Consumo ecológico

Pan de verdad

13 Jun , 2013  

Un hombre sujeta un pedazo de pan listo para comer

Algo que ha acompañado al ser humano y que ha evolucionado con el son las masas de cereales molidas y cocidas, lo que venimos a llamar pan.

La evolución del pan

El pan ha evolucionado, se ha adaptado a las zonas donde se ha comido, cambiando su composición, olor, sabor y método.

Pero algo que siempre ha caracterizado su proceso (no en todos los casos, si hablamos de pan ácimo) es la fermentación natural, larga, muy larga, con colonias de “bichitos” felices de poder alimentarse de algo tan bueno y natural.

Esto aporta olores, sabores, digeribilidad y durabilidad, algo que lamentablemente hoy prácticamente se ha perdido.

Hoy, la industrialización ha matado el pan de verdad, y lo que se vende (por norma general) no es ni parecido a lo que debiera ser.

Hoy en día, lo que encontramos en las tiendas son masas mal cocidas, precocidas y congeladas, en muchos casos, repletas de mejorantes y mil mandangas químicas más que intentan disfrazar la falta de harinas de calidad y disimular que casi no ha tenido fermentado.

Un pan hecho con masas que no han sido fermentadas, sino que simplemente han sido “hinchadas” en el horno, es decir, masas poco o nada fermentadas con cereales refinados de pésima calidad, todo por anteponer precio a calidad, consumiendo así masas nada saludables.

Amasando pan a mano según la forma tradicional. Foto - Making bread by Flickr user PETER9914 (Creative Commons)

Amasado a mano según la forma tradicional.
Foto – Making bread by Flickr user PETER9914 (Creative Commons)

La solución para volver al pan de verdad

La solución, como todo en nuestro mundo verde, es la de cambiar la manera de hacer, la conciencia y el sentido social de las cosas.

Así, vemos como cada día son más los panaderos artesanos que recuperan las técnicas de sus antepasados. Artesanos que buscan volver a hornear el buen producto que se elaboraba hace años.

Artesanos que han sido animados por otros tanto “panarras” caseros enamorados de uno de los alimentos más antiguos del mundo, todos ellos además convencidos de que la harina ecológica sabe mucho mejor.

En resumen, comprad solo el pan que lo merezca o elaboradlo en casa, que es una experiencia maravillosa.

Harina, agua, sal y masa madre.

, , , , , , , , , , , , ,

Vida sostenible

¡Dime cómo reciclas y te diré como eres!

4 Nov , 2010  

Que tod@s debemos reciclar es algo que tenemos prácticamente asimilado, pero ¿tenemos claro cómo hacerlo correctamente?

Sabemos a ciencia cierta que existen muchísimas dudas acerca del reciclaje (separación de residuos), muchas veces no tenemos claro si un espejo o una bombilla han de depositarse en el contenedor verde (de vidrio), o si un tetrabrick va en el contenedor azul o en el amarillo, y mucho menos que hacer con objetos tan particulares como una sartén o un termómetro.

Pues bien, existen diversidad de paginas web como esta o esta, donde explican concienzudamente como hacer una separación efectiva de residuos para su correcto reciclaje.

En estas webs enumeran una amplia lista de residuos y su contenedor correspondiente, indicando que cuando un objeto no se encuentre en dichos listados debemos llevarlo al punto limpio más cercano.

Pues bien, no sólo de reciclar vive el ser humano, también podemos reutilizar, es decir, ¿por qué no darle más vida a un brick usándolo para plantar una lechuga o un par de puerros? Igualmente podemos limpiar viejos cubos de pintura perforándolos para hacer un vermicompostador casero muy económico y que además podemos decorar por fuera para que se integre con alguna estancia de la casa. Y si carecemos de creatividad, no hay problema, existen en internet páginas como la de basurillas, que apuestan por reutilizar y reinventar la nueva vida de los objetos con verdadero éxito. Y como no, si por el contrario somos mañosos con el hilo y la aguja también podemos ser creativos de la misma manera que Circolor, creando nuevos diseños y reaprovechando al máximo nuestra ropa vieja.

Desde queremosverde.com os animamos a reutilizar y reciclar para crear menos residuos contaminantes y conseguir un mundo verde.

, , ,

Vida sostenible

¡Una vida ecológica no deja huella!

3 Nov , 2010  

Tod@s hemos escuchado hablar de la huella ecológica y muchas veces sin tener claro qué es exactamente. Se trata de un indicador de sostenibilidad, que se evalúa con diversos parámetros como por ejemplo el territorio productivo de forma ecológica o la gestión de residuos.

Much@s de nosotr@s tratamos en mayor o menor medida de reciclar como nos indican, a veces incluso sin tener muy claro cuál es la separación de materiales más apropiada, puede que también controlemos el consumo de agua en nuestras casas, compremos productos con poco o ningún embalaje, o incluso puede que nos hayamos unido a un grupo de reforestación en algún momento de nuestras vidas.

Toda esa aportación ayuda a mejorar nuestra huella ecológica, pero continuamos viendo que se siguen comercializando muchísimos productos embalados, que muchas veces sólo reforestamos en casos de extrema necesidad y probablemente sólo una vez en la vida, que no atendemos a los sistemas acuaticos como deberíamos… y que desde luego no participa toda aquella persona que podría hacerlo.

Como vemos, el único camino para tener una huella ecológica respetuosa es responsabilizarnos tod@s, autoconcienciarnos, y por supuesto asimilar y automatizar todo este tipo de tareas, haciendo que sean más amplias cada vez.

Desde queremosverde.com seguiremos intentando dar ideas de sostenibilidad, intentando simplificar el camino hacia un mundo verde y que poco a poco sea más la gente concienciada que se suba al carro del respeto a la tierra.

Podemos mejorar nuestro impacto si tod@s colaboramos, no sólo en las tareas que conocemos como el reciclaje o desenchufar los aparatos electricos por ejemplo, sino en otros gestos para los que queremosverde.com hemos aportado ideas, como pueda ser el aprovechamiento del agua, compostar nuestros deshechos, crear productos de limpieza ecológicos, promoviendo el consumo de productos locales y de temporada o dando ideas para cultivar tu propio huerto, ya sea en la ventana o en tu pequeño terreno

Lógicamente no todo queda aquí, como ya hemos dicho en más ocasiones debemos valorar nuestro caso individual e ingeniárnoslas a nivel personal para crear sólo deshechos fácilmente asimilables de manera 100% respetuosa con el medio y apostar por una agricultura sostenible, ecológica y libre de transgénicos, y por supuesto debemos mantener lo más sanos posibles todos nuestros ecosistemas ya que son los pilares fundamentales de la vida en el planeta.

Os proponemos un interesante test que hemos visto en la red, que mide vuestra huella ecológica, que aunque no deja de ser algo meramente orietativo, lo que cuenta es lo que vamos caminando día a día para hacer el camino a la sostenibilidad cada vez más corto.

, , , , , , ,