Ecodiseño

Ideas luminosas para lámparas recicladas

12 Sep , 2011  

boli-bic-lampara-reciclada-hecha-con-boligrafos-bic-negros

Reducir nuestros residuos al tiempo que hacemos algo útil con ellos

Hace unos meses os hablábamos de cómo dando una segunda oportunidad a objetos destinados a convertirse en residuos, podíamos conseguir unas envidiables lámparas recicladas que serán la envidia de cualquiera que nos visite.

Ahora que cada día anochece un poco antes, estamos en la mejor época para poder renovar la iluminación de nuestras casas, pues después de salir del trabajo, aún tenemos un rato para poder trabajar con luz natural.

También, con la cuesta de septiembre, si nos quedamos en casa haciendo algo de bricolaje nos ayudará a mantener los gastos a raya, siempre que utilicemos materiales reciclados y no compremos todo nuevo.

Por otro lado, recién llegados de las vacaciones de verano, aún no estamos saturados con el trabajo y la vuelta a la rutina, de forma que nuestra creatividad está más despierta, más receptiva a las ideas que podemos ver en cualquier parte y en cualquier objeto y que nos van a inspirar para llevar a cabo nuestra obra de “ingeniería ecológica”.

Tus lámparas recicladas pueden ser más ecológicas aún si usas bombillas de LED

 

Para algunas de las ideas que os proponemos a continuación, es necesaria cierto nivel de aprovisionamiento previo, pues vamos a necesitar una cantidad importante de algunos objetos, aunque, pidiendo colaboración a amigos, familiares y compañeros de la oficina, el tiempo de recopilación de material se reduce considerablemente, y mientas, se pueden ir planificando y preparando, por ejemplo, la forma de engancharlos, el diseño o dónde vamos a colocarlo.

A continuación, os vamos a dar algunas ideas, que se pueden llevar a cabo, y que si os animáis, esperamos que compartáis con nosotros tanto a través de comentarios en este blog, nuestra página de Facebook o en nuestra cuenta de Twitter.

Volivik 347 nn – La lámpara hecha con bolis BIC

El primer caso de lámpara reciclada que podemos hacer en casa, es esta que hemos encontrado en la web del estudio de diseño enPieza! que han creado con nada más y nada menos que 347 bolis Bic, y que han dado el nombre de Volivik 347 nn.

Lámpara reciclada hecha con boligrafos BIC negros

Volivik 347 nn – la lámpara reciclada hecha con boligrafos BIC negros. Fuente imagen: http://www.dolcecity.com/marcas/2010/12/lampara-volivik-de-enpieza-hecha-con-bolis-bic.asp

 

Salvando las distancias con esta lámpara, la idea puede inspirarnos, para crear nuestros propios diseños, bien con bolis Bic, o bien con cualquier otro tipo de bolígrafos, lápices o lo que nuestra imaginación o medios nos faciliten conseguir.

 

Echándole un par de tapones…

Otro elemento que podemos utilizar para hacer una lámpara, son los tapones de las botellas de agua, al tener diferentes tamaños y colores, podemos jugar con ellos y crear diferentes efectos de luz  en base de lo que queramos conseguir.

Y también la posibilidad de jugar con los tapones para hacer diferentes figuras mezclando colores y tamaños y que conseguiremos levantar la admiración entre las visitas.

Lámpra hecha reciclando tampones de plásticao de botellas de agua.

Lámpra hecha reciclando tampones de plásticao de botellas de agua. Fuente imagen: http://www.buenobonitoybarato.com.es/manualidades/varios/lampara-con-material-reciclado/

 

Usando botes vacíos

Y para terminar, os traemos otra idea que se puede llevar a cabo reciclando los envases de Actimel, que da la sensación de ser uno de esos fascinantes seres marinos que podemos ver en los documentales en parajes paradisíacos, y que con este tipo de proyectos, estaremos ayudando a conservar, pues evitaremos que el plástico vaya a parar al mar en última instancia, formando la gran isla de plástico flotante que vaga a la deriva por los océanos.

 

, , , ,

Bioconstrucción

Bioconstrucción, la medicina inmobiliaria.

29 Sep , 2010  

A veces creo que el autor del cuento de los tres cerditos debió haber sido un promotor inmobiliario porque no sabría decir si este cuento ha tenido una repercusión positiva o no en la biocontrucción, pues parece que el único material bueno, según la fábula, es el ladrillo de toda la vida, indicando el autor que quiénes no trabajan de esta manera son perezosos…

Bueno, bromas aparte, pero sin dejar totalmente de lado esta opinión generalizada sobre el ladrillo, podríamos valorar la situación actual de la bioconstrucción.

A todos nos gusta mirar revistas con casas espectaculares, domotizadas o ver esos crecientes programas donde la gente enseña sus viviendas (con todo tan casualmente situado) contruidas con materiales último modelo… ¿pero cuántas de estas casas tienen realmente un bajo impacto medioambiental?

A mi modo de ver, creo que socialmente le damos más importancia a la estética y comodidad, muchas veces persuadidos por miles de anuncios publicitarios, y olvidamos cosas verdaderamente básicas, y deberíamos por tanto valorar también la interacción que ésta tiene con el medio, buscando métodos alternativos, basados en las tradicionales formas de construcción.

Respecto a los materiales, el ladrillo puede ser una opción pero ¿por qué no convertirlos en ladrillos de adobe?

Es algo que se ha hecho desde siempre y aún hoy existen casas centenarias construidas con madera y adobe. También podemos obtener buenos resultados con cañas, tierra prensada (parte de la Gran Muralla China esta construida de esta manera), materiales reciclados varios y cómo no, las balas de paja que tanto problema le causaron a nuestro primer cerdito, pero que a día de hoy resulta ser un material con unos resultados excelentes, protegiendo del frío y el calor, de la humedad y el fuego ¡sí, el fuego!

Materiales y técnicas las hay de muy diversos tipos, pudiendo adaptar la que más nos interese según la zona en la que vivamos. El problema, sin embargo, viene por otro sendero… la legislación, que no contempla este tipo de materiales de la misma manera que hace con el ladrillo y las estructuras arquitectónicas modernas, siendo estos los materiales estrella de hoy en día.  Pero aún con mayor dificultad, si es posible legalizar construcciones de este tipo y también asegurarlas y por supuesto tener una casa totalmente ecológica y que nada tenga que envidiar estéticamente a esas casas de las revistas.

Os dejamos enlaces con más información:

Preguntas frecuentes sobre construcción con paja

Construcción con tierra

Y por supuesto un libro que abarca todos los aspectos de la bioconstrucción y que puedes conseguir fácilmente por internet, Cantos del arquitecto descalzo de Johan van Lengen.

, , ,