Agricultura ecológica

Flores y bichos, ¡buen negocio!

25 Feb , 2013  

Cada vez que pensamos en un jardín floreado, inevitablemente nos acuerdamos de Giverny, el jardín donde Monet, rodeado de flores y bichos, pintaba incansable a sus nenúfares, lirios y sauces.

Y lo cierto que ese tipo de jardines, repletos de flores y agua son un atractivo interesante para todo tipo de insectos beneficiosos.

Y no es que me esté imaginando a Monet sacudiéndose desesperadamente los mosquitos de la cara, pero sí que puedo ver todas esas flores sobrevoladas por abejas, abejorros y libélulas.

El suelo, húmedo por los lagos lleno de lombrices compostando in situ las hojas caídas al suelo.

Y los lagos llenos de ranas dándose festines con otros tantos insectos, casi parece un cuento de Beatrix Potter.

Toda esta fauna y flora conforman un ecosistema muy simple pero efectivo.

Como efectivo sería acomodar en esos paisajes un huerto.

Flores y bichos en armonía en el huerto

Un huerto en el que huestes de insectos polinizadores y compostadores lo hagan prosperar sin apenas trabajo y en perfecta armonía.

Muchos pensarán que un huerto debe estar limpio de hierbas (malas hierbas dicen algunos).

Pero lo cierto que ese es el orden natural de las cosas, dirán probablemente que si no el huerto no crece bien y es incómodo, pero es como decir que como el perro se como los muebles mejor lo tengo encerrado en una habitación vacía.

¿No sería mejor enseñar al perro?

Al huerto se le puede enseñar a convivir con otras plantas y ser parte del ecosistema, porque así, naturalmente funcionará mejor.

, ,

Vida sostenible

Emilia Hazelip

23 Ene , 2013  

Recordando a Emilia Hazelip

Hoy vamos a recordar la figura de Emilia Hazelip y una demostración práctica de cómo cuidaba su jardín.

Anteriormente hemos hablado de la permacultura, agricultura biodinámica, sinérgica y holística, por lo que podréis reconocer muchos de estos conceptos en el vídeo.

A veces el concepto resulta complicado de entender en términos de agricultura general, incluso a veces resulta de cierta complejidad para algunos agricultores demasiado industrializados.

No obstante existen formas más naturales de cultivo que a su vez, si se plantean bien desde un primer momento a la larga resultan muy productivas.

Estas formas de cultivar no sólo no dañan el medio, si no que además lo están recuperando continuamente.

El Jardín de Emilia Hazelip

Un buen ejemplo es el de Emilia Hazelip, ya fallecida, que nos explica pausadamente el funcionamiento de su jardín de permacultura.

A través de esta forma de cultivar, comprobamos que todo afecta a todo y que si escuchamos a la naturaleza, ella nos brindará la mejor de las primaveras.

A continuación os dejamos el vídeo titulado El Jardín el que podréis verle en acción y esperamos que os sirva de inspiración.

, ,

Vida sostenible

No tiene jardín el que no quiere

6 Oct , 2010  

Me ha vuelto a la memoria esta noticia que vi a hace tiempo, demostrando que aún no teniendo terraza, ni balcón ni tan siquiera alfeizar en la ventana podemos tener nuestro pequeño jardín de plantas útiles.

Windowfarm trata de resolver la problemática de alimentos frescos en las ciudades donde suele haber, sobre todo a nivel individual, problemática acerca del espacio para cultivar. Hace poco hablamos de los huertos urbanos, pero no todo el mundo tiene acceso a ellos, y como alternativa, surge a nivel particular la opción de crear un macetohuerto en casa, esto es sencillo si se cuenta con una terraza o en casos más “estrechos” con un balconcito, donde sin demasiado problema podremos poner unas macetas con algunas hortalizas y verduras. Ahora bien el problema surge cuando lo único que tenemos es una ventana y por lo tanto poco espacio y además poco tiempo… pero ¡nada es imposible!

Windowfarm propone crear una cortina vegetal de material reciclado con un sistema de autoriego por goteo en circuito cerrado, reutilizando de esta forma todos los nutrientes.

Ahora bien, como se ha hecho toda la vida, podemos comprar un bonito tiesto o plantar en una vieja lata de conservas, es decir, en Windowfarm nos ofrecen la solución y tambien podemos adquirir su sistema en su página web, o bien podemos reutilizar botellas viejas en casa decorandolas a nuestro gusto y fabricando toda la cacharrería necesaria donde lo único que probablemente tengamos que comprar sea la bomba de riego y pudiendo nosotros mismos adaptar el proyecto a nuestras necesidades. A partir de aquí, depende del capital o la habilidad “bricomaníaca” de cada uno.

Desde queremosverde.com os animamos a crear vuestro propio sistema, ya sea en casa o en la oficina, y a mostrar en el foro vuestras propuestas para ponerlas en común con todo el mundo y que todos podamos contar en el futuro con nuestro propio huerto por pequeño que sea.

,