Consumo ecológico

Del déficit al equilibrio ecológico

3 oct , 2011  

Hace casi una semana que el mundo está en déficit ecológico, o lo que es lo mismo, se consumen más recursos naturales de los que se generan.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

Si por ejemplo esto nos pasara con nuestros “dineros”, tendríamos dinero hasta el 27 de septiembre. A partir de entonces, tendríamos que recurrir a amigos, familiares o bancos. Normalmente la diferencia entre unos y otros está en que sólo los últimos nos cobrarían intereses, en teoría.

Así que tendríamos dos problemas. Pedir prestado y devolver más de lo que hemos pedido. Al año que viene, se nos agotaría el dinero un poco antes. El año siguiente unos días antes aún… y así hasta que debiéramos más de lo que ingresamos.

Con el planeta sucede igual. No se puede mantener un modelo de crecimiento continuo e infinito con recursos finitos.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

El sistema económico actual, basado en el crecimiento de los dividendos año tras año. En el que sólo se concibe ganar  a base de que el resto pierda, no es sostenible.

Tanto en materia medioambiental como en el resto de facetas de la vida, el sistema win-win es la mejor opción. Una estrategia de colaboración en la que todas las partes implicadas salen ganando.

Recurriendo a una forma eco-friendly de concebir el consumo y la producción, podríamos acabar con este déficit.

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

Entran en juego en este punto diversos movimientos actuales que tras tomar conciencia de nuestra enorme huella ecológica luchan por equilibrarla.

El decrecimiento es uno de estos movimientos que intenta equilibrar la balanza.

Otro movimiento que está resurgiendo con fuerza, y es una vuelta a los orígenes del comercio, es el trueque. En el que se ajusta más lo que se necesita y lo que se consume.

En definitiva, toda conducta que ayude a no utilizar nuevos recursos y evitar la generación de residuos es útil para luchar contra el déficit ecológico.

¿Por qué no mejor reutilizar antes que reciclar? ¿Por qué no utilizar energías limpias para conseguir calentarnos cocinar o generar electricidad?

Imagen: Pawła Kuczyńskiego

En nuestra mano tenemos todas las opciones posibles para conseguir eliminar el déficit y volver al equilibro ecológico. Pero… ¿queremos hacerlo? ¿Estamos dispuestos a renunciar a pequeñas cosas hoy para tener un mañana verde?

, , , ,

Consumo ecológico

La crisis sistémica y el decrecimiento como alternativa

16 jun , 2011  

En otros artículos que hemos publicado os hemos hablado acerca del decrecimiento. Hoy os traemos un vídeo que es la grabación de la charla “La crisis sistémica y el decrecimiento como alternativa“, impartida por José Bellver y en la que se profundiza un poco más en esta tendencia llamada decrecimiento, en la que se relacionan diferentes tipos de crisis y diferentes tipos de economías como un todo en el que unas influyen a otras interrelacionándose.

 

Charla decrecimiento ISF-Círculo BBAA C.Real, (9/2/10) from ISF – GUCR on Vimeo.

 

Charla decrecimiento ISF-Círculo BBAA C.Real, (9/2/10), parte 2: preguntas y debate from ISF – GUCR on Vimeo.

, ,

Consumo ecológico

Decrecimiento, la paradoja de crecer decreciendo.

29 mar , 2011  

Hablando de manera metafórica, si centramos nuestros esfuerzos en abonar un solo árbol obviando el resto de flora y seguimos alimentándolo de manera exponencial respecto a su crecimiento, el árbol terminará por consumir todo el alimento y acaparará toda la luz del sol, relegando a la penumbra y escasez de alimento a otras plantas de menor porte.

De esta manera, el decrecimiento busca valores mucho más equitativos, humanos y es declaradamente partidario de un consumo sostenible y lógico, frente a la vorágine consumista que nos rodea hoy en día, esto es, vivir mejor con menos.

No se trata sólo de una forma de consumo, consiste en una forma diferente de vida, en “humanizar” el mercado, en participar en nuestro día a día con hábitos tan sencillos como consumir productos ecológicos, locales y variados…

… plantearnos… ¿realmente necesito este producto?

Una de las vías de las que disponemos es evitar el plástico y los productos envasados, evitar en medida de lo posible el uso de combustibles fósiles, mandando así a los fabricantes un mensaje para que comiencen a comercializar sistemas de transporte verdaderamente respetuosos con el medio ambiente y sustituir petróleo por energías limpias.

En definitiva, debemos llevar a cabo un cambio de 180 grados en nuestra vida diaria y en nuestras relaciones socio-culturales.

El modelo actual resulta insostenible a todas luces a largo plazo, y claramente desequilibrado. La polarización de la riqueza tiene como alternativa el decrecimiento, con su propuesta de aplicación de sistemas mucho más equitativos, donde dicha riqueza esté mejor distribuida y de esta manera se consiga una prosperidad y sostenibilidad real en todo el globo con la ética como bandera.

Como dice Raoul M. Jennar, “dado que la inmensa mayoría los representados cada vez nos sentimos menos representados por quienes nos representan, el camino a seguir resulta cada vez más claro, todos y cada uno de nosotros debemos tomar la batuta y actuar, y así cambiar el actual sistema económico (y antiecológico) a fin de obtener una sociedad próspera verde y rica para todos y cada uno de nosotros y sobre todo para el planeta.”


 

,