnicas las hay de muy diversos tipos, pudiendo adaptar la que más nos interese según la zona en la que vivamos. El problema, sin embargo, viene por otro sendero… la legislación, que no contempla este tipo de materiales de la misma manera que hace con el ladrillo y las estructuras arquitectónicas modernas, siendo estos los materiales estrella de hoy en día.  Pero aún con mayor dificultad, si es posible legalizar construcciones de este tipo y también asegurarlas y por supuesto tener una casa totalmente ecológica y que nada tenga que envidiar estéticamente a esas casas de las revistas.

Os dejamos enlaces con más información:

Preguntas frecuentes sobre construcción con paja

Construcción con tierra

Y por supuesto un libro que abarca todos los aspectos de la bioconstrucción y que puedes conseguir fácilmente por internet, Cantos del arquitecto descalzo de Johan van Lengen.

, , ,

Autosuficiencia,consumo sostenible,Decrecimiento,Vida sostenible

Autosuficiencia o cómo llegar a ser Juan Palomo

28 sep , 2010  

¿Quién no ha escuchado hablar de Juan Palomo?

Ése personaje utópico en busca de la autosuficiencia, y ¿quién no ha pensado alguna vez en no depender de nada?

Pues bien, como sabemos, la autosuficiencia total, en la sociedad actual no tiene demasiado sentido (ni cabida). Pero lo que está claro es que efectivamente podemos reducir esa dependencia sistemática a ciertos artículos (corporativos), intentando buscar otras vías de desarrollo personal fabricando ciertos productos, o resolviendo ciertas situaciones cotidianas de manera más económica (ahorrando), con menor impacto medioambiental y sobre todo con la autosatisfacción de haber hecho algo uno mismo.

¿Cómo podemos llegar a este punto?

Pues como todo en esta vida, pasito a paso. No podemos buscar ser autosuficientes de la noche a la mañana. Con pie firme podemos ir cada poco tiempo readaptando nuestra forma de hacer las cosas día a día, preguntándonos sobre cosas cotidianas.

Pongo un ejemplo: El aceite usado (pese a la gran cantidad de gente que lamentablemente aún tira el aceite por el desagüe), normalmente lo guardamos en una botella para llevarlo al punto limpio, pero podemos guardarlo con otro fin, hacer jabón en casa.

De esta manera reciclamos y reutilizamos el aceite usado nosotros mismos, y convertimos algo aparentemente inútil en un producto útil, y con este jabón podemos fabricar además, diversos productos de limpieza caseros en sustitución de los que habitualmente se compran, y que tienen exactamente los mismos resultados e infinitamente menor impacto medioambiental.

Con este pequeño gesto y por supuesto ganas de hacer efectivo un cambio hemos dado ya un pequeño paso. Pero… ¿qué más podría hacerse?

Podemos cambiar infinidad de cosas, y a muchos niveles, no se trata de convertir la casa en un taller de I+D y andar todo el día inventando cosas raras y super complicadas (que muchas no lo son).  Tampoco acabar como huraños, pero día a día con pequeños detalles podemos mejorar muchas cosas, podemos por ejemplo, cambiar las bombillas normales por la de bajo consumo. Llenar el congelador totalmente para que requiera menos energía o en caso contrario desestimar su uso y consumir productos frescos. También podemos montar en casa un vermicompostador para aprovechar los restos vegetales de la casa y obtener tu propio humus. Usar una ecobola o una mínima cantidad de jabón blanco, de forma que (si tienes sitio) esta agua se puede filtrar y depurar con plantas acuáticas y grava usándola posteriormente para regar tus plantas. Fabrica tu pasta de dientes, comparte coche, apaga y desenchufa los equipos cuando no los uses, aprovecha todo hueco que puedas en casa para sembrar plantas comestibles…

Podemos hacer infinidad de cosas, pero lógicamente no las conocemos todas, iremos hablando en artículos siguientes sobre todos estos temas, desgranándolos uno por uno para que os animéis a hacerlo y a que comentéis en el foro otros pequeños gestos que hacéis día a día para acercaros cada vez un poco más a esa satisfactoria autosuficiencia justificada por un pleno respeto a la naturaleza.

, ,

Agricultura ecológica,Consumo ecológico

Agroporc 2010

27 sep , 2010  

queremosverde.com asistió a Agroporc 2010 en Carmona, para visitar la pequeña zona habilitada de consumo y agricultura ecológica.

Nos sorprendió bastante el gran despliegue de la feria, muchísimos asistentes y casi todos concentrados en la zona de venta de productos (quesos, embutidos, aceite, legumbres…). Vimos también inmensas máquinas cosechadoras completamente informatizadas y sistemas industrializados para la “agricultura moderna” frente a la humildad de los agricultores ecológicos, con no demasiados medios pero con un gran espíritu dentro de su sala expositiva, donde se explicaba de una manera sencilla y amena los sistemas que usa este tipo de agricultura. Sorprendido me dejó igualmente como una niña pequeña, observaba con total curiosidad, unos puñados de lombrices que trabajaban ávidamente haciendo compost.

Asistimos también a la reunión de productores / empresarios, y entre sus asistentes se encontraban el Grupo de Desarrollo Rural Campiña-Alcores, Del Huerto a mi Casa y Ecofelipe entre otros, que aunque con poca asistencia resultó muy interesante. Se estuvo hablando principalmente del escaso apoyo que este tipo de productos recibe de parte del gobierno, y de como se exigen muchos más papeleos y trámites que la agricultura tradicional no tiene y que por tanto retrasa el trabajo en el campo, dado el tiempo invertido en dichos trámites, e incrementa el precio del producto final. Creando un problema así para su distribución y venta hacia más público. Igualmente, se discutía sobre el trabajo manual muchísimo mayor que en la agricultura “química” habitual, y que en la gran mayoría de los casos dificulta la competencia por falta de recursos para contar con más mano de obra. De esta forma se hablo (a nivel andaluz) de intentar llegar a un asociacionismo que permitiese al agricultor simplificar los cultivos sin llegar al monocultivo, y cubrir entre los asociados las necesidades del consumidor, teniendo entre todos una amplia gama de productos, compensándose económicamente en periodos de baja producción a los propios agricultores y pudiendo ofrecer un precio competitivo.

De todas formas, y como conclusión de la reunión, creo que deberíamos consumir productos de temporada, ya que son los que tienen un corto recorrido de transporte y son sembrados sin forzar su crecimiento con sistemas artificiales. Cuando superemos el “antojo” de comer naranjas en verano o melones en invierno entonces habremos superado la “necesidad” de traer todo eso desde la otra punta del globo apoyando de esta manera una agricultura racional, respetuosa, eco-lógica y económica.

, , ,

Sin categoría

Un banco en el que de verdad crecen los ahorros

24 sep , 2010  

Hoy vamos a hablar acerca de los bancos de semillas.

A lo largo del tiempo trataremos este tema en más ocasiones, ampliando la información de los bancos de semillas, explicando cómo crear el vuestro… intentando que todos podamos llegar a un mundo sostenible con algo tan simple como ir guardando nuestras propias semillas ecológicas.

Con la evolución del ser humano y su actividad sobre el medio ambiente se está acelerando la desaparición de muchas especies animales y vegetales. Para poder preservar las especies vegetales y evitar su desaparición, se han creado multitud de bancos de semillas.

En qué consiste un banco de semillas.

Se trata de preservar semillas en estado de suspensión, de forma que permanecen latentes y pueden ser plantadas mucho tiempo más tarde de forma que estas especies tienen garantizada su continuación.

En estos bancos, se almacenan tanto semillas de especies que son aptas para el consumo humano, como de las que no lo son. Respecto a las primeras, el papel que juegan estos bancos es de gran importancia. Cada año, son muchas las especies vegetales alimentarias que desaparecen debido a que dejan de cultivarse. Esto se debe a criterios económicos, pues el 75% del mercado global alimentario está controlado por únicamente 4 empresas.

Actualmente, se estima que el número de bancos de semillas está en torno a 1 300 y cuenta con unos 6 000 0000  de muestras. Aquí en España, existen varios bancos de semillas, fundamentalmente en las Universidades,  y un almacén central en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria INIA, que guarda una muestra de cada de las semillas almacenadas en cada banco.

En el caso de las semillas alimentarias, nos encontramos con el problema añadido de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Que están desplazando e introduciendo en el mercado alimentario semillas modificadas genéticamente que no se sabe realmente el impacto que tiene sobre la salud humana. Respecto al medio ambiente, el primer efecto es la eliminación de las especies tradicionales, contaminación en la producción de esos OMG… Y los efectos económicos, debido a la propiedad de las patentes que obligan a los agricultores a pagar  el precio que ellos fijan, entre otros.

Si os interesa el tema de los bancos de semillas, en nuestro foro, tenemos una sección dedica al Intercambio de Semillas donde podéis encontrar varias direcciones relacionadas con el tema e incluso contactar entre vosotros para intercambiar vuestras propias semillas ecológicas, para poder cultivar vuestros productos libres de transgénicos, química y por supuesto mucho más rico y sano, pues todos sabemos que debemos trabajar para que el intercambio y obtencion de semillas a la manera tradicional sea el verdadero futuro y no sea necesario crear bancos de semillas para protegerlas del ser humano.

Para terminar con el primer artículo, os dejamos una conferencia muy interesante de Vandana Shiva, , científica, filósofa y escritora hindú, en Bioterra 2009, una feria sobre Productos ecológicos, bioconstrucción, energías renovables y consumo responsable que se celebra en Guipuzcoa, en la que se habla de los bancos de semillas, porqué son importantes y porqué debemos promover el uso de semillas ecológicas en la agricultura y no favorecer los transgénicos.

Conferencia Bioterra 2009 – Vandana Shiva from FICOBA on Vimeo.

Autosuficiencia,Ecobricolaje,energías renovables

Aerogenerador casero

23 sep , 2010  

A raíz de este artículo, estábamos pensando que generalmente no tenemos en cuenta lo que una fuente de energía novedosa deja de contaminar en relación a las tradicionales, pero no reparamos en la contaminación que genera su fabricación, mantenimiento y desmantelamiento.

Así que nos hemos parado a pensar en qué se podría conseguir a pequeña escala. Primero barajando la idea de buscar un aerogenerador casero, que nos dé la suficiente electricidad para mantener nuestra casa. Lo malo de esta opción es el coste económico, pues un mini-aerogenerador podemos encontrarlo a partir de unos 1500€.

Pero… ¿Y si lo construimos nosotros? La ventaja que tenemos en este caso es podemos recurrir a materiales reciclados, como Max Robson, que construyó el suyo con sólo 25€, aunque el rendimiento no es el mismo que el de uno fabricado por una empresa especializada.

En caso de que nos baste con uno casero, tenemos dos partes diferenciadas, la que se encarga de aprovechar la fuerza del viento, y la que transforma ese movimiento en electricidad.

Y si decidimos construirlo nosotros mismo, con unas sencillas instrucciones y dedicando un par de ratos para recopilar los materiales.

Y si os animáis a construir vuestro propio aerogenerador, o ya lo tenéis construido, os invitamos a que lo compartáis con el resto de la comunidad, subiendo unas fotos, contándonos cómo lo hicisteis, etc…

http://www.circuit-projects.com/miscellaneous-circuits/building-wind-turbine-to-produce-electricity.htmlImage Source: http://www.circuit-projects.com/miscellaneous-circuits/building-wind-turbine-to-produce-electricity.html

, ,

Sin categoría

El bosque en casa (Vermicompostadores)

22 sep , 2010  

¿Quién no ha escarbado el suelo de niño para encontrar lombrices?
Ya sabíamos que es más fácil encontrarlas en sitios húmedos (no encharcados), y donde la tierra es oscura y mullida. Pues bien, la razón por la que la que las lombrices (repugnantes bichos según desniñados adultos) vivan ahí, es por que son las encargadas de transformar el material de desehecho del bosque (hojas caídas, excrementos de animales…) en el que probablemente sea el mejor alimento para las plantas, el humus de lombriz.

Bill Mollison explica como nadie la función del humus para las plantas y toda la vida que éste contiene, millones de microorganismos y bacterias dispuestas a mejorar el suelo y a alimentar los bosques. El humus, ese manto oscuro que se encuentra bajo la primera capa de hojas del bosque, resulta fundamental para obtener un óptimo crecimiento y sanidad en las plantas, y esa capa, con cada lluvia, va filtrando nutrientes por la tierra hasta las raíces de las plantas y para nuestro deleite desprende un agradable “olor a bosque” característico.

Como hemos dicho, las lombrices, devoran el material de deshecho de los bosques, pero no sólo eso, ellas saben bien qué deben comer y transformar en humus y qué es lo que no deben comer, de esta forma, si una manzana cae al suelo, las lombrices comerán toda la manzana a excepción de las semillas fértiles, que brotarán y vivirán alimentadas por el humus, y esa planta sólo será “compostada” el día en que muera.

Y la pregunta es… ¿Cómo podemos aprovecharnos en casa de esta maravilla?

Con un vermicompostador. Ya sea industrial o casero (hecho con materiales reciclados), de esta manera podemos convertir todos los deshechos vegetales de la casa en humus para nuestras plantas, y de paso reciclar deshechos muy variados, pues las lombrices comen vegetales, cartón, cabello, etc…

El sistema es muy básico, se trata de varias bandejas perforadas superpuestas con una tapa superior, para proteger a las lombrices de la luz, y una bandeja inferior donde recoger el lixiviado (líquido resultante del compostaje). De esta manera, iremos depositando en las bandejas inferiores los restos a compostar y cuando el compost se vaya formando y deje de haber comida, echaremos nuevos restos en una bandeja superior y ellas mismas irán cambiándose de bandeja.

Con el lixiviado podemos mezclarlo una parte por dos de agua declorada y así obtendremos un excelente abono líquido y totalmente respetuoso con el medio ambiente.

Así que desde queremosverde.com os animamos a tener lombrices como mascotas, ya que no hacen ruido, no huelen y no muerden a las visitas.

Aquí os dejamos unos enlaces sobre los Vermicompostadores:

Compostadores

Haz tu propio compostador

Bioconstrucción,Decrecimiento,Ecobricolaje,Reciclaje,Vida sostenible

El reciclaje es la casa

21 sep , 2010  

¿Qué sucede cuando el reciclaje no es parte de la casa sino la casa en sí?

En los últimos años, el reciclaje se ha empezado a meter en las casas, poco a poco, hasta llegar a tener su propio hueco, el cubo de los plásticos, el del vidrio…

Y también, en los últimos años, ha pasado de tener su hueco, a estar en la misma casa.

Cada día es más normal encontrarse con noticias como ésta que a pesar de tener 2 años, es totalmente actual.

Hoy mismo, en El Mundo,  se hace referencia a que en Francia se ha creado un barrio universitario con contenedores de mercancías reciclados.

Claro, hay materiales que se ofrecen más que otros a este tipo de construcciones, como pueden ser los contenedores. Pero la lista de materiales puede ser tan larga como objetos tenemos a nuestro alrededor con capacidad de ser reciclados.

Es el ejemplo de las “Earthship“, ideadas por el arquitecto estadounidense Michael Reynolds, y que consisten en viviendas construidas a partir de neumáticos, botellas y latas. Que cuentan con la ventaja del bajo coste, eficiencia térmica y que pueden construirse en cualquier clima.

Como anécdota, también existe una catedral que Justo Gallego, un vecino de Mejorada del Campo, en Madrid, está construyendo con materiales en su mayor parte reciclados, desde 1963, y que tiene incluso un documental.

Para terminar con este artículo, desde queremosverde.com hacemos un llamamiento a los arquitectos o a cualquiera para que nos cuente sus ideas y sus proyectos y estaremos encantados de ayudaros a darlos a conocer. Para ello, podéis escribirnos a info@queremosverde.com

Image of the Earthship at Stanmer Park in Brighton, UKGazzat5. Image of the Earthship at Stanmer Park in Brighton, UK. Source.

, , ,

Sin categoría

¡Qué bien se come en una huerta!

20 sep , 2010  

¡Increible que esto esté aquí! – decían muchos de los que nunca antes habían visitado La Huerta del Rey Moro. La sorpresa es acertada, dado el aspecto reconfortante de este vergel entre tanto asfalto. Además el ambiente fue muy agradable, entre tanta gente, familias completas, comida ecológica y naturaleza.

El ecolocal, quién organiza estas comidas populares ecológicas para autogestionarse, dio una lección de buena actitud y como no, la gente respondió, acudiendo a pasar un agradable domingo, comiendo y charlando bajo higueras, mientras los más pequeños correteaban entre los bancales, se columpiaban o se tiraban por tirolina.

El huerto del Rey Moro, que tanta disputa ha creado dado su importante ubicación urbana, es ahora lugar de huertas vecinales y escolares, donde quienes tienen conocimientos de agricultura (ecológica), aleccionan a las nuevas generaciones, haciendo comprender que no es necesaria química alguna para que la naturaleza responda adecuadamente.

En este recinto, además, se acogen como ya dijimos diferentes propuestas de actividades, que son organizadas por diferentes asociaciones, celebrándose al menos dos actividades mensuales.

Y como no, quien no haya podido asistir esta vez, esperemos que se anime el próximo día a venir, pues será recibido con los brazos abiertos.

Agricultura ecológica,Decrecimiento,Huerta urbana,Vida sostenible

¿Comemos en la Huerta del Rey Moro?

17 sep , 2010  

Este domingo dentro del programa alamedeando, la gente de La Huerta de Rey Moro en Sevilla, organiza una comida popular a la que  todo aquel que esté interesado podrá acercarse a conocer este huerto urbano, y queremosverde.com estará allí para conocer en primera persona su proyecto.

La Huerta del Rey Moro es un huerto urbano, donde además se programan actividades medioambientales, cine de verano, etc… dentro del solar no urbanizado más grande de la ciudad de Sevilla, funciona de forma autogestionada, con colaboración de muchísimos ciudadanos y llevando a cabo una buena gestión de reutilización o reciclaje de diversos materiales que puedan ser aprovechados para sus actividades.

La comida se celebrará este domingo 19, a partir de las 12 am, en la Calle Enladrillada.

¡Allí nos vemos!

, ,