Vida sostenible

Si te quedas sin agua, te quedas sin vida

9 Sep , 2011  

Hace tiempo se me planteó una duda respecto a los terrenos con cierta inclinación, ¿qué funcionalidad puede tener respecto al agua?

Bien es cierto que un terreno de ese tipo puede propiciar la escorrentía de agua, estropeando en algunos casos la huerta o en el peor de los casos la vivienda, pero no vamos a ponernos en lo peor y contemos con que la casa está construida lejos de corrientes naturales de agua.

Para sacarle partido a esa corriente de agua propiciada por las lluvias podemos hacer diferentes cosas, dependiendo de las necesidades de agua.

Si lo que requerimos es aprovechar ese agua para que sea absorvida por la tierra en la medida de lo posible, podemos hacer surcos transversales a la corriente para que el agua, al acumularse en estos surcos poco a poco tenga tiempo de ser absorvida por el suelo, ese agua se contendrá para ir “quitando la sed” a la vegetación y para aumentar el nivel de nuestro pozo (si lo tenemos).

Podemos también acumular agua en nuestra alberca o lago de filtración, y como hemos indicado en otros artículos usar el tejado para recoger el agua de lluvia, desechando el primer agua que llevará suciedad, y acumularla en un aljibe que podemos tener enterrado y que nos proporcionará agua fresca de consumo cuando necesitemos.

Un aljibe, aunque hoy nos suene obsoleto, antes era algo muy común en las casas, tanto como los pozos, que por la contaminación que hemos acumulado a lo largo de los años y por las filtraciones, han ido cayendo en desuso. Quizás sea la contaminación, quizás la pereza y comodidad o quizás las grandes compañías las causas.

Por otra parte, si contamos con la suerte de tener en nuestro terreno un manantial de agua, podemos hacer una pequeña presa que no corte el curso natural del agua, y mediante un sistema de decantación que puede resolverse de forma casera, podemos recoger y acumular agua para épocas de escased, podemos colocar un bidón por que permitiremos que vaya pasando y reposando el agua, de manera que los restos de suciedad que pueda contener, se depositen en el fondo y recoger así el agua más limpia posible.

El ser humano, tiene una capacidad creativa muy fuerte y experimentada, basada en la observación y el aprendizaje, cualidad que sin duda debemos aprovechar para beneficiarnos de lo que la naturaleza nos ofrece siendo suficientemente racionales como para respetar los ciclos naturales. De forma que aprovechemos el agua que se nos ofrece, pero hagamos lo que hagamos para aprovecharla, hay algo que siempre debemos tener presente: “Si te quedas sin agua, te quedas sin vida.”


, , , ,