Vida sostenible

Nicanor Parra

7 may , 2013   Video

Como cantaban Agua Bendita haciendo referencia a Gerónimo, la tierra no es del hombre, es el hombre el que pertenece a la tierra.

Así nos lo hace sentir entre otros Nicanor Parra con sus versos llenos de respeto a la Naturaleza y a la propia vida.

Sus poemas, no sólo esta llenos de palabras bonitas y bien medidas, si no también de mensajes, lecciones de vida o por decirlo de alguna manera, instrucciones para llevar una vida ética.

Horizonte de tierra
Astros de tierra
Lágrimas y sollozos reprimidos
Boca que escupe tierra
Dientes blandos
Cuerpo que no es más que un saco de tierra
Tierra con tierra -tierra con lombrices.
Alma inmortal-espíritu de tierra.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Dime cuántas manzanas hay en el paraíso terrenal.
Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Hazme el favor de decirme la hora.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Dame tu lana para hacerme un sweater.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Déjanos fornicar tranquilamente:
No te inmiscuyas en ese momento sagrado.

Como todo, la naturaleza es poesía, simplemente a través de los ojos de quién la respeta y la valora, un árbol, es poesía, un arroyo, un animal y su paso por el mundo, la manera de relacionarnos, todo es poesía, a veces dulce a veces cruda y amarga.

 

Vida sostenible

De como cambia todo

29 abr , 2013  

Hace poco comprábamos el pan en la panadería del barrio o en el despacho de pan, la fruta en el mercadillo o en la frutería de la esquina, los muebles eran cosa del “viruta” del barrio o de esa pequeña tienda de la calle Real, y para una pequeña obra en casa, hacíamos la visita de turno al polvero, y así fue todo hasta que nos lo hicieron olvidar.

Hoy si queremos comida, vamos al C…….four, al M……dona, si queremos equipamiento deportivo, de montaña o camping, ponemos rumbo a D…….tlon, para hacer nuestras cositas de bricolaje nada mejor que ir al Le…… …….lín, grandes macrocentros comerciales que aglutinan todo a precios que no tienen competencia y de los horarios no hablemos, hemos llegado a asimilarlos de tal manera que hemos olvidado las pequeñas tiendas incluso a veces también cuando se trata de la propia familia, y la razón es bien sencilla, simplemente es más barato.

Yo me pregunto, si, es más barato (no siempre, todo hay que decirlo), pero y ¿todo lo demás?

Pero lo cierto es que siendo más barato, la competencia es tan desigual que lo que para nosotros es algo más barato, para el pequeño comercio es infinitamente más caro y más dificultoso. Son negocios, que en muchísimos casos son llevados por familias, que se ven obligados a competir con negocios enormes y desmesuradamente baratos, con horarios inalcanzables para gente con pequeños negocios que tienen familia y pocos empleados (o ninguno).

Los grandes comercios, quienes han convertido nuestro ocio en puro consumo, no nos permiten pensar en nada más que ellos, obviamos que existen otras alternativas más cercanas, más éticas y locales, alternativas que económicamente repercuten en nuestra ciudad y en consecuencia en nosotros mismos.

En estos comercios de cercanía podemos conocer a los empleados (o tenderos, como diría mi abuela), y casi formar parte de la misma familia, conseguir una confianza con la que sabremos que nunca nos engañarán y que conseguiremos el mejor producto y las mejores condiciones. ¿Y quién sabe si el primer trabajillo de nuestros hijos no pueda ser de chico de los recados del colmado de la esquina?

Volvamos al pequeño comercio, que es nuestro… y por lo que a mi respecta, mejor, mucho mejor.

 

Vida sostenible

Las pisoteadas plantas silvestres

24 abr , 2013  

En estoy días he podido asistir a la exposición que la Juan March dedica en Madrid a Paul Klee, y que he de decir que me pareció interesante hasta decir basta, en la exposición se podían contemplar la infinidad de apuntes con los que impartía clase en la Bauhaus y que conforman a su ver el estudio de toda su vida para la creación de su obra. Lo que me llamó poderosamente la atención fueron una pequeña serie de cartulinas con plantas ordenadamente desecadas y clasificadas que el recogía para incluirlas dentro de esos estudios, es cierto que las plantas siguen patrones geométicos y de color bastante definidos y hermosos, y viendo su obra se encuentra relación con relativa facilidad.

Esto a su vez me a traído a la cabeza la antigua afición de la gente, sobre todo de ciertas secciones de la sociedad (artistas, científicos, arquitectos, jardineros, naturistas…) de coleccionar y clasificar plantas en pequeños herbarios, atraídos o bien por su finalidad gastronómica o medicinal o simplemente por su belleza, forma y color. Esto me ha hecho ver que antes, la gente que más que menos conocías algunas plantas silvestres que reconocía con facilidad y que sabía usar sin problema en diferentes aplicaciones, en muchas ocasiones, este conocimiento o parte de él venía adquirido por herencia familiar, hoy sin embargo, estamos cada vez más alejados de la naturaleza y casi nos cuesta distinguir entre el orégano y el tomillo en un bote en la cocina, y por supuesto desconocemos el uso medicinal de casi la totalidad de las plantas medicinales de nuestro entorno, -Total, con saber cual es la hierbabuena y como usarla en un mojito nos es más que suficiente-.

Lo cierto es que el poquito campo que nos queda alrededor está repleto de plantas silvestres, unas más conocidas y otras menos, pero prácticamente todas sirven para algo, o bien para comer, o para curar algún problema (o matar según el caso confused emoticon ), o como perfume o como inspiración de artistas y artesanos, que también.

A nuestro alrededor crecen zanahorias, hinojo, lechugas, acelgas, borraja, cardos y cardillos, orégano, tomillo, acederas, hipérico, consuelda, tanaceto, santolina… en fin, cientos de plantas que cada día son ignoradas, pisoteadas, arrancadas… algo que ni ellas ni nosotros nos merecemos.

Sería interesante que empecemos a mirar un poco al suelo, intentemos memorizar patrones, formas, colores en intentemos aprender lo que nos cuenta la naturaleza, que es en definitiva el mejor de todos los libros.

José Arpa

Vida sostenible

¿Compartimos o caminamos?

22 abr , 2013  

Hoy, y cada vez más día a día, es habitual sufrir grandes traslados diarios para trabajar, o bien porque la vivienda nos hemos visto obligados a adquirirla lejos, por tema de precio o bien por que el trabajo nos obliga a trabajar en zonas determinadas, sea como fuere, es bastante común que tengamos que recorrer grandes distancias de casa al trabajo y viceversa cada día.

En ese tralado, muchas veces por comodidad, cogemos individualmente nuestro coche y nos plantamos en el trabajo en poco tiempo, eso supone que coches de generalmente 4 o 5 plazas sólo se llenen con 1 o 2 personas, siendo un gasto inútil de energía, combustible y espacio, y en consecuencia crean una nube de contaminación bastante preocupante.

La solución puede ser variada, madrugar y caminar relajadamente al trabajo, compartir coche, coger la bici o ajustar nuestros horarios al del transporte público.

La verdad, no veo descabellada la idea de ir caminando o en transporte público, aunque el transporte público hay que reconocer que no siempre es tan bonito y puntual como nos lo pintan desde los ayuntamientos, pero lo cierto es que es útil y nos ahorra el uso de una buena cantidad de vehículos, que todo sea dicho de paso, son bastante contaminantes.

Por otra parte, la opción de compartir coche, como hemos visto con nuestros amigos de Amovens, es una alternativa también bastante buena, sobre todo cuando no hay opción de transporte público o similares, en ese caso, se aprovecha la totalidad del espacio de cada vehículo y no sólo una plaza de cada cinco, que en proporción es también un buen ahorro.

Insistimos en que caminar es sin duda la mejor manera, pero en caso de no poderse hacer, valoremos cual es la alternativa más ecológica de movernos por ciudad.

Vida sostenible

el clima espera…

15 abr , 2013  

Para muchos de nosotros el mero hecho de pensar en cambiar el clima, para intentar mejorarlo (como es lógico), se nos hace un mundo, viendo lo poquito que se implica la gente y las empresas, y lo poquito que podemos hacer cada uno, pero lo cierto es que grano a grano se hace montaña, todos juntos podemos hacer un gran cambio, partiendo de nuestra actitud y nuestra forma de actuar.

Tendríamos que empezar por cosas básicas, como por ejemplo la agricultura, podemos apostar por una agricultura ecológica, si más. Y mucho diréis, -Yo no soy agricultor, ¿cómo voy a cultivar de manera ecológica para contribuir al bienestar del clima?- pues bien sencillo, no tienes por que cultivar nada, simplemente consume sólo producto ecológico, hagámoslo todos, y veremos como al resto no les quedará más cáscaras que subirte al carro de lo ecológico. Así, de un plumazo, nos quitaremos las “mil mierdas” que vertemos sobre los campos, y es más, poco a poco iremos regenerando la tierra y el clima, que en definitiva, el azul es más bonito que el gris.

Igualmente deberíamos pedir en nuestros ayuntamientos que en lugar de sembrar de verdes plásticos las rotondas y sembrar y arrancar flores cada vez que “se gastan”, y tener que fumigar, por que esas plagas se vuelven insostenibles, más les valdría buscar a jardineros válidos y con capacidad de análisis y raciocinio que les orientase sobre como sembrar variedades que se complementen y que vayan alternando sus flores todo el año y que además ellas solitas se gestionen el agua, ¿o eso no interesa por que es más rentable cambiar las flores cada poquíto para engordar mi cerdito de barro y comprarme un Mercedes para fardar…?, en ese caso mucho me temo que no estamos hablando de nada, o mejor dicho, no están pensando en nada, salvo en su ombligocentrismo absolutista, con lo cual, tenemos un problema.

La cosa es sencilla, ¿Cómo vamos a hacer?, el clima espera…

Vida sostenible

Bancales en ojo de cerradura

10 abr , 2013   Video

Hoy os traemos una interesante adaptación de la agricultura a situaciones especiales. El ingenio humano nuevamente hace gala. Vamos a hablar de los bancales en ojo de cerradura, que parece que tienen origen en el continente africano, cubriendo necesidades y aprovechando recursos como si de un puzzle se tratara.

Esta forma de construir el bancal une la compostera con sus pertinentes lombrices, al bancal en altura, pero además dándole una altura accesible a personal con limitaciones físicas, además con esa altura podemos jugar con compostar material directamente enterrado en los bancales, de manera que funcione en parte como cama caliente para semillas y raices, alimento y calorcito, ¿que más se puede pedir?

En bancal en cuestión está formado por dos círculos concéntricos, uno de 45 cm y otro de 150 cm, quedando una buena superficie de trabajo, en cículo interior se forrará de un enmallado de cañas o similar y será el lugar habilitado como compostera, reabsorviendo el bancal directamente el lixiviado.

Es nuestro bancar se hara un pasillo de acceso al centro, como si quitásemos un “quesito”, pudiendo acercarnos a la compostera y trabajar cómodamente. La altura, sin embargo variará dependiendo de la persona, pero lo suyo es una altura para trabajar de pie cómodamente.

En la base de la compostera haremos un pequeño montículo que evitará que se encharque el compost y la base de los círculos excavaremos para asentar las primeras piedras que conformarán nuestro muro con el finde afianzarlo.

El hueco se irá rellenando de capas de material compostable y tierra, eso acabará por convertirse en alimento para nuestras plantas.

Vida sostenible

Semillas bastardas

8 abr , 2013  

Últimamente los transgénicos están dando que hablar, no quiero hablar de política, ni de catastrofismos como el control mundial de la población, tampoco quiero hablar de conspiraciones ni cosas raras que más parecen sacadas de película de Hollywood, pero a veces la situación casi te impide evitarlo.

Vuelve ahora a estar en el candelero la lacra de los transgénicos con la renovación de la autorización para el cultivo de maiz modificado genéticamente en la UE, donde el gobierno Italiano ha pedido que este no se renueve, creo que las razones son más que obvias.

Por otra parte, en EEUU, nuestro querido nobel de la paz, Barack Obama, blinda a las empresas de alimentos transgénicos, se ve que la paz y los envenenamientos en masa nada tienen que ver, o ¿será por en funcionamiento de “las tripas” de esas empresas?

Lo cierto es que hay asuntos demasiado oscuros, y entresijos bastante sucios entre ciertos gobiernos y ciertas empresas, pero aunque eso no es nada nuevo, jamás dejará de sorprendernos.

Nosotros seguimos en nuestro sitio, NO QUEREMOS TRANSGÉNICOS, que quede claro, una cosa es la ciencia y otra muy distinta querer ser más listo que Dios y además sacarle rendimientos económicos enormes a costa de la salud de los ciudadanos.

Rechazamos los transgénicos porque no se sabe que pasará, y los pocos estudios que hay no están claros o no dejan verlos. En definitiva, no se sabe con certeza su alcance en la salud, por que lo que es al campo… No entendemos como puede darte a comer algo que o bien es mitad vegetal mitad animal, o está tan envenenado que hay que tratarlo con trajes especiales como si de las trincheras de la primera guerra mundial se tratase y no se sabe que problemas puede tener a medio-largo plazo, sin contar además las mezclas genéticas que se forman de manera natural infectando los campos de semillas “bastardas”… es decir, una de las mayores aberraciones que ha conseguido perpetrar el ser humano en siglos.

Nosotros los tenemos claro: ¡NO QUEREMOS TRANSGÉNICOS!

Vida sostenible

Los transgénicos en 3 minutos

3 abr , 2013   Video

En varias ocasiones hemos hablado de los transgénicos, tanto mediante queremosverde como personalmente con quien ha querido debatirlo. Nos hemos encontrado gente que que había oído hablar pero desconocía realmente el tema, otros algo más informados pero con la información a medias y gente escéptica en ambos bandos, lo cierto es que nosotros no apoyamos en absoluto los transgénicos, los rechazamos tajantemente por todo aquello que hemos hablado en otras ocasiones y los nuevos problemas que día a día van surgiendo.

De todas formas me consta que hay aún mucha gente que desconoce los transgénicos, que desconoce su alcance y lo que es peor, no es consciente de su consumo y la cantidad de productos que lo contienen, tanto en alimentación directa, como indirecta (alimentación animal).

En definitiva, mucha falta de información. Y para que quede claro, remitimos a nuestro anterior artículo y además os dejamos con un pequeño video que aclara en 3 minutos que son los transgénicos y todo lo que hay detrás. Quien despues de esto se quede con la espinita de querer saber más, no tiene más que buscar el documental “El mundo según Monsanto”.

Vida sostenible

Centros de trabajo más verdes

1 abr , 2013  

En las empresas, como en todo en esta vida, se pueden adaptar a términos más ecológicos y verdes. Pero también, como todo, puede tener una verdadera intención y conciencia o ser simplemente publicidad para ofrecer buena imagen.

En muchas ocasiones, nos comentan que debemos imprimir poquito y por las dos caras, lo cual es una manera de ahorro energético y ecológico, en tanto en cuanto se reduce el uso del papel, la tinta y la energía de la impresora, pero creo, que sólo con este gesto, que en ocasiones es a lo único que llegan muchas empresas, no se “salva el Amazonas”, mucho me temo que la palabra ECO, puede traer confusión entre ECOlógico y ECOnómico, que puede ir unido, pero no tiene por que ser así.

Las impresoras son una anécdota, un ejemplo, donde podríamos pensar también en usar tintas vegetales ecológicas y papeles FSC en el caso de necesitar imprimir.

Otros ejemplos que creo que deberían tomarse como obligatorios son el de la autogestión de energías verdes por la propia empresa en medida de lo que les sea posible, es decir, si la empresa cuenta con edificio propio, probablemente pueda invertor en placas solares o molinos de viento o algún otro tipo de energía alternativa.

En cuanto al reciclaje, también consideramos que queda mucho por hacer, ya que son muchas las empresas en las que simplemente colocan un cartel donde dice que vigilemos el gasto de agua y que no nos olvidemos de apagar la luz al salir, suena casi a broma el cartelito en cuestión, la verdad. En términos de reciclaje, habría que usar grifos con cierre automático temporizado y filtros de reducción de flujo, eso para abrir boca, igualmente podríamos usar bombillas sin obsolescencia programada y de bajo consumo (Si, existen!), habría también que pensar seriamente en reciclar las aguas grises, ya que tantas persona lavándose las manos tantas veces al días daría para llenar unas cuantas cisternas del inodoro.

Las papeleras de reciclaje igualmente deberían contemplarse en un más amplio espectro, es decir, suele hacer para reciclar papel, o en el mayor de los casos también para reciclar envases, pero también hay de vez en cuando algún tío raro que desayuna fruta en su centro de trabajo (no sólo actimeles y mandangas de esas) y no cuenta con un contenedor apropiado para estos deshechos.

La lista podría ser mucho más larga y lógicamente habría que adaptarla a las necesidades y condiciones de cada centro de trabajo, pero trabajo, nos queda por hacer.

Vida sostenible

El libro blanco de la nutrición en España (y ole!)

27 mar , 2013  

Esta vez, copio y pego desde el Facebook de la Red Andaluza de Semillas, que la información que dan, da mucho que pensar, sobre los intereses sobre la alimentación y como se está haciendo con nuestra soberanía alimentaria. Creo que queda muy claro de que pie cojea el libro, ahora queda lo de siempre ¿cómo vamos a actuar para evitar este tipo de engaños?

Fomento de los transgénicos (Cap. III.2. Impacto de las nuevas tecnologías. Pág. 230 del pdf) en el Libro Blanco de la Nutrición en España presentado la semana pasada. Algunas frases que pasaran a la historia:

“Ninguna industria alimentaria ni gobierno público puede girar la cara a unas tecnologías que permiten producir más con menos impacto ambiental. Este es el caso de muchos desarrollos transgénicos…”

“Sin duda la principal amenaza provendrá de algunas organizaciones ambientalistas que desprecian con arrogancia la ciencia y la tecnología, y también de su capacidad para influir en la opinión de algunos partidos políticos”

El autor, al igual que Cañete, comentaba que los transgénicos son ecológicos (Lee aquí la entrevista).

Tampoco se queda atrás la FEN, que hace pocos días informaba con Coca Cola del equilibrio entre el gasto energético y la hidratación (Lee la noticia aquí)

Libro: http://www.fen.org.es/imgPublicaciones/31032013124951.pdf