Agricultura ecológica

La permacultura interior

5 jun , 2013  

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Hace muy buen día, y la naturaleza, como cada día, nos sonríe llena de color y alegría. Y mira que nos empeñamos en maltratarla…

Creemos que ya va siendo hora de devolverle esa alegría y esa vida, pero…

¿cómo podemos hacerlo?

Hay varios caminos, o más bien uno con varias opciones que nos conduce al mismo punto. Según la distancia con la que lo miremos. Por decirlo de alguna forma, todos los caminos conducen a Roma, y quien dice Roma, dice la salud del planeta.

Y si nos salimos de ese camino, como parece que estamos haciendo ahora, podemos precipitarnos por un barranco.

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa
Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

El camino es el respeto.

Empezando por respetarnos a nosotros mismos.

Que somos parte del planeta y por ello hemos de comprender que todo lo que hagamos y como actuemos, de una u otra forma va a terminar influyéndonos en mayor o menor grado.

Esto quiere decir que todo funciona de manera holística, todo forma parte de un todo mayor, todo queda en el planeta y por lo tanto, todo afecta a todo… Esto es de alguna manera también permacultura.

Permacultura no es sólo cultivar la tierra siendo respetuosos. No.

Permacultura es también cultivar en cada persona nuestros conocimientos, nuestra cultura, nuestro bienhacer.

Permacultura es hacer que todo funcione como debe, trabajando desde dentro de nosotros mismos y que ese sea el abono que alimente todo, que nos sintamos partícipes, parte de un todo que no puede funcionar sin nosotros ni nosotros sin él.

Feliz día a todos y permaculturizaros el corazón.

, , , ,

Agricultura ecológica

Semilleros, reciclaje y compostaje, todo en uno.

14 may , 2012  

Para quien tenga su pequeña huerta vamos a contar un pequeño método para la fabricación de semilleros que es muy interesante, simple barato y que evita la molestia que supone los transplantes para las raices. Vamos a fabricar nuestros propios semilleros con papel de periódico, o como diría Bill Mollison, vamos a “Convertir las malas noticias en buenas noticias”:

Necesitamos:

  • Papel de periódico
  • 1 tubo de cartón de esos de papel higíenico o similar
  • Algo para aplanar el papel (mango de un martillo, mazo de un mortero…)
  • Cinta de carrocero (opcional)
  • Compost, mantillos, turba…

Separamos una de las hojas dobles del periódico, la cortamos por el pliegue y cada una de estas partes la doblamos a la mitad.

Esto lo enrollamos alrededor del tubo, alineado este al borde plegado del papel.

Colocamos el sobrante hacia arriba, y lo remetemos dentro del tubo.

Giramos el tubo y con la ayuda del mazo (o similar) aplanamos el papel que hemos introducido en el tubo aplanándolo contra la mesa.

Ahora, opcionalmente podemos sujetar con un pequeño trozo de cinta de carrocero la parte superior del semillero para que no se abra tanto, aunque no es necesario, ayudará a que tenga algo más de estabilidad.

Sacamos el tubo del semillero y ¡listo!

Ya tenemos semillero, ahora cuando la planta tenga un tamaño apropiado para transplantarla, la transplantaremos con semillero incluido, así la raiz sufrira menos y el periódico se compostará y servirá de alimento a la planta.

Para regarlos sólo debemos colocarlos en una bandeja y echar algo de agua en la bandeja para que se riegue por capilaridad.

Agricultura ecológica

iHuerting la aplicación para gestionar tu huerto urbano desde tu móvil

30 mar , 2012  

Este viernes debido a una gripe traicionera Justine no ha podido acudir a nuestra cita semanal.

Sin embargo, tenemos la visita de los buenos amigos de iHuerting, una aplicación que nos servirá para cuidar de nuestro huerto urbano.

Para entrar más en detalle, os dejamos con la  explicación que ellos mismos dan de su proyecto.

Descripción General

iHuerting es una aplicación móvil que ayuda al usuario a cuidar su huerto urbano de una forma fácil y entretenida.

logo-ihuerting

iHuerting es una aplicación móvil que ayuda al usuario a cuidar su huerto urbano de una forma fácil y entretenida.

Para ello hemos invertido intensamente en el diseño de la aplicación y la experiencia de usuario, como así también en “digitalizar” las labores a realizar en un huerto urbano, para recordar a usuario sobre las tareas efectuar.

El usuario debe seleccionar en la base de datos en la aplicación qué plantas tiene en su huerto, y basándose en la información del sistema, iHuerting le recordará cuando regar, fertilizar y aplicar tratamientos de prevención de plagas en cada una de sus plantas, de forma individual.

También se ha desarrollado un mecanismo que ayuda al usuario a identificar las posibles plagas que pueden estar afectando a sus plantas, a través del ingreso de síntomas visuales, y sugerir remedios orgánicos, en la medida de lo posible.

Otra característica importante de la aplicación es la capacidad de compartir vía las redes sociales ya conocidas (Facebook, Twitter) y nuestra comunidad iHuerting las experiencias de huerto urbano de nuestros usuarios, desde simple envío de fotos y comentarios de las plantas del huerto hasta la integración de un foro de consultas y consejos y otro de recetas de cocina donde los “iHortelanos” pueden compartir e intercambiar experiencias.

Además, para facilitar el cuidado y “la vida” de nuestros usuarios hemos integrado una tienda online con productos orgánicos de primer nivel para vender productos agrícolas/jardinería y facilitar al usuario el cuidado y mantenimiento de su huerto desde la misma aplicación.

iHuerting está disponible en el app store: http://bit.ly/ymyePO

La pagina de Facebook: http://www.facebook.com/pages/iHuerting-App-Tu-huerto-urbano-Fácil/199089166780787

iHuerting está optimizada para iOS 4 o superior para aprovechar el mecanismo de multitarea y de esta forma poder trabajar en modo “silencioso”


Tu huerto urbano. Fácil.

Tener un huerto en casa ahora es mas fácil que nunca!

iHuerting es la aplicación te ayudará a cuidar de tu huerto de una forma intuitiva, sencilla e divertida.

Te recordará cuando regar, fertilizar y prevenir plagas en tus plantas, cultivando y disfrutando de tus productos de una forma natural y orgánica.

iHuerting también te ayudará a resolver los problemas que puedas tener con las plagas y enfermedades que puedan aparecer en tus plantas. Con una fácil guía que te ayudará a identificar los posibles problemas y recomendará soluciones orgánicas que no comprometerán ni tu salud ni la de los que disfruten contigo de los productos de tu huerto.

 

iHuerting es social

Comparte tu huerto urbano con tus amigos, por email, directamente en tus redes sociales, envía fotos y comentarios con sólo un toque en tu pantalla.

Participa gratuitamente en nuestra comunidad iHuerting, donde podrás encontrar consejos, recetas y mostrar tu experiencia iHuerting, como tu huerto crece día a día y como lo disfrutas con tus recetas. Desde tu móvil o directamente en nuestra página. Fácil.

queremos-verde-ihuerting-pantallas

Pantallas de la aplicación iHuerting

, , , , , , , , , , , , , ,

Agricultura ecológica

La naturaleza te lo dice con flores

12 mar , 2012  

El ser humano siempre ha tendido a exigir a la tierra en lugar de recoger y agradecerle lo que esta le ofrece. La agricultura intensiva de hoy día es tan severa que el planeta no tiene forma de recuperarse entre agresión y agresión, el suelo se agota hasta la extenuación. Hace años, no era mucho mejor el sistema utilizado, se araba la tierra y se le exigía la cosecha a la tierra, la diferencia radica en que no es lo mismo arar con 2 caballos alimentados de paja que hacerlo con 145 caballos ávidos de combustible fósil, la cifra casi da miedo, y como es lógico, la naturaleza no “corre” tanto como nuestro afán destructivo.

Sin embargo, nuestra obsesión ególatra no nos deja ver las herramientas que la naturaleza ha puesto a nuestra disposición, y a veces parece que hagamos como los niños, cerrar los ojos con fuerza, taparnos los oidos y empezar a repetir en voz alta: -nanananananana- para no oir lo que la naturaleza nos quiere enseñar.

Estamos entrando en primavera (en este hemisferio), y ya se va notando como “despierta” todo después del letargo invernal, es momento del frenético renacer de muchas plantas y las flores adornan cada rincón con su -¡Mira que guapa soy!, pero detrás de esa belleza hay mucho más.

Las flores no son sólo meros lucimientos de la naturaleza para alagarnos como si fuésemos reyes, son parte de las herramientas naturales que existen para atraer o repeler insectos, son el preludio de frutos y semillas, y el indicador en muchos casos de la calidad del suelo y la correcta asociación de plantas.

Las flores, al igual que otras muchas plantas atraen insectos útiles o repelen los que no lo son, algunas nos sirven de alimento, medicina, evitan nemátodos, y otra gran diversidad de problemas y plagas… Algo que la experiencia me ha enseñado es que cada huerta y jardín debe contar con ciertas flores como fijas, flores tales como las capuchinas, los tajetes, las caléndulas, la borraja, la manzanilla… la lista es muy larga y depende de la zona y las necesidades y gustos de cada uno, pero la cosa está clara, pon flores en tu vida, pero flor sembrada, no cortada.

Agricultura ecológica

Preparados para el buen tiempo

7 mar , 2012  

Ya está cambiando el tiempo, comienza el calorcito y los campos empiezan a despertar sus flores, pero este año, especialmente corto de lluvias, al menos en mi zona, pinta un futuro verano seco y probablemente muy duro para la huerta, con este panorama se me plantea una cuestión necesaria en este caso, ¿cómo puedo gestionar el uso del agua para un mayor aprovechamiento?

La respuesta pasa primero por ver si hemos podido recoger agua de lluvia, por escasa que sea, durante este invierno, y después darle al “coco” y buscar por internet, libros, amigos, etc, para buscar sistemas que combinados nos ayuden a ajustar nuestro consumo de agua en la huerta.

Una pauta fundamental es un básico en permacultura, cubrir toda la superficie de cultivo (Exceptuando las plantas que nos interesen, como es lógico) con restos vegetales, una capa de al menos 4 dedos de grueso, que no sólo se irá compostando con todos los beneficios que eso supone, sino que también evitará en gran medida la evaporación del agua y regulara la temperatura, de manera que el día a pleno sol será más llevadero para nuestras plantas.

Todo esto puede combinarse con diferentes sistemas caseros (en muchos casos no hace falta gastarse un euro) para aumentar esa humedad o mantenerla sin un consumo exagerado de agua, otro método es enterrar vasijas, botijos o similares (sin esmaltar) dejando la abertura accesible para su llenado, este sistema nos ayudará a mantener la humedad mediante transpiración, sólo tenemos que cerrar la boca del recimiente para que no evapore y rellenar de vez en cuando.

Podemos también enterrar o no un recipiente con agua donde meteremos viejas sábanas que humedeceremos bien y que colocaremos desde el interior del recipiente (sumergidas) hasta cierta distancia de la huerta, entre la cobertura vegetal y el suelo, de esta manera la humedad del recipiente ira recorriendo la tela hasta la tierra. Ni que decir tiene que ese recipiente lo debemos cubrir con una tablilla o similar para evitar el exceso de evaporación del propio recipiente.

Podemos también hacer sistemas caseros de riego por goteo reciclando botellas plásticas de bebida:

Método 1: Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. Llenamos la botella y desenroscamos el tapón ajustando el goteo a nuestro gusto.

Método 2:  Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. Hacemos un agujero pequeñito en el tapón, metemos una canica en la tapa y colocamos un trocito de tela en el tapón de manera que quede sujeto en la rosca y sujete a su vez a la canica contra el tapón, esto generará un goteo continuo.

Método 3:  Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. En la tapa de la botella pinchamos un “pitorro” de goteo de esos de las mangueras de goteo comunes y hacemos un agujerito en el culo de la botella.

En fin, aquí os facilitamos algunos sistemas para controlar el uso del agua en vuestra huerta familiar, pero por supuesto cada uno puede inventarse y perfeccionar el sistema que mejor se adapte a sus necesidades.

Agricultura ecológica

Patatas al cartón

29 feb , 2012  

Patata con brotes. Fuente imagen Wikipedia - por Eugene Zelenko

¿Que tienen que ver los cartones y las patatas…?

Pues afortunadamente nada que ver con nueva gastronomía ni nada similar, pues no me imagino un plato de “confit de patata con espuma de cartón corrugado”. Bromas a parte, esa combinación cartón-patata es una magnífica manera de comenzar un huerto familiar
en cualquier lugar.

Me explico para quienes no conozcan ni se expliquen que tiene que ver el cartón con el cultivo de la patata, según la permacultura, una de las labores que debemos hacer es regenerar la cobertura del suelo para recuperar el propio suelo, ya que el suelo, de manera natural, como vemos en cualquier zona boscosa, está cubierto por una capa más o menos gruesa de restos vegetales en diferentes estratos.

Tu-huerto-ecológico-en-casa---Mariano-Bueno

Tu-huerto-ecológico-en-casa—Mariano-Bueno

 

 

 

Estos restos, provenientes de las hojas principalmente de árboles caducos, aportan al suelo humedad y evitan en gran medida la evaporación, creando así una atmósfera especial para todo tipo de “bichitos” beneficiosos como son por ejemplo las lombrices, que devoran los restos vegetales en descomposición y respetan todo aquello que tenga o pueda tener vida (plantas, semillas…)

De esta mezcla surgen una serie de lixiviados y materias transformadas en el mejor de los alimentos para nuestras plantas sin contar con que además el suelo se ve continuamente aireado por los insectos que ávidamente buscan su sustento.

Patatas plantadas en cartón en una huerta

Patatas plantadas en cartón en una huerta

¿Dónde está la gracia entonces?

Lo que haremos con los cartones (siembre cartón marrón, jamás blanqueado o con muchas tintas) es cubrir el suelo, sin arar la tierra y sin desherbar.

Esos cartones cubrirlos con restos de poda, hojas de árboles, serrín, hierba cortada, paja, restos vegetales crudos de la cocina, etc…

El cartón reforzará ese comienzo de compost y nos protegerá las patatas que crecerán entre el cartón y el suelo, a su vez, el cartón se compostará y desaparecerá, aportando compost al suelo y ayudando a compostar también las plantas que queden debajo de él.

Abróchate con botones ecológicos Hoy vamos a dedicar al artículo a un pequeño objeto que nos hace la vida más fácil, y…

Posted by queremosverde.com on Saturday, 2 May 2015

¿Pero cómo las sembramos?

Parecido a como se ha hecho siempre:

  1. Cortamos un trozo de patata que contenga un brote por pequeño que sea.
  2. Después hacemos un corte en uve en el cartón, y levantando esa pestaña de cartón introducimos la patata, apoyando la parte cortada en el suelo y el brote hacia arriba y volvemos a cerrar la pestaña.
  3. A continuación cubrimos con los restos vegetales.
  4. Echamos un poco de agua para asentarlo todo y nos olvidamos hasta que tengamos que recoger las patatas, que saldrán sin necesidad de remover la tierra.

Además las patatas regeneran muchas de las sustancias que la tierra vieja y desnuda haya podido perder con el tiempo por un uso inadecuado de la misma, en definitiva, comeremos patatas, reciclaremos cartón, regeneraremos el suelo, ahorraremos agua y nos ahorraremos el dolor de espalda que supone el uso de la azada.

Fuente imagen cabecera: http://es.wikipedia.org/ Foto hecha por: EugeneZelenko

, , , , , , , ,

Agricultura ecológica

¡Puagh! ¡Una lombriz!

16 nov , 2011  

Seguro que muchos reaccionamos así al ver a alguno de estos importantísimos bichos, de la misma manera que ellos pueden pensar -¡Puagh, que asco, un humano!.

Pero lejos de esa relación tan “especial” hemos de decir que son un pilar fundamental en la salud de nuestro planeta. Por decirlo de alguna manera, las lombrices son unas de las encargadas más importantes de convertir deshechos en el mejor alimento para la flora del planeta.

Un suelo lleno de lombrices es un suelo sano, y tanto es así que si sembramos en una tierra donde no haya lombrices, será difícil cultivar nada de forma óptima y a veces imposible.

Nos encontraremos en la mayor parte de los casos con un suelo estéril o abocado a la esterilidad más absoluta. Evidentemente la tierra, por mucho que le cueste es capaz de recuperarse de casi cualquier “burrada” que el ser humano pueda haberle hecho (no siendo esa justificación para contaminar a nuestras anchas).

Las lombrices de tierra son pieza clave en esa labor, poco a poco, por si solas irán apareciendo y trabajando el suelo, perforándolo, oxigenándolo, alimentándolo y reparándolo sin la agresividad del arado, que “destripa” la tierra y deja a merced de todo tipo de animales, todos los insectos necesarios para alimentar el suelo.

Las lombrices conocen bien su labor, y me consta que se esmeran en su quehacer, devoran toda la materia respetando vegetal inerte y acomodan las semillas para que crezcan de la mejor manera (al contrario que muchas empresas empecinadas en lo contrario). De hecho, es un placer ver como dentro de un vermicompostador todo aquel resto vegetal que se eche se acaba por transformar en compost y como, entre el compost, brotan y crecen todas las semillas que hayan podido caer, dispuestas a ser trasladadas a la huerta.

Ni que decir tiene que todos los “potingues” químicos de cualquier clase que se viertan sobre el suelo (directa o indirectamente), pueden diezmar a las lombrices, en definitiva, arrojar piedras contra nuestro propio tejado.

Demostrados y comprobados quedan los beneficios de su trabajo, tanto el compost como el lixiviado, este último comparable para las plantas con la poción mágica de Panorámix.

Pero… ¿cómo podemos obtener todo ese beneficio?

Simplemente atrayéndolas de la misma manera que haría la naturaleza, podemos seguir la pautas que indica la permacultura o montar vuestro propio vermicompostador, total, hay quién tiene perro, hay quien tiene gato y hay quién tiene lombrices.

, , , , , ,

Agricultura ecológica,Consumo ecológico

¿Te apetece un té ecológico?

2 nov , 2011  

¿Qué tienen en común un inglés, un japonés y un árabe?

No se trata de un chiste, que podría parecerlo por el inicio.

Si lo vemos detenidamente, pueden ser muchas cosas, pero a lo que nos estamos refiriendo es al .

Aunque cada una consume un tipo de diferente y le da un toque diferente.  Pero en todas ocupa una posición importante. La hora del inglesa o la ceremonia del japonesa son pilares fundamentales de sus respectivas tradiciones.

En lo que toca a queremosverde.com, nos interesa el té verde, pero más que la variedad, el ecológico.

Fuente imagen: http://www.flickr.com/photos/agirlwithtea/

Dentro de las variedades de té que existen, hay muchas que podemos elegir con la certificación orgánica. Con lo que podemos disfrutar del sabor característico de cada una de ellas.

A  las propiedades beneficiosas que posee el como ayudarnos a adelgazar, mantener a raya el colesterol o aportarnos antioxidantes… hay que sumarle los usos que podemos darle. Desde mojar unas gasas y usarlo para aliviar quemaduras solares hasta hacernos nuestra propia crema adelgazante.

Y por supuesto, los beneficios que nos proporciona el consumir un producto ecológico que ha sido cultivo sin ningún tipo de abonos químicos ni pesticidas.

Y para prepararlo, tenemos también todo un universo de accesorios ecológicos para que nuestro té sea ecológico 100%.

Desde teteras  que optimizan la energía para gasta lo imprescindible al calentar el agua. Vasos ecológicos  y hasta el edulcorante, que podemos recurrir a la stevia cientos de veces más dulce que el azúcar y que además no aporta ni una sola caloría.

Como podemos verde, el té ecológico puede ser más ecológico aún si tenemos en cuenta todo lo que le rodea y utilizamos para prepararlo.

¿Y a ti? ¿Cómo te gusta el ? ¿Lo utilizas para algún remedio casero?

, , , ,

Agricultura ecológica,Consumo ecológico

¿Por qué no empezamos a escribir el cuento en verde?

16 sep , 2011  

En los últimos artículos habéis podido comprobar que hemos hecho referencia al hecho de poder fortalecer y plantar cara a las crisis y factores externos que amenazan a las diferentes economías y países, y que, en último termino, terminamos afectados siempre los mismo, los que no disponemos de grandes fortunas para afrontar las continuas subidas del coste de la vida, y sobre todo, el poder ejercer los derechos más básicos de la alimentación y el tener un techo bajo el que dormir.

Este sistema está basado en un juego de suma cero, en el que uno gana a costa de lo que el otro pierde, y no sólo eso, si no que cada vez está más polarizado, creando cada día más distancia entre los que más tienen y los que cada vez que tienen menos. En contraposición a esta forma de entender el juego social y económico, tenemos un modelo de colaboración, en el que ambas partes colaboran para ganar y para salir beneficiadas, no para aprovecharse una de la otra, que ya sabemos quién es la que siempre sale perjudicada.

Por ello, hacemos hincapié en fomentar y difundir el consumo ecológico, de forma que utilizando sus propia cancha de juego y sus reglas, ocupar una parte del tablero, en la que obviamente no todo va a ser perfecto y un camino de rosas, pero sí una zona responsable y sostenible, preocupada por hacer perdurar este hábito de consumo y las conductas económicas sostenibles y ecológicas.

Los productores ecológicas y las empresas comprometidas con estos valores y que han descubierto este campo verde, en paralelismo al océano azul como se dice en la literatura económica y empresarial, poco a poco van ganando más peso en la economía, siendo de los pocos sectores que han crecido en plena crisis, y estando aún los porcentajes de consumo ecológico respecto al consumo total diez veces menos que por ejemplo Alemania y otros países europeos. A continuación, os dejamos con el documental “Cuéntame otro mundo”, en el que a través de varios ejemplos de empresas, agricultores y personas comprometidas comparten el día al vivir de esta forma eco-lógica.

Cuéntame otro mundo from AraInfo on Vimeo.

,

Agricultura ecológica

De solar municipal a huerta urbana

6 sep , 2011  

Poco a poco vamos comprobando que van surgiendo nuevos grupos de consumo ético y ecológico, los sistemas de fucionamiento pueden ser diversos, pero la finalidad es la misma, obtener un mundo mucho mejor, huyendo del mundo enfermo y decadente en el que nos hemos visto envueltos, todos esos grupos sienten la necesidad de “curar el mundo”, y si nos organizamos resulta mucho más sencillo, la unión hace la fuerza, ¿no?…

Dentro de los sistemas de funcionamiento de estos grupos, hay quienes hacen compras conjuntas a productores locales, o incluso existen grupos en los que entre sus filas cuentas con productores. Hay grupos que se organizan para sembrar sus propios alimentos… y estos últimos son los que nos atañen en el artículo de hoy… pensamos que es una muy buena idea, juntarse y sembrar nuestros propios alimentos, pero ¿qué sucede si no tenemos sitio donde hacerlo?…

Puede ser complicado, pero hay ayuntamientos que concienciados igual que sus vecinos ofrecen terrenos desaprovechados para huertas urbanas ecológicas, come es el caso, por ejemplo, de Güeñes, entre otros tantos municipios. Pero si estas propuestas no surgen del propio gobierno de nuestra ciudad podemos “echarle cara” y plantearle la cuestión, solicitando algún terreno con las características adecuadas para crear una huerta urbana, ya que son muchos los terrenos en desuso que suelen tener los ayuntamientos y que pueden reutilizarse para fines comunitarios mucho más apropiados.

Las huertas urbanas pueden organizarse o bien por parcelas gestionadas por familias, o bien de manera comunitaria, sirviéndose de un horario de trabajos y responsabilidades en la huerta urbana.

Dentro de la huertas urbanas, además, pueden llevarse a cabo muchas otras actividades, como por ejemplo, cursos de concienciación ecologista, agricultura ecológica, permacultura, para escuelas y vecinos, trueque, cursos de reciclaje, mercadillos, comidas comunitarias, etc…

En definitiva, organicémonos, y solicitemos esos terrenos abandonados para darles vida y gestionar nuestros propios alimentos, dando ejemplo de lo que puede llegar a hacerse con ganas y conciencia ecologista y como hemos dicho muchas otras veces, sembremos donde podamos y devolvámosle a la naturaleza su verde esplendor.

, , , , ,