Del déficit al equilibrio ecológico

Hace casi una semana que el mundo está en déficit ecológico, o lo que es lo mismo, se consumen más recursos naturales de los que se generan.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

Si por ejemplo esto nos pasara con nuestros “dineros”, tendríamos dinero hasta el 27 de septiembre. A partir de entonces, tendríamos que recurrir a amigos, familiares o bancos. Normalmente la diferencia entre unos y otros está en que sólo los últimos nos cobrarían intereses, en teoría.

Así que tendríamos dos problemas. Pedir prestado y devolver más de lo que hemos pedido. Al año que viene, se nos agotaría el dinero un poco antes. El año siguiente unos días antes aún… y así hasta que debiéramos más de lo que ingresamos.

Con el planeta sucede igual. No se puede mantener un modelo de crecimiento continuo e infinito con recursos finitos.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

El sistema económico actual, basado en el crecimiento de los dividendos año tras año. En el que sólo se concibe ganar  a base de que el resto pierda, no es sostenible.

Tanto en materia medioambiental como en el resto de facetas de la vida, el sistema win-win es la mejor opción. Una estrategia de colaboración en la que todas las partes implicadas salen ganando.

Recurriendo a una forma eco-friendly de concebir el consumo y la producción, podríamos acabar con este déficit.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

Entran en juego en este punto diversos movimientos actuales que tras tomar conciencia de nuestra enorme huella ecológica luchan por equilibrarla.

El decrecimiento es uno de estos movimientos que intenta equilibrar la balanza.

Otro movimiento que está resurgiendo con fuerza, y es una vuelta a los orígenes del comercio, es el trueque. En el que se ajusta más lo que se necesita y lo que se consume.

En definitiva, toda conducta que ayude a no utilizar nuevos recursos y evitar la generación de residuos es útil para luchar contra el déficit ecológico.

¿Por qué no mejor reutilizar antes que reciclar? ¿Por qué no utilizar energías limpias para conseguir calentarnos cocinar o generar electricidad?

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

En nuestra mano tenemos todas las opciones posibles para conseguir eliminar el déficit y volver al equilibro ecológico. Pero… ¿queremos hacerlo? ¿Estamos dispuestos a renunciar a pequeñas cosas hoy para tener un mañana verde?

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Consumo ecológico, Decrecimiento, energías renovables y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Del déficit al equilibrio ecológico

  1. Pingback: Me largo al campo ¡Ahí os quedáis! |

  2. Pingback: Cómo cargar el móvil de forma ecológica | Tu comunidad ecológica online

  3. Pingback: Homo predator | Tu comunidad ecológica online

  4. Pingback: Asombrosa fauna | Tu comunidad ecológica online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>