Ecología,Permacultura

La permacultura interior

5 jun , 2013  

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Hace muy buen día, y la naturaleza, como cada día, nos sonríe llena de color y alegría. Y mira que nos empeñamos en maltratarla…

Creemos que ya va siendo hora de devolverle esa alegría y esa vida, pero…

¿cómo podemos hacerlo?

Hay varios caminos, o más bien uno con varias opciones que nos conduce al mismo punto. Según la distancia con la que lo miremos. Por decirlo de alguna forma, todos los caminos conducen a Roma, y quien dice Roma, dice la salud del planeta.

Y si nos salimos de ese camino, como parece que estamos haciendo ahora, podemos precipitarnos por un barranco.

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa
Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

El camino es el respeto.

Empezando por respetarnos a nosotros mismos.

Que somos parte del planeta y por ello hemos de comprender que todo lo que hagamos y como actuemos, de una u otra forma va a terminar influyéndonos en mayor o menor grado.

Esto quiere decir que todo funciona de manera holística, todo forma parte de un todo mayor, todo queda en el planeta y por lo tanto, todo afecta a todo… Esto es de alguna manera también permacultura.

Permacultura no es sólo cultivar la tierra siendo respetuosos. No.

Permacultura es también cultivar en cada persona nuestros conocimientos, nuestra cultura, nuestro bienhacer.

Permacultura es hacer que todo funcione como debe, trabajando desde dentro de nosotros mismos y que ese sea el abono que alimente todo, que nos sintamos partícipes, parte de un todo que no puede funcionar sin nosotros ni nosotros sin él.

Feliz día a todos y permaculturizaros el corazón.

, , , ,

Agricultura ecológica,Ahorro energético,Alimentación ecológica,Consumo ecológico,consumo sostenible,Ecología,Permacultura,Producción ecológica,Vida sostenible

Razones por las que consumir ecológico

9 abr , 2012  

Hay personas que sencillamente se limitan a decir que consumir ecológico es caro y dificil, se limitan a ir a cualquier gran centro comercial donde un cuidadoso estudio de marketing le dirige en su compra, prácticamente compra sin pensar generalmente lo más barato, estos patrones excrupulosamente diseñados nos convencen (como si de una opinión propia fuese) que ciertos productos, a veces desmesuradamente caros respecto a precio que deberían tener, son los que “necesitamos” para ser mejores personas, y lo que apuntan como factor determinante para una compra es una marca determinada, a la que por decirlo de alguna manera le estamos financiando esa carísima campaña de marketing con la que nos vende un producto que o bien no tiene las propiedades mágicas que nos indica (ya sea producir beneficios de salud, tener exito en la vida o atraer cientos de mujeres como abejas a la miel) o bien carece de la calidad, valores y salubridad que pueda tener un producto ecológico. Pero hay que reconocer que ciertas marcas han conseguido tan buen producto de márketing que han pasado a ser una necesidad en la que tenemos una fe ciega. Véanse esos anuncios hoy tan comunes, en los que se simula un pequeño espacio de noticias de la salud en las que se indica que aúnque estemos bien, necesitamos (recomendamos, dicen) consumir un determinado producto de una determinada marca un determinado número de veces al día para estar más sanos… ¡menudo negocio!

Cabe decir, sinembargo, que nada de esas “mandangas” son necesarias para tener una salud de oro, si la alimentación es correcta y ecológica… Pongo un ejemplo del que hemos hablado en otras ocasiones, la leche, se da por sentado que es beneficiosa para la salud, principalmente para la descalcificación osea (osteoporosis), y sinembargo existen estudios que indican y demuestran todo lo contrario, que la leche descalcifica la masa osea y produce severos problemas gastrointestinales, ¿porque se conoce más la opinión que el estudio? ¿alguien ha visto a algún famoso diciendo “no bebas leche, que se te desharán los huesos”? en fin que cada uno saque sus propias conclusiones, pero como much@s habreis escuchado antes, el ser humano es el único animal que sigue bebiendo leche después de la lactancia siendo esta además la de otros animales… ¡somos más listos que la propia naturaleza!.

En definitiva podemos seguir como hasta ahora y mañana dios dirá, lloraremos entonces y diremos que no sabemos de donde vienen tantos problemas en nuestra salud y en nuestro planeta o podemos decidir por nosotros mismos, y elegir la mejor opción para todos, al elegir productos ecológicos, de producción cercana, y de temporada, estaremos siguiendo una pauta razonable de consumo sostenible, evitaremos por tanto los monocultivos que tanto daño hacen en al campo, evitaremos agroquímicos, completamente innecesarios en policultivos bien asociados, ayudaremos a la economía local, y sobretodo seremos sensatos consumiendo lo que corresponde en cada momento concreto del año evitando gastos intencesarios de energía y medios para obtener productos fuera de temporada o traerlo de la otra punta del mundo.

Os recomendaría buscar productores ecológicos cercanos a vuestra zona y que les compréis directamente a ellos o a sus distribuidores o cooperativas de confianza, será mucho mejor para todos, pero sobre todo para nuestro planeta.

Agricultura ecológica,Huerta urbana,Huerto casero,Permacultura,Producción ecológica

iHuerting la aplicación para gestionar tu huerto urbano desde tu móvil

30 mar , 2012  

Este viernes debido a una gripe traicionera Justine no ha podido acudir a nuestra cita semanal.

Sin embargo, tenemos la visita de los buenos amigos de iHuerting, una aplicación que nos servirá para cuidar de nuestro huerto urbano.

Para entrar más en detalle, os dejamos con la  explicación que ellos mismos dan de su proyecto.

Descripción General

iHuerting es una aplicación móvil que ayuda al usuario a cuidar su huerto urbano de una forma fácil y entretenida.

logo-ihuerting

iHuerting es una aplicación móvil que ayuda al usuario a cuidar su huerto urbano de una forma fácil y entretenida.

Para ello hemos invertido intensamente en el diseño de la aplicación y la experiencia de usuario, como así también en “digitalizar” las labores a realizar en un huerto urbano, para recordar a usuario sobre las tareas efectuar.

El usuario debe seleccionar en la base de datos en la aplicación qué plantas tiene en su huerto, y basándose en la información del sistema, iHuerting le recordará cuando regar, fertilizar y aplicar tratamientos de prevención de plagas en cada una de sus plantas, de forma individual.

También se ha desarrollado un mecanismo que ayuda al usuario a identificar las posibles plagas que pueden estar afectando a sus plantas, a través del ingreso de síntomas visuales, y sugerir remedios orgánicos, en la medida de lo posible.

Otra característica importante de la aplicación es la capacidad de compartir vía las redes sociales ya conocidas (Facebook, Twitter) y nuestra comunidad iHuerting las experiencias de huerto urbano de nuestros usuarios, desde simple envío de fotos y comentarios de las plantas del huerto hasta la integración de un foro de consultas y consejos y otro de recetas de cocina donde los “iHortelanos” pueden compartir e intercambiar experiencias.

Además, para facilitar el cuidado y “la vida” de nuestros usuarios hemos integrado una tienda online con productos orgánicos de primer nivel para vender productos agrícolas/jardinería y facilitar al usuario el cuidado y mantenimiento de su huerto desde la misma aplicación.

iHuerting está disponible en el app store: http://bit.ly/ymyePO

La pagina de Facebook: http://www.facebook.com/pages/iHuerting-App-Tu-huerto-urbano-Fácil/199089166780787

iHuerting está optimizada para iOS 4 o superior para aprovechar el mecanismo de multitarea y de esta forma poder trabajar en modo “silencioso”


Tu huerto urbano. Fácil.

Tener un huerto en casa ahora es mas fácil que nunca!

iHuerting es la aplicación te ayudará a cuidar de tu huerto de una forma intuitiva, sencilla e divertida.

Te recordará cuando regar, fertilizar y prevenir plagas en tus plantas, cultivando y disfrutando de tus productos de una forma natural y orgánica.

iHuerting también te ayudará a resolver los problemas que puedas tener con las plagas y enfermedades que puedan aparecer en tus plantas. Con una fácil guía que te ayudará a identificar los posibles problemas y recomendará soluciones orgánicas que no comprometerán ni tu salud ni la de los que disfruten contigo de los productos de tu huerto.

 

iHuerting es social

Comparte tu huerto urbano con tus amigos, por email, directamente en tus redes sociales, envía fotos y comentarios con sólo un toque en tu pantalla.

Participa gratuitamente en nuestra comunidad iHuerting, donde podrás encontrar consejos, recetas y mostrar tu experiencia iHuerting, como tu huerto crece día a día y como lo disfrutas con tus recetas. Desde tu móvil o directamente en nuestra página. Fácil.

queremos-verde-ihuerting-pantallas

Pantallas de la aplicación iHuerting

, , , , , , , , , , , , , ,

Agricultura ecológica,Alimentación ecológica,Comunidad,Consumo ecológico,consumo sostenible,Decrecimiento,Ecodiseño,Ecología,Huerta urbana,Huerto casero,Manualidades,Permacultura,Reciclaje,Vida sostenible

¡Gardening Guerrilla!

14 mar , 2012  

En lugar de granadas lanzan flores, en vez de minas entierran semillas… hablamos de la jardinería de guerrilla.

La jardinería de guerrilla o Gardening Guerrilla, reclama de forma pacífica y constructiva zonas verdes, y lo hacen sembrando parterres, jardines, glorietas abandonadas o cualquier sitio susceptible de ser sembrado.

Esta es un manera de reclamar y enbellecer espacios totalmente desaprovechados o abandonados y de alguna manera devolvérselos a la naturaleza y a la comunidad.

El método es bien sencillo, se busca un sitio apropiado, pongamos por ejemplo una glorieta descuidada, y el grupo organizado en cuestión concretan una noche para efectuar la actuación, planifican la zona, eligen las plantas o semillas, actúan (siembran) y reclaman la acción con algún cartel.

Pueden sembrarse jardines florales o huertas ecológicas… En queremosverde.com hemos dicho en muchas ocasiones, creemos que si todas las zonas verdes de los barrios, que en muchas ocasiones están abandonadas, se utilizasen como huerta o se sembrasen frutales autóctonos, buscando una biodiversidad podría mantenerse de forma ecológica y fácilmente montar un mercadillo local y conseguir la colaboración de la gente dado que ese espacio podrían verdaderamente entenderlo como suyo.

Desde queremosverde.com os animamos a organizar grupos de Gardening Guerrilla y sembrar flores y verduras, gestionemos las zonas verdes de las ciudades con permacultura y gestionemos esos espacios con mayor eficiencia y lógica para mejorar nuestras ciudades.

Fuente: turnstylenews.com

 

Agricultura ecológica,Autosuficiencia,Huerta urbana,Huerto casero,Permacultura,Remedios naturales,Vida sostenible

La naturaleza te lo dice con flores

12 mar , 2012  

El ser humano siempre ha tendido a exigir a la tierra en lugar de recoger y agradecerle lo que esta le ofrece. La agricultura intensiva de hoy día es tan severa que el planeta no tiene forma de recuperarse entre agresión y agresión, el suelo se agota hasta la extenuación. Hace años, no era mucho mejor el sistema utilizado, se araba la tierra y se le exigía la cosecha a la tierra, la diferencia radica en que no es lo mismo arar con 2 caballos alimentados de paja que hacerlo con 145 caballos ávidos de combustible fósil, la cifra casi da miedo, y como es lógico, la naturaleza no “corre” tanto como nuestro afán destructivo.

Sin embargo, nuestra obsesión ególatra no nos deja ver las herramientas que la naturaleza ha puesto a nuestra disposición, y a veces parece que hagamos como los niños, cerrar los ojos con fuerza, taparnos los oidos y empezar a repetir en voz alta: -nanananananana- para no oir lo que la naturaleza nos quiere enseñar.

Estamos entrando en primavera (en este hemisferio), y ya se va notando como “despierta” todo después del letargo invernal, es momento del frenético renacer de muchas plantas y las flores adornan cada rincón con su -¡Mira que guapa soy!, pero detrás de esa belleza hay mucho más.

Las flores no son sólo meros lucimientos de la naturaleza para alagarnos como si fuésemos reyes, son parte de las herramientas naturales que existen para atraer o repeler insectos, son el preludio de frutos y semillas, y el indicador en muchos casos de la calidad del suelo y la correcta asociación de plantas.

Las flores, al igual que otras muchas plantas atraen insectos útiles o repelen los que no lo son, algunas nos sirven de alimento, medicina, evitan nemátodos, y otra gran diversidad de problemas y plagas… Algo que la experiencia me ha enseñado es que cada huerta y jardín debe contar con ciertas flores como fijas, flores tales como las capuchinas, los tajetes, las caléndulas, la borraja, la manzanilla… la lista es muy larga y depende de la zona y las necesidades y gustos de cada uno, pero la cosa está clara, pon flores en tu vida, pero flor sembrada, no cortada.

Agricultura ecológica,Ahorro energético,Autosuficiencia,Bioconstrucción,consumo sostenible,Decrecimiento,Ecodiseño,Huerta urbana,Huerto casero,Manualidades,Permacultura,Reciclaje,Vida sostenible

Preparados para el buen tiempo

7 mar , 2012  

Ya está cambiando el tiempo, comienza el calorcito y los campos empiezan a despertar sus flores, pero este año, especialmente corto de lluvias, al menos en mi zona, pinta un futuro verano seco y probablemente muy duro para la huerta, con este panorama se me plantea una cuestión necesaria en este caso, ¿cómo puedo gestionar el uso del agua para un mayor aprovechamiento?

La respuesta pasa primero por ver si hemos podido recoger agua de lluvia, por escasa que sea, durante este invierno, y después darle al “coco” y buscar por internet, libros, amigos, etc, para buscar sistemas que combinados nos ayuden a ajustar nuestro consumo de agua en la huerta.

Una pauta fundamental es un básico en permacultura, cubrir toda la superficie de cultivo (Exceptuando las plantas que nos interesen, como es lógico) con restos vegetales, una capa de al menos 4 dedos de grueso, que no sólo se irá compostando con todos los beneficios que eso supone, sino que también evitará en gran medida la evaporación del agua y regulara la temperatura, de manera que el día a pleno sol será más llevadero para nuestras plantas.

Todo esto puede combinarse con diferentes sistemas caseros (en muchos casos no hace falta gastarse un euro) para aumentar esa humedad o mantenerla sin un consumo exagerado de agua, otro método es enterrar vasijas, botijos o similares (sin esmaltar) dejando la abertura accesible para su llenado, este sistema nos ayudará a mantener la humedad mediante transpiración, sólo tenemos que cerrar la boca del recimiente para que no evapore y rellenar de vez en cuando.

Podemos también enterrar o no un recipiente con agua donde meteremos viejas sábanas que humedeceremos bien y que colocaremos desde el interior del recipiente (sumergidas) hasta cierta distancia de la huerta, entre la cobertura vegetal y el suelo, de esta manera la humedad del recipiente ira recorriendo la tela hasta la tierra. Ni que decir tiene que ese recipiente lo debemos cubrir con una tablilla o similar para evitar el exceso de evaporación del propio recipiente.

Podemos también hacer sistemas caseros de riego por goteo reciclando botellas plásticas de bebida:

Método 1: Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. Llenamos la botella y desenroscamos el tapón ajustando el goteo a nuestro gusto.

Método 2:  Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. Hacemos un agujero pequeñito en el tapón, metemos una canica en la tapa y colocamos un trocito de tela en el tapón de manera que quede sujeto en la rosca y sujete a su vez a la canica contra el tapón, esto generará un goteo continuo.

Método 3:  Hacemos un agujerito en el culo de la botella para el aire, muy pequeño. En la tapa de la botella pinchamos un “pitorro” de goteo de esos de las mangueras de goteo comunes y hacemos un agujerito en el culo de la botella.

En fin, aquí os facilitamos algunos sistemas para controlar el uso del agua en vuestra huerta familiar, pero por supuesto cada uno puede inventarse y perfeccionar el sistema que mejor se adapte a sus necesidades.

Agricultura ecológica,Autosuficiencia,Huerto casero,Permacultura

Patatas al cartón

29 feb , 2012  

¿Que tienen que ver los cartones y las patatas…?, pues afortunadamente nada que ver con nueva gastronomía ni nada similar, pues no me imagino un plato de “confit de patata con espuma de cartón corrugado”. Bromas a parte, esa combinación cartón-patata es una magnífica manera de comenzar un huerto familiar en cualquier lugar.

Me explico para quienes no conozcan ni se expliquen que tiene que ver el cartón con el cultivo de la patata, según la permacultura, una de las labores que debemos hacer es regenerar la cobertura del suelo para recuperar el propio suelo, ya que el suelo, de manera natural, como vemos en cualquier zona boscosa, está cubierto por una capa más o menos gruesa de restos vegetales en diferentes estratos.

Estos restos, provenientes de las hojas principalmente de árboles caducos, aportan al suelo humedad y evitan en gran medida la evaporación, creando así una atmósfera especial para todo tipo de “bichitos” beneficiosos como son por ejemplo las lombrices, que devoran los restos vegetales en descomposición y respetan todo aquello que tenga o pueda tener vida (plantas, semillas…)

De esta mezcla surgen una serie de lixiviados y materias transformadas en el mejor de los alimentos para nuestras plantas sin contar con que además el suelo se ve continuamente aireado por los insectos que ávidamente buscan su sustento.

¿Dónde está la gracia entonces?

Lo que haremos con los cartones (siembre cartón marrón, jamás blanqueado o con muchas tintas) es cubrir el suelo, sin arar la tierra y sin desherbar, y esos cartones cubrirlos con restos de poda, hojas de árboles, serrín, hierba cortada, paja, restos vegetales crudos de la cocina, etc, el cartón reforzará ese comienzo de compost y nos protegerá las patatas que crecerán entre el cartón y el suelo, a su vez, el cartón se compostará y desaparecerá, aportando compost al suelo y ayudando a compostar también las plantas que queden debajo de él.

¿Pero cómo las sembramos?

Parecido a como se ha hecho siempre, cortamos un trozo de patatas que contenga un brote por pequeño que sea, hacemos un corte en uve en el cartón, y levantando esa pestaña de cartón introducimos la patata, apoyando la parte cortada en el suelo y el brote hacia arriba, volvemos a cerrar la pestaña, cubrimos con los restos vegetales, echamos un poco de agua para asentarlo todo y nos olvidamos hasta que tengamos que recoger las patatas, que saldrán sin necesidad de remover la tierra.

Además las patatas regeneran muchas de las sustancias que la tierra vieja y desnuda haya podido perder con el tiempo por un uso inadecuado de la misma, en definitiva, comeremos patatas, reciclaremos cartón, regeneraremos el suelo, ahorraremos agua y nos ahorraremos el dolor de espalda que supone el uso de la azada.

, , , , , , , ,

Agricultura ecológica,Permacultura

¡Puagh! ¡Una lombriz!

16 nov , 2011  

Seguro que muchos reaccionamos así al ver a alguno de estos importantísimos bichos, de la misma manera que ellos pueden pensar -¡Puagh, que asco, un humano!.

Pero lejos de esa relación tan “especial” hemos de decir que son un pilar fundamental en la salud de nuestro planeta. Por decirlo de alguna manera, las lombrices son unas de las encargadas más importantes de convertir deshechos en el mejor alimento para la flora del planeta.

Un suelo lleno de lombrices es un suelo sano, y tanto es así que si sembramos en una tierra donde no haya lombrices, será difícil cultivar nada de forma óptima y a veces imposible.

Nos encontraremos en la mayor parte de los casos con un suelo estéril o abocado a la esterilidad más absoluta. Evidentemente la tierra, por mucho que le cueste es capaz de recuperarse de casi cualquier “burrada” que el ser humano pueda haberle hecho (no siendo esa justificación para contaminar a nuestras anchas).

Las lombrices de tierra son pieza clave en esa labor, poco a poco, por si solas irán apareciendo y trabajando el suelo, perforándolo, oxigenándolo, alimentándolo y reparándolo sin la agresividad del arado, que “destripa” la tierra y deja a merced de todo tipo de animales, todos los insectos necesarios para alimentar el suelo.

Las lombrices conocen bien su labor, y me consta que se esmeran en su quehacer, devoran toda la materia respetando vegetal inerte y acomodan las semillas para que crezcan de la mejor manera (al contrario que muchas empresas empecinadas en lo contrario). De hecho, es un placer ver como dentro de un vermicompostador todo aquel resto vegetal que se eche se acaba por transformar en compost y como, entre el compost, brotan y crecen todas las semillas que hayan podido caer, dispuestas a ser trasladadas a la huerta.

Ni que decir tiene que todos los “potingues” químicos de cualquier clase que se viertan sobre el suelo (directa o indirectamente), pueden diezmar a las lombrices, en definitiva, arrojar piedras contra nuestro propio tejado.

Demostrados y comprobados quedan los beneficios de su trabajo, tanto el compost como el lixiviado, este último comparable para las plantas con la poción mágica de Panorámix.

Pero… ¿cómo podemos obtener todo ese beneficio?

Simplemente atrayéndolas de la misma manera que haría la naturaleza, podemos seguir la pautas que indica la permacultura o montar vuestro propio vermicompostador, total, hay quién tiene perro, hay quien tiene gato y hay quién tiene lombrices.

, , , , , ,

consumo sostenible,Permacultura,Vida sostenible

¡¡Ya somos 7.000 millones de bípedos… ¿racionales?!!

4 nov , 2011  

Lo siento, pero no me puedo resistir a comentar la noticia de la semana: ya somos 7.000 millones de habitantes en nuestro planeta y se  calcula que para 2050 seremos unos 9.000 millones.

Pues bien, cuando lleguemos a esa cifra, se necesitarán, según estudios recientes, tres planetas Tierra para alimentarnos a todos.

¿Por ser demasiados humanos para un solo planeta? –  ¡¡No Señor!!

Simple y llanamente, porque seguimos especulando con los excedentes de primera necesidad como hace milenios. No olvidemos que las civilizaciones nacieron cuando el Hombre se asentó y empezó a producir alimentos para almacenar en previsión de periodos de escasez pero, sobre todo, para especular con los excedentes y ostentar poder sobre los semejantes.

Se buscaban nuevas técnicas de cultivo, nuevos métodos de riego, más esclavos para trabajar por un chusco de pan, unas aceitunas y un trago de agua,…

La cuestión era producir más y más y más… pero, como el Planeta se empeñaba en seguir su curso de estaciones y producir de forma racional, decidimos, como “reyes de la creación” que nos creíamos ser, que teníamos que modificar la producción a nuestro antojo. La excusa siempre de lo más filantrópica.  “Cuanto más se recolecta a más personas se podrá alimentar”   – ¡¡Y un cuerno!! –  Lo digo porque básicamente seguimos igual… o peor: si antes la producción era racional, ahora el desmadre es profundo y desorbitado.  ¡¡ Si hasta creamos productos alterados genéticamente para que aguanten cualquier plaga!!  ¡¡¡¡Y NOS LOS COMEMOS!!!

Pero vamos a más – no nos vamos a quedar en el primer nivel de la pirámide de Maslow – cubiertas las necesidades fisiológicas con un superávit superlativo (no sé si es correcta la expresión, pero da una idea), producimos en masa todo lo que se nos ocurre y le damos una vida corta, para que se pueda producir más. Somos la generación de usar y tirar porque, señores, admitámoslo: somos unos malditos “consumers”, así en inglés que queda más “cool”. Y, como lo más “cool”  es ser ecológico, pues consumimos a troche y moche, pero ¡eso sí! reciclando escrupulosamente nuestros desperdicios.

Es la tendencia global. Bueno, global del primer mundo, porque mientras en los países llamados civilizados somos “consumers” el resto de países está habitado por los pobres desgraciados que no han tenido la suerte de nacer “donde se debe” y les pasamos por las narices, a través de cualquier medio al que puedan acceder (revistas, televisión, etc…) las ventajas de nuestro modo de vida. Solamente un dato significativo: en el mundo hay 1.000 millones de personas con sobrepeso por alimentación y otros 1.000 millones de personas con desnutrición crónica.  ¡¡Que racional es todo!!

Mientras nosotros tenemos robots para casi cualquier trabajo, ellos trabajan de sol a sol, en condiciones propias de los esclavos de la Mesopotamia de hace 5.000 años, para ganarse la comida del día-

Está claro que esto no es sostenible, lo miremos por donde lo miremos. Somos la peor lacra del planeta: hace milenios cultivábamos trigo, cebada,… ahora cultivamos coliflores con sabor a mango (pongo por caso); hasta hace pocos siglos nos movíamos, andando, a caballo o en carreta, ahora nos metemos en el coche hasta para ir a por el pan a la esquina y viajamos en artefactos que vuelan superando la barrera del sonido.

Todas estas desigualdades son caldo de cultivo para una Revolución en toda regla. La cuestión es que si hasta hace poco nos defendíamos cuerpo a cuerpo (garrotes, espadas, arcabuces,…) ahora somos capaces de apretar un botón y hacer desaparecer toda  un área geográfica, sin necesidad de salir de nuestras fronteras.

Tal vez sea esto lo que necesita el Planeta: que a alguien se le vaya la mano y en una de estas, apriete un botón y nos vayamos todos al carajo. Una ventosidad planetaria que regenere por completo la vida en este rinconcito del Universo que empezó siendo azul y, si nadie lo remedia, acabará en un tono indefinido de cloaca.

Una solución drástica es, a veces, el mejor remedio……

A pesar de todo, sigo confiando en la racionalidad del ser humano – por muy escondida que esté – y sé que seremos capaces de remediar toda esta locura y sinrazón. Por el bien de todos nosotros.

Justine de le Bretonne

, , , ,

Bioconstrucción,Huerta urbana,Huerto casero,Permacultura

Cubiertas vegetales. Ciudades verdes de los pies a la cabeza

25 may , 2011  

En algunos de nuestros artículos os hemos hablado sobre los huertos urbanos e incluso hemos estado comiendo en uno de ellos.

Poder disfrutar de un huerto urbano en cada solar de la ciudad que no se utilizase, jardineras… un espacio en los parques para que los niños desde pequeños conociesen de dónde provienen los alimentos, cómo se cultivan y su sabor natural.

¿Y no sería también maravilloso que al ver la ciudad desde el cielo fuese verde? Imaginad cuando el avión se va acercando al aeropuerto para aterrizar, en vez de esos tejados grises y feos, ver los mismos tejados cubiertos de vegetación, ofreciendo a la vista un paisaje natural en algo tan antinatural como la ciudad, llena de asfalto y coches.

Pero más allá de lo más o menos agradable de los tejados al tener cubierta vegetal, este tipo de cubiertas aporta ventajas que las cubiertas tradicionales no poseen.

Fuente imagen: http://www.articuloz.com/mejoras-del-hogar-articulos/cubiertas-vegetales-un-antidoto-contra-las-islas-de-calor-3194531.html

Una de las ventajas, y haciendo referencia de nuevo a los coches, es que reducirían la cantidad de CO2, transformándolo en oxígeno mediante la fotosíntesis, colaborando así a reducir la contaminación del aire.

También ofrecen ventajas térmicas, pues aportan una capacidad aislante que hace que el gasto en energía para calentar o enfriar el edificio sea menor. Del mismo modo, actúa como un refrigerador urbano, ayudando a reducir la temperatura de la ciudad, que sobre todo ahora que comienza el calor de verdad, si no hay ningún parque cercano puede hacer insufrible salir a la calle.

Visto así, son todo ventajas, pero debemos tener cuidado a la hora de hacer que la cubierta de nuestro edificio se vuelva verde.

En primer lugar, debemos elegir especies que sean aptas para este tipo de cultivo, autóctonas, y también pensar en cómo vamos a realizar su mantenimiento.

Por otro lado, hay que tomar una serie de precauciones, para evitar goteras o que las raíces se desarrollen demasiado y provoquen daños, y algún factor más como nos cuentan en este blog.

Fuente imagen: http://www.edificando.es/noticias/innovacion/288-tejados-vegetales.html

Y una vez planificado y previstos los posibles contratiempos, sólo queda ponerse manos a la obra. Nosotros, por el momento no podemos hacer que nuestro tejado sea verde, pero si alguno de vosotros os animáis a hacerlo, podéis enviarnos las fotos del proceso o el resultado y compartirlo con el resto de la comunidad.

 

, , ,