Agricultura ecológica

¡Puagh! ¡Una lombriz!

16 Nov , 2011  

Seguro que muchos reaccionamos así al ver a alguno de estos importantísimos bichos, de la misma manera que ellos pueden pensar -¡Puagh, que asco, un humano!.

Pero lejos de esa relación tan “especial” hemos de decir que son un pilar fundamental en la salud de nuestro planeta. Por decirlo de alguna manera, las lombrices son unas de las encargadas más importantes de convertir deshechos en el mejor alimento para la flora del planeta.

Un suelo lleno de lombrices es un suelo sano, y tanto es así que si sembramos en una tierra donde no haya lombrices, será difícil cultivar nada de forma óptima y a veces imposible.

Nos encontraremos en la mayor parte de los casos con un suelo estéril o abocado a la esterilidad más absoluta. Evidentemente la tierra, por mucho que le cueste es capaz de recuperarse de casi cualquier “burrada” que el ser humano pueda haberle hecho (no siendo esa justificación para contaminar a nuestras anchas).

Las lombrices de tierra son pieza clave en esa labor, poco a poco, por si solas irán apareciendo y trabajando el suelo, perforándolo, oxigenándolo, alimentándolo y reparándolo sin la agresividad del arado, que “destripa” la tierra y deja a merced de todo tipo de animales, todos los insectos necesarios para alimentar el suelo.

Las lombrices conocen bien su labor, y me consta que se esmeran en su quehacer, devoran toda la materia respetando vegetal inerte y acomodan las semillas para que crezcan de la mejor manera (al contrario que muchas empresas empecinadas en lo contrario). De hecho, es un placer ver como dentro de un vermicompostador todo aquel resto vegetal que se eche se acaba por transformar en compost y como, entre el compost, brotan y crecen todas las semillas que hayan podido caer, dispuestas a ser trasladadas a la huerta.

Ni que decir tiene que todos los “potingues” químicos de cualquier clase que se viertan sobre el suelo (directa o indirectamente), pueden diezmar a las lombrices, en definitiva, arrojar piedras contra nuestro propio tejado.

Demostrados y comprobados quedan los beneficios de su trabajo, tanto el compost como el lixiviado, este último comparable para las plantas con la poción mágica de Panorámix.

Pero… ¿cómo podemos obtener todo ese beneficio?

Simplemente atrayéndolas de la misma manera que haría la naturaleza, podemos seguir la pautas que indica la permacultura o montar vuestro propio vermicompostador, total, hay quién tiene perro, hay quien tiene gato y hay quién tiene lombrices.

, , , , , ,

Vida sostenible

¿Cómo fabricar un vermicompostador casero?

19 Nov , 2010  

Como fabricar un vermicompostador casero

Hoy vamos a llevar a cabo un pequeño cursillo de bricolaje en el que os vamos a mostrar cómo fabricar un vermicompostador casero, del que ya hablamos en otra entrada, El bosque en casa (vermicompostadores).

Un vermicompostador que casi todo el mundo pueda tener en casa sin ocupar demasiado espacio, y así poder reciclar parte de los residuos vegetales de nuestra casa y convertirlos en humus para nuestras plantas.

Como desde queremosverde.com pensamos tanto en el reciclaje como en la economía, pretendemos demostrar que no es necesario ser millonario para ser ecológico, vamos a reutilizar materiales para la fabricación de la vermicompostera.


¡Suscríbete a nuesro canal de Youtube!


¿Qué necesitamos para hacer nuestro vermicompostador?

– 3 ó 4 cubos de pintura vacíos lo más limpios posibles. Como mínimo 2 cubos, y una tapa.

– 1 trozo de 1 x 1 m. tela plástica ligeramente tupida (como la de los sacos de escombros o patatas) por cada cubo contenedor.

– 1 goma elástica o cinta adhesiva.

– 1 punzón o una broca
de 1 ó 2.

– 1 broca de 4 ó 5 mm.

– 1 taladradora.

– 1 puñadito de lombrices que podemos conseguir de algún huerto ecológico o algún conocido.

¿Cómo fabricamos el vermicompostador?

Cubos perforados. Listos para hacer un vermicompostador casero.

Cubos perforados. Listos para hacer un vermicompostador casero.

Con el punzón, vamos a perforar toda la tapa y en cada uno de los cubos vamos a hacerle agujeros a lo largo de la mitad del lateral, ligeramente por debajo de donde quedaría la base del otro cubo al introducirlo por dentro.

Vamos a hacerlo así para que respire por un lateral y por el otro poder volcar el cubo para extraer el lixiviado.

Perforar con la broca de 4 ó 5 mm la base del otro cubo

Este será el cubo que contendrá las lombrices y el compost

Forramos el cubo contenedor con la tela y lo sujetamos por fuera con cinta adhesiva o una goma elástica

Cubo ya forrado por dentro con la tela

Cubo ya forrado por dentro con la tela

Y ya tenemos casi terminada nuestra vermicompostera casera y reciclada.

El cubo donde estarán las lombrices y el cubo que servirá de base.

Ya tenemos listas las piezas de nuestra vermicompostera

Dentro del cubo contenedor, sobre la tela, colocamos a sus “inquilinas” las lombrices con el poquito de compost que traigan.

Y ya podemos comenzar a añadir los deshechos vegetales aptos para alimentar nuestras lombrices y ponerlas a trabajar.

Lombrices en el fondo del vermicompostador casero

Lombrices en el fondo del vermicompostador casero

Montamos todas las piezas de nuestro vermicompostador y ¡listo!, ¡ya podemos compostar!

Vermicompostador casero acabado y listo para compostar

Vermicompostador casero acabado y listo para compostar

Ya tenemos listo nuestro vermicompostador casero.

Puedes hacerlo de 3 compartimentos para lombrices, pero para empezar puedes hacerlo sólo con uno y cuando lo tengas listo puedes pedir a los niños que lo decoren por fuera.

¡Sin tapar los agujeros!

Os dejamos una breve guía para hacer vermicompost donde explican que pueden consumir o que no nuestras lombrices y como gestionar correctamente nuestro vermicompostador.

Y por supuesto os animamos a llevar a cabo esta actividad tan satisfactoria.

Este ha sido el vermicompostador que hemos fabricado en queremosverde.com.

Os iremos contando las aventuras de nuestras lombrices en el futuro.

¿Y tú? ¿Te animas?.

, ,

Agricultura ecológica

El bosque en casa (Vermicompostadores)

22 Sep , 2010  

El bosque en casa (Vermicompostadores)

Donde viven las lombrices

¿Quién no ha escarbado el suelo de niño para encontrar lombrices?
Ya sabíamos que es más fácil encontrarlas en sitios húmedos (no encharcados), y donde la tierra es oscura y mullida. Pues bien, la razón por la que la que las lombrices vivan ahí, es por que son las encargadas de transformar el material de desehecho del bosque (hojas caídas, excrementos de animales…) en el que probablemente sea el mejor alimento para las plantas, el humus de lombriz.

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa
Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

 

Bill Mollison explica como nadie la función del humus para las plantas y toda la vida que éste contiene, millones de microorganismos y bacterias dispuestas a mejorar el suelo y a alimentar los bosques.

El humus, ese manto oscuro que se encuentra bajo la primera capa de hojas del bosque, resulta fundamental para obtener un óptimo crecimiento y sanidad en las plantas. Esta capa de materia vegetal, con debido a la acción de la lluvia, va filtrando nutrientes por la tierra hasta las raíces de las plantas y para nuestro deleite desprende un agradable “olor a bosque” característico.

Como hemos dicho, las lombrices, devoran el material de deshecho de los bosques, pero no solo eso, ellas saben bien qué deben comer y transformar en humus y qué es lo que no deben comer. De esta forma, si una manzana cae al suelo, las lombrices comerán toda la manzana a excepción de las semillas fértiles, que brotarán y vivirán alimentadas por el humus, y esa planta solo será “compostada” el día en que muera.

– Y la pregunta es… ¿Cómo podemos aprovecharnos en casa de esta maravilla?

– Con un vermicompostador.

Ya sea industrial o casero (hecho con materiales reciclados), con un vermicompostador podemos convertir todos los deshechos vegetales de la casa en humus para nuestras plantas, y de paso reciclar deshechos muy variados, pues las lombrices comen vegetales, cartón, cabello, etc…

 

 Cómo hacer un buen compost: manual para horticultores ecológicos - Mariano Bueno

Cómo hacer un buen compost: manual para horticultores ecológicos – Mariano Bueno.

 

 

 

El sistema es muy básico, se trata de varias bandejas perforadas superpuestas con una tapa superior, para proteger a las lombrices de la luz, y una bandeja inferior donde recoger el lixiviado (líquido resultante del compostaje). De esta manera, iremos depositando en las bandejas inferiores los restos a compostar y cuando el compost se vaya formando y deje de haber comida, echaremos nuevos restos en una bandeja superior y ellas mismas irán cambiándose de bandeja.

Con el lixiviado podemos mezclarlo una parte por dos de agua declorada y así obtendremos un excelente abono líquido y totalmente respetuoso con el medio ambiente.

Así que desde queremosverde.com os animamos a tener lombrices como mascotas, ya que no hacen ruido, no huelen y no muerden a las visitas.

Aquí os dejamos unos enlaces sobre los Vermicompostadores:

Compostadores

Haz tu propio compostador

 

Imagen de cabecera  por @antonio_g_m – http://photo.antoniogarciamartin.com/autumn-leaves-at-hollandpark/

, ,