Agricultura ecológica

De solar municipal a huerta urbana

6 Sep , 2011  

Poco a poco vamos comprobando que van surgiendo nuevos grupos de consumo ético y ecológico, los sistemas de fucionamiento pueden ser diversos, pero la finalidad es la misma, obtener un mundo mucho mejor, huyendo del mundo enfermo y decadente en el que nos hemos visto envueltos, todos esos grupos sienten la necesidad de “curar el mundo”, y si nos organizamos resulta mucho más sencillo, la unión hace la fuerza, ¿no?…

Dentro de los sistemas de funcionamiento de estos grupos, hay quienes hacen compras conjuntas a productores locales, o incluso existen grupos en los que entre sus filas cuentas con productores. Hay grupos que se organizan para sembrar sus propios alimentos… y estos últimos son los que nos atañen en el artículo de hoy… pensamos que es una muy buena idea, juntarse y sembrar nuestros propios alimentos, pero ¿qué sucede si no tenemos sitio donde hacerlo?…

Puede ser complicado, pero hay ayuntamientos que concienciados igual que sus vecinos ofrecen terrenos desaprovechados para huertas urbanas ecológicas, come es el caso, por ejemplo, de Güeñes, entre otros tantos municipios. Pero si estas propuestas no surgen del propio gobierno de nuestra ciudad podemos “echarle cara” y plantearle la cuestión, solicitando algún terreno con las características adecuadas para crear una huerta urbana, ya que son muchos los terrenos en desuso que suelen tener los ayuntamientos y que pueden reutilizarse para fines comunitarios mucho más apropiados.

Las huertas urbanas pueden organizarse o bien por parcelas gestionadas por familias, o bien de manera comunitaria, sirviéndose de un horario de trabajos y responsabilidades en la huerta urbana.

Dentro de la huertas urbanas, además, pueden llevarse a cabo muchas otras actividades, como por ejemplo, cursos de concienciación ecologista, agricultura ecológica, permacultura, para escuelas y vecinos, trueque, cursos de reciclaje, mercadillos, comidas comunitarias, etc…

En definitiva, organicémonos, y solicitemos esos terrenos abandonados para darles vida y gestionar nuestros propios alimentos, dando ejemplo de lo que puede llegar a hacerse con ganas y conciencia ecologista y como hemos dicho muchas otras veces, sembremos donde podamos y devolvámosle a la naturaleza su verde esplendor.

, , , , ,

Agricultura ecológica

Nuestro verde corazón

23 May , 2011  

Hay algo, lejos de politicismos, que me ha llamado la atención dentro de las actividades reivindicativas que se han llevado a cabo en las diferentes ciudades de España durante estas elecciones, ese detalle, aunque puramente anecdótico, ha sido la siembra de huertos en plazas simbólicas de la más importantes ciudades.

Fuente: http://www.permacultura-es.org

Han cambiado innecesarias plantas puramente decorativas, por necesarios vergeles comestibles, y aunque denominarlo vergel resulte precipitado y exagerado, si da a entender una de las necesidades más requeridas, la comida.

Lo hemos comentado anteriormente en diversas ocasiones, y creemos firmemente que esa acto de sembrar hortalizas (esperanza), debería ser algo que desde el gobierno también se alentara, y no queremos decir que esta sea exclusivamente nuestra reclamación, no vamos a entrar en estos temas dado el carácter “apolítico” y ecologista de nuestro blog, simplemente el huerto creemos que es la parcela que más nos atañe.

Pensamos, que todas esas plazas y rincones deberían adornarse con lechugas, coles, flores de patata, capuchinas, frutales en lugar de falsos plataneros, no tenemos nada en contra de los falsos plataneros, esos productos podrían servir para quien más lo necesitase, e incluso para montar mercados locales, pero ¿serían capaces desde los ayuntamientos de no usar productos químicos para cuidarlos? Poder, se puede, pero son tantas las cosas que se pueden hacer…

Proponemos resembrar y mantener esos rincones como huertas, recordándonos nuestros orígenes y alentamos a los ayuntamientos a que contraten a desempleados con conocimientos para mantener esos cultivos y gestionar sus frutos entre quienes más lo necesiten, sabemos que existen actos vandálicos, que por mera diversión o ganas de fastidiar pueden echar a perder estos vergeles de ciudad, pero también estamos seguros que implicando a la ciudadanía puede tener resultados excelentes, pueden participar desempleados, escuelas taller, voluntarios y en definitiva, cualquiera que quiera que su ciudad cuente con todos los recursos que una huerta pueda generar.

Seamos ejemplo, seamos verdes.

, ,

Vida sostenible

¡Qué bien se come en una huerta!

20 Sep , 2010  

La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

¡Increible que esto esté aquí! – decían muchos de los que nunca antes habían visitado esta huerta urbana en Sevilla, más conocida como  La Huerta del Rey Moro. La sorpresa es acertada, dado el aspecto reconfortante de este vergel entre tanto asfalto.

La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

Además el ambiente fue muy agradable, entre tanta gente, familias completas, comida ecológica y naturaleza.

Comida en La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

Comida en La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

El ecolocal, quién organiza estas comidas populares ecológicas para autogestionarse, dio una lección de buena actitud y como no, la gente respondió, acudiendo a pasar un agradable domingo, comiendo y charlando bajo higueras, mientras los más pequeños correteaban entre los bancales, se columpiaban o se tiraban por tirolina.

El huerto del Rey Moro, que tanta disputa ha creado dado su importante ubicación urbana, es ahora lugar de huertas vecinales y escolares, donde quienes tienen conocimientos de agricultura ecológica, aleccionan a las nuevas generaciones, haciendo comprender que no es necesaria química alguna para que la naturaleza responda adecuadamente.

En este recinto, además, se acogen como ya dijimos diferentes propuestas de actividades, que son organizadas por diferentes asociaciones, celebrándose al menos dos actividades mensuales.

Y como no, quien no haya podido asistir esta vez, esperemos que se anime el próximo día a venir, pues será recibido con los brazos abiertos.

Actividad en La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

Actividad en La huerta del Rey Moro. Una huerta urbana en Sevilla.

 

,