Ecología,General,Vida sostenible

Mareando Delfines

11 may , 2012  

Estimados amigos, esta semana me he llevado un enorme disgusto y mi indignación alcanza cotas enciclopédicas.

Les cuento:

Resulta que una ONG Peruana ha confirmado que el 100% de los delfines aparecidos muertos en sus costas murieron por un síndrome de descompresión e impacto acústico, producido por las ondas sonoras generadas por embarcaciones petroleras.

Al analizar estos cadáveres se han encontrado con oídos rotos, hemorragias y burbujas de gas en sus órganos vitales.

¡Pobres seres! Acabar de esta manera y totalmente indefensos ante nuestra desfachatez y prepotencia.

El delfín es, junto con el homínido, el ser más inteligente de la naturaleza. O al menos es lo que decimos los seres humanos. Habría que preguntarles a los delfines su opinión.

Muchas culturas pretéritas (Griegos, Celtas, Romanos,..) lo veneraban como a un dios. El delfín siempre nos ha acompañado en nuestras epopeyas a través de los mares. Divisar delfines en medio de la inmensidad de los océanos era, y es, muy reconfortante para el ser humano. Son animales que transmiten seguridad, amabilidad y tranquilidad.

A mí, particularmente, me parecen unos seres increíbles por su inteligencia, su dinamismo, su alegría. Creo que acabaron por error en un planeta, dominado por el ser humano, y que definitivamente no les merece. O a lo mejor es el planeta el que no se merece al ser humano.

Son numerosas las historias sobre delfines que han ayudado a sobrevivir a náufragos o a protegerles de depredadores como el tiburón. No sé si lo harán por instinto pero, de lo que no cabe duda es que siempre lo hacen forma desinteresada. Y ¿No es acaso claro síntoma de inteligencia superior la ayuda desinteresada?

¿Y como se lo agradecemos nosotros?

Pues contaminando acústicamente su entorno en aras de un progreso que, francamente, me parece cada día más abocado a la total aniquilación de la vida en la tierra.

Somos conscientes de que para muchos animales marinos la acústica es vital para su supervivencia pero, desafortunadamente nos trae al pairo (hablando de mares, aprovechemos para usar símiles marineros).

Los delfines se desplazan por los mares del planeta siguiendo rutas grabadas durante milenios en sus menorías atávicas. Nosotros también llevamos milenios desplazándonos por rutas marinas pero, sólo unos pocos decenios atronando con nuestros petroleros el entorno marino y desorientando animales acuáticos a diestro y siniestro, lo que les lleva, irremisiblemente, a la muerte.

Si ya no nos mueve el respeto al resto de seres vivos (estarán conmigo que esto ya es una realidad), podríamos preservar estas especies para aprender de sus hábitos en provecho nuestro. Alguna razón habrá para seguir una ruta en vez de otra, o para migrar en una época o en otra.

Pero, claro, eso sería un insulto a nuestra soberbia de “reyes de la creación”. Todo lo que no sean cálculos matemáticos, análisis y estadísticas no nos vale. Seguimos en nuestra infinita ignorancia, sin comprender que el mayor y mejor libro de aprendizaje es la naturaleza.

Lo más triste es que, para sobrevivir,  los únicos sitios que les van a quedar a los delfines serán los delfinarios, donde les enseñamos a pegar saltos y hacer piruetas para nuestro solaz y divertimento.

No puedo evitar preguntarme ¿Qué pensaran los delfines de nosotros? ¿Qué opinión de nosotros se les acabará grabando en la memoria?

Lo más probable es que acaben pensando (si no lo hacen ya) que somos un atajo de gilipollas integrales que estamos jodiéndolo todo por jugar a ser los “number one” del planeta.

Justine de La Bretonne

Ecología

El planeta de las medusas

4 may , 2012  

Estimados amigos, me van a permitir que el artículo de esta semana se lo dedique a mi amigo Javier Riaza, para desearle suerte si decide emprender la idea revolucionaria que me contó.

Vamos a ello….

¡Sí señores! Corremos ese peligro gracias al calentamiento global: convertirnos en el planeta de las medusas.

Muchos de nosotros llevamos ya algunos años notando el incremento de estos asquerosos animales (lo siento, pero me dan mucho repelús) en las playas de los litorales mediterráneos. Está claro que el calentamiento global afecta a la gran mayoría de seres vivos pero, existen ciertas especies que se benefician de estos trastornos climáticos. Me imagino a las medusas mirándonos desde la orilla, así en plan chulo: “Por mucho que os lo propongáis, a nosotras no nos vas a exterminar”.

A los simples mortales nos ha bastado pasar algunos días en la costa para percatarnos de este crecimiento desmesurado de la población “medusera”.

Están invadiendo los litorales de una forma alarmante, diría yo.

medusas

Fuente imagen: http://kerchak.com/medio-ambiente/proliferacion-de-medusas/

No obstante, si estas alteraciones no están contrastadas por sesudos científicos (ya saben, los que se aburren), la cosa no tienen visos de tomarse en serio. Da igual que se saquen medusas a palazos del agua; si no hay estadísticas contrastadas, no hay que alarmarse.

Y ahí tenemos a una treintena de climatólogos, biólogos, oceanógrafos, aficionados a estos asquerosos animales (lo siento, soy así de clara), y hasta economistas de diferentes partes de nuestro planeta, analizando el comportamiento de las medusas.

¡Manda huevos, que no tengan otra cosa más interesante en la que perder el tiempo!

Según estos señores la cosa no es para tanto. Estas alertas no se fundamentan en evidencias físicas ni en estudios científicos.

Y digo yo, ¿Qué mayor evidencia física que no poder meter un pie en el agua de la orilla, porque está plagada de figuras gelatinosas que cada año son, a ojos vista, más numerosas?

¿Acaso no son pruebas físicas y dolorosísimas las, cada vez más comunes, picaduras de estos seres?

Que les pregunten a los pescadores los inconvenientes, físicos y tangibles, que les causan las medusas que taponan sus redes.

Estos animales son capaces, incluso, de dañar infraestructuras de centrales eléctricas, con los consiguientes perjuicios para los sectores pesquero y turístico.

¡Pues va a ser que no! ¡Que estamos equivocados!

Y esto lo basan los seres aburridos (científicos) en una nueva base de datos, alimentada desde 1970, que consta de 500.000 puntos de datos sobre las poblaciones de medusas.

Todo esto para analizar donde crece y donde decrece la población de medusas. ¡Que cuajo tienen!

Medusa-acquario_di_Genova

Fuente imagen: http://www.planetasapiens.com/?tag=animales

Y, mientras tanto, las medusas a lo suyo, que es invadir cualquier litoral, molestando a los lugareños, a los turistas y a todo bicho viviente que se atreva a meterse en el agua.

Si hemos acabado con sus depredadores, pues ellas a medrar sin problema.

Se las ve navegando incluso más huecas. Así como pagadas de sí mismas. Henchidas de chulería y desdén.

Pero, amigos míos, no todo es de color de rosa para estos seres. ¡Ja!

Resulta, por increíble y asqueroso que parezca, que para la población china este animal es un auténtico manjar. ¡Hasta existen criaderos!

¡Dios mío! ¡Qué asco! No me quiero imaginar cómo lo prepararan…. ¿A la plancha con alioli? ¿Rebozadas a la romana?

Señores, les dejo con mis reflexiones de esta semana, porque realmente se me está poniendo mal cuerpo.

Creo que lo solucionaré pidiendo que me para preparen un suculento, tierno y muy ecológico chuletón de Ávila a la parrilla, regado con ese néctar de dioses que se produce en la Ribera del Duero.

Con mis respetos, desde luego, a los vegetarianos.

Justine de la Bretonne

, , , , , ,

Ecología,Ecoturismo,Vida sostenible

Eco safaris

27 abr , 2012  

Esta semana me gustaría trasmitirles mis impresiones sobre una práctica nueva y, en teoría, respetuosa con el  resto de seres vivos de nuestro planeta: el Eco Safari.

No cabe duda que hemos evolucionado desde que encerrábamos a los animales salvajes en jaulas donde apenas podían moverse, rodeados de barrotes de metal y suelos de cemento; elementos que para nada forman parte del entorno natural de ningún ser vivo.

¡Pero los humanos somos así! Con tal de satisfacer nuestra curiosidad, nos importa un bledo meter a un ser vivo habituado a recorrer grandes extensiones de bosques,  como es el caso del oso pardo, en un espacio de 4 x 4 metros, sin un ápice de vegetación y expuesto a las miradas de todo el mundo. Sin intimidad ni para comerse las pulgas tranquilamente.

Lo más indignante del caso es que por un lado nos fascinaba ver animales con enormes colmillos, garras como cuchillas y pelajes a cual más exótico (la naturaleza es inmensa en creatividad y diversidad); y por otro lado nos extrañaba el comportamiento alienado de lo que llamábamos “fieras”.

Prueben ustedes a pasarse la vida recorriendo un cuartucho de las dimensiones de estas jaulas, expuestos a todas las miradas y recibiendo mofas, cascaras de cacahuete o mondas de mandarina. ¡Es para acabar agilipollado del todo!

Todo eso ya cambió, afortunadamente. Ahora se lleva lo ecológico, el respeto por la naturaleza y la preservación de la flora y fauna autóctonas.

Para ello, hemos cambiado las antiguas visitas al zoo por visitas guiadas a selvas, sabanas, desiertos, etc.… para ver a los animales en su entorno natural. Les observamos desde una distancia prudencial y ellos a su bola, cazando, procreando, tumbándose al sol,…

Seguimos siendo los mayores cotillas de este planeta pero, eso sí, manteniendo a salvo nuestra conciencia.

El problema viene ahora porque según recientes estudios de expertos biólogos (ya saben, los que por aburrimiento se dedican a cuestionar y echar por tierra cualquier iniciativa divertida), resulta que esta práctica es tremendamente desagradable para los animales salvajes y, en especial, para los primates. Curiosamente nuestros más cercanos parientes.

Parece ser que muchos gorilas sufren de stress al ver invadido su territorio. De hecho, muchos no aceptan la comida que los humanos les tiran. La verdad es que no me extraña. Me imagino a una mama gorila advirtiendo a su pequeño:

“No cojas ni comas nada que te den esos animalitos tan raros que llevan encima trapos de colorines. Ellos comen cosas muy raras y podrías acabar pochito”

Y el pequeño primate que, como todos los animales salvajes, es muy educadito, hace caso a su mamá y si  algún humano le tira algo huye despavorido

Los biólogos aburridos han descubierto que los animales se sienten muy incómodos con nuestra presencia. Son observados en cada actividad que realizan y eso, si no eres por naturaleza exhibicionista, se lleva muy mal.

La vida salvaje está muy bien orquestada, pero es muy cansado hacer cada día la misma función cada vez que aparece un jeep de excursionistas.

Tomemos el caso de las gacelas Thompson:

Como todos los animales, son muy disciplinadas y saben que tienen que pastar en grupo, así como con un aire despreocupado, para echar a correr a toda velocidad y en todas las direcciones cuando aparece un felino con clara intención de convertir a alguna de ellas en su cena.

Ellas corren y corren hasta llegar a cualquier arboleda y, golpeando con la pezuña, gritar “Por mí y por todas mis compañeras”.

Pero eso en la selva no vale.

Tampoco vale que el León (o el guepardo o el leopardo) ese día se sientan cansados y sin ganas de correr.

¡Te fastidias y te haces los 100 metros sabana a 115 km hora! ¡Vago, más que vago!

¿Cómo, si no,  podrían los de Nacional Geografic hacer esos reportajes tan bonitos?

Así pasa con todos los animales, se mueven por la sabana en una coreografía ordenada y vistosa: las cebras entremezcladas en los rebaños de ñus y cruzando juntos el río cuando deben, es decir, cuando los cocodrilos están listos para engancharles; los grandes felinos tumbados a la sombra de cualquier árbol; las jirafas paseando majestuosas a contraluz del sol,… ¡Y mucho ojito con salirse del camino! Sería una lástima estropear el encuadre de una fotografía.

Pero claro, estar siempre a punto estresa mucho a los animales salvajes, aunque a nosotros nos haga felices. ¡Pobres ilusos! ¡Maldita plaga planetaria!

¿Con qué derecho nos atrevemos a invadir cualquier espacio virgen y natural?

Da igual la pátina de ecología con que barnicemos nuestra curiosidad. De una forma o de otra, no paramos de dar por culo al resto de especies.

Justine de la Bretonne

, , , , , , , , , ,

Agricultura ecológica,Ecología,salud,Vida sostenible

Plantas, ¡gracias!

25 abr , 2012  

De tod@s es sabido que las plantas purifican el aire, y que además tienen infinidad de funciones para infinidad de problemas, pero no siempre es necesario convertir las plantas en algún producto elaborado para que hagan su función, en muchos casos simplemente con cuidarlas y tenerlas cerca ya pueden aportarnos infinidad de beneficios.

La albahaca, además de ser una fantástica aliada en la cocina y perfumar nuestro jardín también mantendrá a raya a montones de insectos, sobre todo a los insidiosos mosquitos, esos mismos mosquitos también podemos auyentarlos con las perfumada lavanda, acérrima enemiga de las polillas.

El bambú, el aloe, la gebera o Dieffenbachia entre otras, son excelentes depuradoras de gases nocivos provenientes de pinturas, pegamento o caucho entre otros materiales, muy comunes en casí cualquier hogar, Aquí podéis ver un listado más específico de algunas planta depuradoras del aire que sin duda esperamos que pongais en práctica, ya que las plantas no sólo adornan, huelen bien o nos sirven de alimente, si no que también por poco más que un poco de cariño.

Agricultura ecológica,Comunidad,Consumo ecológico,consumo sostenible,Decrecimiento,Ecología,Vida sostenible

Madre tierra

23 abr , 2012  

Ayer fue el día de la tierra, y casi podríamos decir con toda seguridad que es una de las celebraciones más importantes del mundo. Como cantan Los Jaivas “Para que vivir tan separados, Si la tierra nos quiere juntar” y nosotros sin embargo empeñados siempre en matarnos y odiarnos por un pedazo de tierra que deberíamos compartir, un pedazo de tierra que se nos ofreció como el mayor gesto de generosidad, y egoistamente la abarcamos, insultamos, y hacemos enfermar. El mayor de los sinsentidos…

Bien es cierto que para respetar cualquier cosa, debemos empezar por conocerlo, con la tierra no iba a ser menos, hace ya mucho tiempo que las personas en su mayoría han perdido el contacto con la tierra, y a esta no la ven más que como algo sucio o peor aún, como mero soporte para su tan querido asfalto.

La tierra y sus millones de habitantes microscópicos es de una riqueza y una memoria pasmosa, en la tierra está todo, todo nace y vuelve a la tierra para volver a nacer en un ciclo cerrado y perfectamente sincronizado, si matamos la tierra nos matamos a nosotros mismos.

Os dejamos con un enriquecedor documental que explica la necesidad de una tierra sana y de la capacidad de la naturaleza para regenerarse.

Tierra! from Horatiux on Vimeo.

Ecobricolaje,Ecodiseño,ecofashion,Ecología,ecomoda,Manualidades,Reciclaje,Vida sostenible

Reciclashion!

18 abr , 2012  

Reciclaje es una palabra muy amplia, o al menos el sentido que se le da es muy amplio, normalmente la acción de reciclar va muy ligada a los 3 colores de los 3 contenedores que separan ciertos tipos de materiales para la reutilización o reciclaje del material con el que están hechos:

azul, amarillo, verde… me recuerda a ciertas películas de Krzysztof Kieślowski… que mala comparación ;P

Bromas a parte, reciclar o reutilizar podemos hacerlo de prácticamente cualquier cosa, cualquier cosa puede o incluso debe tener una segunda vida, en nuestra red social podemos ver como convertir cd’s en sillones, botes de conservas en tiestos e infinidad de ideas, que brotan de la red.

Es cierto que cuando un objeto se idea, se hace con un fin o un uso determinado, pero quien nos dice que no se pueda convertir un viejo ordenador en un tiesto, o un escurreverduras en una bonita lámpara para la cocina, el límite es la imaginación, solo debemos hacer que recupere su utilidad u otra utilidad cualquiera y además podemos decorarlo a nuestro gusto para que además sea estético y cool.

Vía: http://blog.justinablakeney.com

 

Ecología,Higiene personal ecológica

Aroma embriagador

13 abr , 2012  

Estimados Amigos, una maldita gripe me mantuvo fuera de combate la semana pasada, pero aquí estoy de vuelta.

En estos días he tenido ocasión de leer artículos muy interesantes que ya les iré analizando semana a semana.

Uno de los artículos que más me ha llamado la atención se titula:

“COLONIA DE CALVIN KLEIN PARA ATRAER A JAGUARES”

El mérito es del zoológico del Bronx en Nueva York. Se intentaba atraer a los guepardos hasta las cámaras que los monitorizaban. Para ello, probaron hasta 23 olores diferentes. De todas estas fragancias, la que les reportó el éxito fue la creación de Calvin Klein Obsession”.

No en balde se anuncia como “esencia pura de masculinidad”.

Vamos, lo que normalmente llamaríamos olor a tigre.

La noticia ha llegado a los científicos de un bosque tropical protegido de Guatemala que, sin pérdida de tiempo, la han puesto en práctica para atraer jaguares. Estos animalitos se rozan, olfatean y escarban, con verdadero placer, la tierra rociada con la fragancia.

Tal es el éxito y tanta la información (?) que aseguran los científicos estar recopilando de este comportamiento, que se va a extender a otras áreas  geográficas como Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Perú y Ecuador.

Resulta paradójico que un aroma creado para atraer al género femenino, atraiga también a los felinos salvajes.

¿Qué fragancia utilizarán para atraer a las hembras? ¿El “Very Irresistible” de Givenchy?

Para determinar que ejemplares son antisociales quizás “A mi Aire”  de Loewe.

 Para saber los que están en celo “Romance” de  Ralph Lauren, y si ya nos vamos a África, lo ideal sería “Safari”, también de Ralph Lauren.

A los gatos parisinos no les convencerá usted si no les rocía con un “Chanel Nr. 5” como mínimo.

Pero si hablamos del hermoso y escurridizo Lince Ibérico, no conseguirán ustedes nada de nada si no llevan consigo un frasquito de “For ever mine into the Legend” de Chevignon. ¡Qué menos!

Pero, lo más inquietante de la cuestión: ¿Cómo se sentirán los que hayan creado el aroma?

No me negaran que resulta desalentador estar investigando y probando semanas, meses, e incluso años, con diferentes combinaciones de aromas y esencias, crear y diseñar un frasco llamativo, un packaging seductor, que los marketinianos lancen campañas masivas a cual más extravagante, para que se usen ahora como atracción para felinos.

Señores, corremos el riesgo de convertir nuestros ecosistemas con sus aromas naturales en asfixiantes espacios rebosantes de olores empalagosos y mareantes. Las especies que habiten en ellos tendrán comportamientos a cual más desenfrenado y acabaran perdiendo uno de los sentidos básicos para su supervivencia: el olfato.

En cualquier caso, sí que les ruego que no utilicen aerosoles para rociar estas fragancias. Por lo menos, si no podemos evitar desquiciar a nuestra fauna,  que no se resienta la capa de ozono.

Justine de la Bretonne

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Agricultura ecológica,Ahorro energético,Alimentación ecológica,Consumo ecológico,consumo sostenible,Ecología,Permacultura,Producción ecológica,Vida sostenible

Razones por las que consumir ecológico

9 abr , 2012  

Hay personas que sencillamente se limitan a decir que consumir ecológico es caro y dificil, se limitan a ir a cualquier gran centro comercial donde un cuidadoso estudio de marketing le dirige en su compra, prácticamente compra sin pensar generalmente lo más barato, estos patrones excrupulosamente diseñados nos convencen (como si de una opinión propia fuese) que ciertos productos, a veces desmesuradamente caros respecto a precio que deberían tener, son los que “necesitamos” para ser mejores personas, y lo que apuntan como factor determinante para una compra es una marca determinada, a la que por decirlo de alguna manera le estamos financiando esa carísima campaña de marketing con la que nos vende un producto que o bien no tiene las propiedades mágicas que nos indica (ya sea producir beneficios de salud, tener exito en la vida o atraer cientos de mujeres como abejas a la miel) o bien carece de la calidad, valores y salubridad que pueda tener un producto ecológico. Pero hay que reconocer que ciertas marcas han conseguido tan buen producto de márketing que han pasado a ser una necesidad en la que tenemos una fe ciega. Véanse esos anuncios hoy tan comunes, en los que se simula un pequeño espacio de noticias de la salud en las que se indica que aúnque estemos bien, necesitamos (recomendamos, dicen) consumir un determinado producto de una determinada marca un determinado número de veces al día para estar más sanos… ¡menudo negocio!

Cabe decir, sinembargo, que nada de esas “mandangas” son necesarias para tener una salud de oro, si la alimentación es correcta y ecológica… Pongo un ejemplo del que hemos hablado en otras ocasiones, la leche, se da por sentado que es beneficiosa para la salud, principalmente para la descalcificación osea (osteoporosis), y sinembargo existen estudios que indican y demuestran todo lo contrario, que la leche descalcifica la masa osea y produce severos problemas gastrointestinales, ¿porque se conoce más la opinión que el estudio? ¿alguien ha visto a algún famoso diciendo “no bebas leche, que se te desharán los huesos”? en fin que cada uno saque sus propias conclusiones, pero como much@s habreis escuchado antes, el ser humano es el único animal que sigue bebiendo leche después de la lactancia siendo esta además la de otros animales… ¡somos más listos que la propia naturaleza!.

En definitiva podemos seguir como hasta ahora y mañana dios dirá, lloraremos entonces y diremos que no sabemos de donde vienen tantos problemas en nuestra salud y en nuestro planeta o podemos decidir por nosotros mismos, y elegir la mejor opción para todos, al elegir productos ecológicos, de producción cercana, y de temporada, estaremos siguiendo una pauta razonable de consumo sostenible, evitaremos por tanto los monocultivos que tanto daño hacen en al campo, evitaremos agroquímicos, completamente innecesarios en policultivos bien asociados, ayudaremos a la economía local, y sobretodo seremos sensatos consumiendo lo que corresponde en cada momento concreto del año evitando gastos intencesarios de energía y medios para obtener productos fuera de temporada o traerlo de la otra punta del mundo.

Os recomendaría buscar productores ecológicos cercanos a vuestra zona y que les compréis directamente a ellos o a sus distribuidores o cooperativas de confianza, será mucho mejor para todos, pero sobre todo para nuestro planeta.

Ecología,Reciclaje

Vivo y orgánico, pero no basura

23 mar , 2012  

Después de una semana de ausencia por el lanzamiendo de nuestra red social, Justinne ha vuelto con nosotros con uno de sus artículos cargado de su sorna y retranca habituales

Esta semana he leído un artículo de Europa Press que me ha indignado sobremanera. El artículo se titula así:

“Campaña contra tirar animales vivos a la basura”

La cuestión es que se han encontrado cuatro gatitos vivos en un contenedor, por lo que las autoridades han decidido reforzar la campaña para el uso de los diferentes contenedores en los que tiramos nuestros desechos.

Se ha constatado que el ciudadano ha comprendido bien el uso de cada contenedor; lo que no se había indicado en la campaña era que no se debían tirar seres vivos a estos contenedores. Se daba por hecho que, como ciudadanos del siglo XXI,  no se nos podía ocurrir tamaña barbaridad.

¡Mal hecho! – No debemos de olvidar NUNCA que somos auténticos cafres por muy pulidos y civilizados  que parezcamos por fuera.

Lo siento señores, pero es la realidad. Todos llevamos dentro, en mayor o menor medida, un auténtico “homo cafrensis”.

Lo que yo me pregunto es que pensarán las personas que son capaces de un acto semejante.

¿Dudarán en que contenedor tirarlo? – Si descartamos el de papel y el de vidrio, sólo nos queda el destinado a orgánico.

Si existen tantos albergues donde dejar los animales, ¿Por qué los tiramos a la basura? Tal vez sea para que no nos vean abandonar un animal.

Qué triste: nos importa más lo que piensen de nosotros que lo que pensamos de nosotros mismos.

Somos el desconcierto con patas.

Nos hacemos con mascotas sin pensar que procrean, como cualquier otro ser vivo.

Presumimos de mascotas exóticas para suscitar la envidia del prójimo y, cuando crecen, como no sabemos qué hacer con ellos, pues los tiramos. Eso sí, a escondidas para que no piensen mal de nosotros.

En fin, para tranquilidad nuestra, las autoridades ya han tomado cartas en el asunto y lanzarán una campaña tipo:

“Un ser vivo no es basura orgánica”

“No busques más, no hay contenedor para animales vivos”

Dada nuestra imbecilidad, se me ocurren algunas otras campañas:

“la fosa séptica no es hábitat natural de los reptiles”

“No ridiculices a los animales con ropa de diseño”

“No intentes amaestrar serpientes”

Se me ocurren muchas más, pero les tengo que dejar para dar de comer y acariciar un poco a mi gato Mortimer.

Justine de La Bretonne.

, , , , ,

Agricultura ecológica,Alimentación ecológica,Comunidad,Consumo ecológico,consumo sostenible,Decrecimiento,Ecodiseño,Ecología,Huerta urbana,Huerto casero,Manualidades,Permacultura,Reciclaje,Vida sostenible

¡Gardening Guerrilla!

14 mar , 2012  

En lugar de granadas lanzan flores, en vez de minas entierran semillas… hablamos de la jardinería de guerrilla.

La jardinería de guerrilla o Gardening Guerrilla, reclama de forma pacífica y constructiva zonas verdes, y lo hacen sembrando parterres, jardines, glorietas abandonadas o cualquier sitio susceptible de ser sembrado.

Esta es un manera de reclamar y enbellecer espacios totalmente desaprovechados o abandonados y de alguna manera devolvérselos a la naturaleza y a la comunidad.

El método es bien sencillo, se busca un sitio apropiado, pongamos por ejemplo una glorieta descuidada, y el grupo organizado en cuestión concretan una noche para efectuar la actuación, planifican la zona, eligen las plantas o semillas, actúan (siembran) y reclaman la acción con algún cartel.

Pueden sembrarse jardines florales o huertas ecológicas… En queremosverde.com hemos dicho en muchas ocasiones, creemos que si todas las zonas verdes de los barrios, que en muchas ocasiones están abandonadas, se utilizasen como huerta o se sembrasen frutales autóctonos, buscando una biodiversidad podría mantenerse de forma ecológica y fácilmente montar un mercadillo local y conseguir la colaboración de la gente dado que ese espacio podrían verdaderamente entenderlo como suyo.

Desde queremosverde.com os animamos a organizar grupos de Gardening Guerrilla y sembrar flores y verduras, gestionemos las zonas verdes de las ciudades con permacultura y gestionemos esos espacios con mayor eficiencia y lógica para mejorar nuestras ciudades.

Fuente: turnstylenews.com