Ecología

Requiem por George

29 jun , 2012  

George es un ejemplar macho de las subespecies de tortugas Chelonoidis Abingdoni, especie que da nombre al archipiélago de las Galápagos.

Estos seres han vivido durante siglos en su archipiélago, tranquilamente, sin meterse con nadie. Hasta que llegamos nosotros a fastidiarla. Para variar.

La noticia, es que George ha muerto.

Lo dramático es que era el último superviviente macho de la subespecie.

Lo absurdo es que el culpable es, como siempre, el ser humano.

Estarán ustedes preguntándose qué hemos hecho esta vez para extinguir esta subespecie.

Pues, señores, ha alguien se le ocurrió la “genial” idea de introducir cabras en medio de un archipiélago del Pacífico.

Las cabras, que van a lo suyo, porque para eso son seres irracionales, diezmaron el hábitat local.

El acabar con un hábitat afectará a todos el conjunto de la fauna insular.

¿Qué pensaría mi buen amigo Darwin de este despropósito?

Pues que estamos totalmente idiotizados. Nos dedicamos a jugar con la evolución de las especies como el que juega con un mecano, sin pararnos a pensar que cada alteración en la cadena evolutiva afecta a la vida en la tierra durante siglos.

No hay solución para ello, porque el problema es irreversible (es lo que tiene la extinción).

En un primer momento, se me pasó por la mente comparar al idiota que tuvo esta idea con las pobres cabras que introdujo en las islas (o más bien con el padre de las cabras). Pero estos animalitos no tienen la culpa. Ellas actúan por instinto.

Lo trágico es que nosotros, los llamados “seres racionales”, tengamos estos comportamientos tan inconscientes con nuestro entorno.

Me imagino que George se debió de morir, no solamente por la alteración de su hábitat, sino por puro aburrimiento de ser el único superviviente de su especie y por desesperación de ver que calaña es la que se autoproclama “rey de la creación”. Con este panorama, mejor hago “mutis por el foro”

R.I.P. GEORGE

Justine de La Bretonne

,

Agricultura ecológica,Alimentación ecológica,Consumo ecológico,consumo sostenible,Ecología,Producción ecológica,Vida sostenible

¡Qué NO queremos transgénicos!

27 jun , 2012  

A veces pienso que comer tanto transgénico termina por hacer que nuestro cerebro llegue a ser dominado por este ente, sólo tenemos que fijarnos en algunos de nuestros políticos, que poseidos por el espíritu de MON como si de una ameba espacial se tratase, afirman, totalmente convencidos, que “El maíz transgénico es más ecológico que el convencional”, ¡menuda perla!, acaba de subir el pan… creo que deberían cambiar el nombre del cargo a: Ministro de Agriincultura, Alimentación transgénica y Mierda Ambiente.

Dadas las circunstancias sólo veo tres opciones posibles para soltar semejante idiotez:

  • Están completamente desinformados (fráncamente, lo dudo…)
  • Estan muuuy informados (y hay otras lechuga$ que les alimentan más)
  • O son redomadamente idiotas

Aquí cada uno que elija respuesta según su propia opinión. Nosotros lo tenemos claro. No somos dioses ni nada parecido, El monstruo de Frankenstein salió rana, o ¿que esperaban?

Los transgénicos, como hemos explicado en otros artículos, no resultan nada fiables, es más se está demostrando la poca seguridad y los problemas a largo plazo que tienen para nuestra salud y como no, para nuestro planeta. Desde luego que tampoco hará falta nombrar la contaminación cruzada y movilización forzosa que ciertas grandes corporaciones están haciendo con nuestros campos y nuestros campesinos… aquí, de la genética, la ética brilla por su ausencia.

España , y olé (porque esto merece un ole), es el mayor productor de OMG de Europa y fiel aliado de EEUU para este fin, intentando por todos los medios de convencer a Europa de sus beneficios y por supuesto de exportar transgénicos, que si no lo hacemos así corremos el riesgo de que Francia (por ejemplo) nos contamine con su trigo de cultivo tradicional, ¡y eso no puede ser!, que desfachatez, por su parte (Señores políticos, eso era un sarcasmo).

Rogamos encarecidamente desde queremosverde.com, que os informeis y os informeis bien de que es un transgénico y porque hay tanto interes en promocionarlo y sobre todo cual es su impacto medioambiental y sobre nuestra salud, por que sólo tenemos un planeta y nos tiene que durar siempre.

Ilustrísimos políticos, la vida no cabe en un bote la vida somos todos, estamos hartos de decirlo y lo repetiremos cuantas veces haga falta ¡NO QUEREMOS TRANGÉNICOS!

Vida sostenible

Un rayo de sol, uoh oh oh

25 jun , 2012  

Sabemos que tomar el sol, costumbre veraniega sin parangón, puede resultar muy malo si se hace sin la protección adecuada, y más aún si se trata de niños o pieles muy claras, pero si usamos protección ¿estamos realmente protegidos?, la respuesta del común de los mortales sería un “si” contundente, pero… aunque efectivamente esas cremas nos proporcionarán protección solar, como así indican, también nos traen consigo las  maldades de los parabenes, ftalatos y demás sustancias sintéticas, muchas de ellas declaradamente cancerígenas y que untamos concienzudamente por nuestra piel, la cual lo absorbe, asimila y acumula.

Lo cierto es que este no es el único problema que plantean este tipo de productos veraniegos, no bastando con contaminar nuestro cuerpo, lo hace también con el medio ambiente, ya que somos miles, o millones de personas, más bien, quienes embadurnados de crema nos metemos en el mar, facilitando la disolución de parte de la crema en el agua con sus pertinentes consecuencias nocivas. En definitiva, para proteger una cosa estropeamos unas cuantas más.

Si bien es cierto que la cosa no es del agrado de nuestra madre Gea, el asunto como todo o casi todo) en esta vida tiene solución. Existen, por supuesto protectores solares sin todos esos “potingues enfermizantes”, sólo debemos buscar un poquitín y por supuesto expresar nuestra negativa de compra a productos con todas esas… por que no decirlo… con todas esas mierdas, exijamos productos ecológicos y medioambientalmente sostenibles, biodegradables y éticos, de manera que todos los fabricantes antepongan una fabricación coherente y razonables a su ansia de más por menos.

Por poner un ejemplo, greenpeace, malva (a quienes podeis encontrar en nuestra red social) o cositas buenas entre otros, tienen productos que se ajustan a nuestros cánones ecologistas, pero lejos de estas marcas, os animamos a que busqueis el fabricante ético que más os guste y le compreis, para que todos estemos más sanos, nosotros y nuestro planeta.

Ecología,Economía ecológica,Ecoturismo,Movilidad sostenible,Vida sostenible

Ecología incongruente y despótica

22 jun , 2012  

Esta semana voy a dejar un poco el jurásico y me voy a centrar en dos noticias que me han llenado de indignación.

Vamos con la primera:

La Organización “Survival International” ha denunciado la Construcción de una enorme presa hidroeléctrica en Etiopía. La presa, que ha recibido el nombre de GIBE III pondrá fin al cauce natural del río Omo y destrozará las vidas de unos 200.000 indígenas, entre ellos los kwegu que llevan siglos cazando y recolectando por sus alrededores.

El río Omo es vital para la supervivencia de los habitantes de la región, ya que con la crecida de sus aguas fertiliza las orillas para que, una vez decrecido el cauce, los indígenas puedas cultivar las tierras y sobrevivir tranquilamente sin molestar a nadie.

Pero, ¡claro!, eso no es negocio para el primer mundo. Por ello, el Gobierno Etíope ha decidido arrendar grandes extensiones de terreno para destinarlo a la agricultura extensiva con el fin de producir biocombustible.

Nos cargamos la vida natural, pero lo compensamos creando biocombustible. ¡Hay que joderse! 

Expulsamos a los habitantes que por derecho propio llevan siglos en la zona y pretendemos lavar nuestra imagen creando biocombustible para el Primer Mundo.

Porque ya me dirán ustedes para que quieren los indígenas el biocombustible.

Pero lo más grave es que los pobres habitantes no saben de su suerte, porque el Gobierno de su país ya se encarga de acallar las voces de protesta.

Si esta noticia les ha indignado, esperen a la segunda que ahí va:

Una empresa de safaris ecológicos ha construido un completo turístico en las tierras pertenecientes a los bosquimanos de Bostwana.

La empresa en cuestión se autoproclama como “una organización conservacionista dedicada al ecoturismo responsable, que ayuda a la protección de la fauna y flora africanas, compartiendo los beneficios con las comunidades locales”

Pues bien, está organización “tan responsable” no contó con el permiso de los bosquimanos, auténticos dueños de las tierras, pero sí que contó con el permiso del Gobierno de Bostwana.

En su desfachatez, la organización ha prohibido a los bosquimanos el acceso a los pozos de agua que se encuentran en el complejo turístico, reservando el agua para las piscinas que han montado. Ello obliga a los bosquimanos a largas caminatas para poder abastecerse de agua.

¿Con que vergüenza se va a bañar uno mientras nos miran unos indígenas suspirando por agua para beber?

Teniendo en cuenta que uno de los accionistas del complejo es una multinacional de zapatillas deportivas, a lo mejor se les ocurre regalarles zapatillas a los bosquimanos para que se les haga más llevadera la caminata para buscar agua.

Según esta multinacional, han adquirido acciones para “contribuir a un mundo mejor para las generaciones venideras”

Se me ocurren muchos comentarios, pero creo que la mejor forma de terminar mi artículo es transmitiendo el mensaje del portavoz bosquimano:

“Nosotros, los bosquimanos, pedimos a las empresas que no compren acciones del complejo hasta que nosotros no tengamos nuestros derechos y nuestra libertad. No hay nada más doloroso que ver una piscina junto a nosotros, en el desierto, donde la gente puede nadar, mientras nosotros no tenemos nada de agua”.

Justine de La Bretonne

 

Agricultura ecológica,Ahorro energético,Alimentación ecológica,Consumo ecológico,consumo sostenible,Decrecimiento,Vida sostenible

la publicidad engaña y/o somos tontos

20 jun , 2012  

¿Lo que le pasó a Cristo en el desierto como podríamos llamarlo, tentación o publicidad?, yo creo que publicidad, y bastante engañosa, por cierto, y eso es algo bastante común en publicidad hoy en día.

Supongo que a much@s de vosotr@s os habréis percatado, por ejemplo, de que muchos productos de alimentación que se vendían como sanísimos, supersaludables o “naturales”, y que hace bien poco usaban la palabra bio como parte de su nombre ahora han dejado de usarla, han cambiado de nombre, alegando el cambio a mejoras del producto, nueva etapa o no se que cosas más… pues bien, no todo es tan fantástico como lo pintan. Antes biológico o bio, podían aplicarse de manera indiscriminada en el nombre del producto independientemente de si ese producto era tratado con químicos, era transgénico, etc…, hoy eso se ha regulado, de manera que ese término sólo pueda usarse para productos realmente ecológicos.

Igualmente, este engaño publicitario se repite constantemente, de manera que simplemente indican cualidades que no tienen a ciertos productos, y no me refiero a la capacidad de los desodorantes para atraer a ingentes cantidades de mujeres semidesnudas a nuestros brazos, me refiero sugerir ni tan siquiera propiedades curativas o medicinales a productos procesados, plagados de transgénicos o que directamente hacen lo contrario de lo que reza su eslogan; véase por ejemplo la leche, quién la vende dice que es un gran aporte de calcio para nuestro organismo, pero lo que no nos dice es que hay infinidad de estudios que aseveran lo contrario, la leche descalcifica los huesos, o lo que es lo mismo, produce osteopororis… en fin ¿de quién nos fiamos?

Las bolsas de fécula de patata, igualmente es otra “engañifa“, efectivamente son biodegradables y causas menos problemas en el medioambiente si se dejan abandonadas a su suerte, pero… ¿que pasa antes de tener esa bolsa? hace falta cultivar y procesar una gran cantidad de patatas para esas bolsas, terreno de cultivo que bien pudiera utilizarse para fines alimentarios ecológicos (¿esas patatas se cultivan de manera ecológica?), y pudiendo usar bolsas de telas recicladas que tienen infinidad de usos… Son muchas las cosas que tenemos que preguntarnos, ante cualquier producto y sobre todo ante cualquier publicidad, por que una cosa está clara: bajo un fajo de billetes a la ética le flaquean las fuerzas, así somos.

Comunidad,Decrecimiento,Economía ecológica,Vida sostenible

Moneda social, riqueza comunitaria

17 jun , 2012  

Tod@s conocemos el trueque, del que ya hemos hablado en otras ocasiones, incluso por la escuela conocemos que en muy diversas ocasiones y situaciones a lo largo de la historia, se han acuñado monedas alternativas a la moneda principal, ya sea por una guerra o por otro tipo de motivación, violenta o no. Pues bien, lo que hoy nos trae por aquí es hablaría de una idea, o mas bien una práctica, ya que de un tiempo a esta parte viene funcionando, que es la moneda social, surge como nuevo brazo de lucha frente a las monedas impuestas por los gobiernos, que claramente nos empobrecen día a día (a la actual situación económica me remito).

La moneda social, junto con bancos de tiempo, trueque, etc., de alguna manera podemos agruparlas dentro del mismo conjunto, de alternativa socioeconómica a los patrones impuestos la moneda social es una moneda “virtual”, por decirlo de algún modo, que sirve para regular una serie de trabajos o productos que en el fondo están siendo trocados, simplemente puedo ofrecer algún producto o servicio pero me interesa algo que puede ofrecerme otra persona diferente, en definitiva una cadena social de favores y una alternativa ética al poderoso caballero, Don Dinero.

Os animamos a que conozcáis este tipo de acciones, colaboréis y si fuese necesario, creéis vuestra propia moneda “de barrio”, sin lugar a dudas todos seréis ricos.

, , , , , ,

General,Vida sostenible

una “hartá” de años

15 jun , 2012  

Esta semana me ha dejado impactada un artículo que se titula:

86 MILLONES DE AÑOS

El artículo en cuestión versa sobre el descubrimiento que han hecho unos científicos en Washington sobre bacterias que sobreviven, con un metabolismo muy lento, en sedimentos bajo el fondo de los mares y que podrían tener unos 86 millones de años.

La horquilla de edad va desde mil a millones de años. Son organismos que viven a unos 30 metros de profundidad en el suelo del océano Pacífico, lejos de la luz del sol y de los nutrientes frescos.

“Las comunidades de microbios pueden subsistir en la profundidad de los sedimentos marinos sin un suministro fresco de materia orgánica durante millones de años”, afirmó el equipo, encabezado por Hans Roy, de la Universidad Aarhus, en Dinamarca.

Está claro que nuestra escala del tiempo no es la única en la vida de nuestro planeta, pero 86 millones de años me parece una barbaridad.

Estos seres tienen tal parsimonia que han adaptado su metabolismo a alimentarse con una cantidad mínima de nutrientes.

Según Roy, estos microbios no han recibido nutrientes desde la época de los dinosaurios. ¡Y tan panchos!

Pensándolo bien, deben de llevar una existencia bastante aburrida. Si no te queda ni el placer de la comida, ya me dirán ustedes para que vivir.

Como además están en el fondo marino, al que nunca llegan las noticias, no se han enterado de nada, pero NADA, de lo que ha pasado por nuestro Mundo.

Eso es vivir sin stress, ni conquistas, ni glaciaciones, ni extinciones masivas. Ellos a lo suyo, que es pasar el rato sin más.

Las revoluciones, las dictaduras y las guerras que han sucedido a lo largo de nuestro devenir histórico y prehistórico les traen totalmente al pairo.

Que quieren que les diga, para cualquier ser vivo del Planeta, vivir de esa forma debe de ser mortalmente aburrido.

No sé si los de National Geografic tendrán intención de hacer un reportaje a estos diminutos seres. Les aconsejo que les hagan una foto y listo. Lo apasionante de sus artículos es ver a los animales en su entorno natural pero interactuando. Un ser estático que apenas se alimenta ni se mueve, por aquello de mantenerse unos cuantos millones de años es un auténtico coñazo.

Justine de La Bretonne

Vida sostenible

Conducción eficiente y segura

13 jun , 2012  

Somos muchos los que nos vemos obligados a conducir a diario. Por desgracia, no todos podemos optar a un coche totalmente eléctrico, por precio, distancias a cubrir, disponibilidad…

Pero lo que sí podemos hacer es una conducción eficiente y responsable. Que no ahorre únicamente carburante. Que ahorre disgustos y situaciones peligrosas.

Comunidad,Sin categoría

¿Amor o miedo?

11 jun , 2012  

Que mejor que un mensaje positivo para comenzar un lunes, que mejor que una manifestación de buena fe y despertar para la mente y el alma. Os dejamos con este mensaje de sabiduría de mano de “La abuela Margarita”.

Hermosas pautas para entender que hacemos aquí y como debemos relacionarnos con el entorno, con los demás y con nosotros mismos, formando parte de un todo natural, libre y sobretodo siendo felices, segur@s y conscientes.

Buen lunes, buena semana y sobre todo buena vida, y cada día celebradlo como si fueseis niños y aprended de quien haya vivido. Por que como dijo Tagore: “Vivimos en el mundo, cuando lo amamos.”

Ecología

Los aires del jurásico

8 jun , 2012  

Esta semana me quiero trasladar a los tiempos pretéritos de nuestro planeta. Hace 150 millones de años, cuando los dinosaurios eran lo que solemos llamar “los putos amos”.

En aquellos tiempos, la temperatura media del planeta era de unos 18 grados más de promedio que la actual.

A este calentamiento, seguramente contribuirían varios factores que nos es difícil determinar pero, una de ellas es – asómbrense ustedes – las flatulencias de los dinosaurios. En vulgar “roman paladino”: LOS PEDOS.

Según datos de un estudio reciente, las ventosidades de los dinosaurios liberaban a la atmósfera unos 520 millones de toneladas de metano al año. Lo que sin duda contribuyó enormemente al calentamiento global.

Un equipo de científicos (los eternos aburridos) estudió las flatulencias de las vacas, seres igualmente aburridos, aunque lo son mucho más las ovejas, que además son unas remilgadas.

Pero volvamos al tema, que me voy por las ramas: estos señores, comparando el tamaño de las vacas con el de los dinosaurios, han llegado a estimar que estos últimos producían unos 500 millones de toneladas más que nuestras actuales vacas.

Las vacas, por lo menos dan leche, y posan plácidamente y muy formalitas en los valles a los que han sido asignadas, para dar a todo un aire así como más bucólico.

Un paisaje plagado de dinosaurios, atronando la atmósfera con sus flatulencias es de todo menos bucólico.

Este estudio nos lleva a curiosas reflexiones:

En primer lugar, queda claro que la agresión a nuestro entorno no es nuevo ni tenemos la “patente” de ello los seres humanos (ni siquiera en eso somos los primeros).

La diferencia es que los dinosaurios no eran conscientes y nosotros sí. Además, ellos tampoco podían hacer nada porque aún no se había inventado el Aerored.

Con unos bichos tan grandes, me imagino que cada uno de sus cuescos debería de oírse en varios kilómetros a la redonda y con una ventolera de huracán caribeño.

En caso de producirse el alivio en las aguas de los mares, seguro que se originaban tsunamis de record.

Eso sin contar la peste, que debería de durar varias semanas.

La vegetación existente no podría dar abasto para transformar los aires pestilentes en oxígeno. La situación se agravaba porque, además, era pasto del voraz apetito de la mayoría de especies de dinosaurios.

Muy vegetarianos, pero soltando gas a toda mecha. Eso sí, se quedarían muy a gusto.

Imagino que la capa de ozono debería de tener unos agujeros del tamaño de la actual Australia.

Imagino también que el resto de especies se pasarían todo el día rogando al cielo para que se produjese una extinción masiva de esos seres tan grandotes y maleducados, que no dejaban respirar a nadie un poco de aire puro.

Y vaya si el cielo les respondió. Les cayó un meteorito que los dejó a casi todos fritos. Y al que lo dejo a medias, se acabó de cocinar en la pestilente atmósfera formada a partes iguales por las altas temperaturas consecuencia del impacto y sus propias ventosidades.

¿Quién dijo que un meteorito acabó con los dinosaurios? Si nos vamos al origen real, los dinosaurios se extinguieron POR PEDORROS.

Justine de La Bretonne