Ecología,Reciclaje

Vivo y orgánico, pero no basura

23 mar , 2012  

Después de una semana de ausencia por el lanzamiendo de nuestra red social, Justinne ha vuelto con nosotros con uno de sus artículos cargado de su sorna y retranca habituales

Esta semana he leído un artículo de Europa Press que me ha indignado sobremanera. El artículo se titula así:

“Campaña contra tirar animales vivos a la basura”

La cuestión es que se han encontrado cuatro gatitos vivos en un contenedor, por lo que las autoridades han decidido reforzar la campaña para el uso de los diferentes contenedores en los que tiramos nuestros desechos.

Se ha constatado que el ciudadano ha comprendido bien el uso de cada contenedor; lo que no se había indicado en la campaña era que no se debían tirar seres vivos a estos contenedores. Se daba por hecho que, como ciudadanos del siglo XXI,  no se nos podía ocurrir tamaña barbaridad.

¡Mal hecho! – No debemos de olvidar NUNCA que somos auténticos cafres por muy pulidos y civilizados  que parezcamos por fuera.

Lo siento señores, pero es la realidad. Todos llevamos dentro, en mayor o menor medida, un auténtico “homo cafrensis”.

Lo que yo me pregunto es que pensarán las personas que son capaces de un acto semejante.

¿Dudarán en que contenedor tirarlo? – Si descartamos el de papel y el de vidrio, sólo nos queda el destinado a orgánico.

Si existen tantos albergues donde dejar los animales, ¿Por qué los tiramos a la basura? Tal vez sea para que no nos vean abandonar un animal.

Qué triste: nos importa más lo que piensen de nosotros que lo que pensamos de nosotros mismos.

Somos el desconcierto con patas.

Nos hacemos con mascotas sin pensar que procrean, como cualquier otro ser vivo.

Presumimos de mascotas exóticas para suscitar la envidia del prójimo y, cuando crecen, como no sabemos qué hacer con ellos, pues los tiramos. Eso sí, a escondidas para que no piensen mal de nosotros.

En fin, para tranquilidad nuestra, las autoridades ya han tomado cartas en el asunto y lanzarán una campaña tipo:

“Un ser vivo no es basura orgánica”

“No busques más, no hay contenedor para animales vivos”

Dada nuestra imbecilidad, se me ocurren algunas otras campañas:

“la fosa séptica no es hábitat natural de los reptiles”

“No ridiculices a los animales con ropa de diseño”

“No intentes amaestrar serpientes”

Se me ocurren muchas más, pero les tengo que dejar para dar de comer y acariciar un poco a mi gato Mortimer.

Justine de La Bretonne.

, , , , ,

Agricultura ecológica,Alimentación ecológica,Etiquetado ecológico,Producción ecológica

¿Cómo reconocer un producto ecológico por su etiqueta?

10 sep , 2010  

¡¡Hola a todos!!

Hoy es viernes y como cada fin de semana somos muchos los que nos disponemos a hacer la compra para el resto de la semana. A los que consumimos productos ecológicos, se nos plantea muchas veces la duda de sí un producto realmente es ecológico o no lo es. Por eso, hoy hemos preparado un pequeño artículo en el que tratamos acerca del etiquetado ecológico.

El 27 de julio de 2007 entró en vigor el Reglamento comunitario sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, aplicable y obligatorio a partir del 1 de enero de 2009 en cada estado miembro. La importancia de este reglamento viene dada debido a que el etiquetado de los productos ecológicos se ha convertido en un tema de vital importancia debido al aumento en el consumo que este tipo de productos está experimentando.

Mediante este etiquetado se ofrecen las garantías de que el productos realmente cumple la garantías, la calidad y los procesos de producción que le convierten en un producto ecológico con todos los beneficios que ello conlleva, esto es, que el potenciar la transparencia de los productos y la confianza de los consumidores.

Por ello en la UE se emplea un logotipo que es obligatorio a partir de julio de 2010 en todos los alimentos ecológicos preenvasados producidos en su territorio, y su uso queda restringido a los productos que únicamente, o casi, contengan ingredientes ecológicos. También su uso deberá poder ser voluntario si se trata de productos ecológicos sin envasar producidos en la UE o de productos importados de terceros países. Este logotipo no puede utilizarse en el etiquetado de productos obtenidos durante la fase de conversión o de alimentos procesados en los que menos del 95% de sus ingredientes de origen agrario sean ecológicos.

Este cambio también introduce un nuevo logotipo, en vigencia desde el 1 de julio de 2010 y que sustituye al existente desde 2007. A continuación puedes ver el logotipo antiguo y el logotipo nuevo que certifica este tipo de productos.

¿Pero qué es un producto ecológico? De acuerdo con el Reglamento, tenemos que: “La producción ecológica es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales.

Así pues, los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural.”

Ahora bien, otra pregunta que surge es, ¿cómo se certifican los alimentos ecológicos?. De esto se encarga cada país miembro de la UE. En España, los Consejos o Comités de Agricultura Ecológica territoriales (CAE), son los organismos encargados de certificar los productos ecológicos, dependientes de las Consejerías o Departamentos de Agricultura de las Comunidades Autónomas, y en tres comunidades autónomas (Andalucía, Castilla La Mancha y Aragón) han sido autorizados organismos privados.

Para reconocer en el mercado los productos de la agricultura ecológica, todas las unidades envasadas, además de su propia marca, llevan una etiqueta (o contra etiqueta) numerada y un logotipo con el nombre o el código del organismo certificador. Todos contienen como elemento en común “Agricultura ecológica“. Otros términos que pueden incluirse en el etiquetado y que definen este tipo de productos son “eco”, “ecológico”, “bio”, “biológico” u “orgánico”.

El código tendrá el formato siguiente: las iniciales ES, indicando que el producto está certificado en España; las iniciales AN, en este caso debido a que el producto procede de Andalucía, pero varía según la comunidad; le siguen 2 dígitos que son la identidad del organismo certificador y finaliza con las siglas AE, de Agricultura Ecológica. De forma que el código final queda así: ES – AN – “XX” – AE.

Si quieres visitar la web oficial de la UE donde se habla sobre la certificación y el etiquetado haz clic aquí.

Para terminar, haz clic aquí si quieres descargarte el REGLAMENTO COMUNITARIO SOBRE PRODUCCIÓN Y ETIQUETADO DE PRODUCTOS ECOLOGICOS (Reglamento (CE) número 834/2007 del Consejo de 28 de junio de 2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) número 2092/91. DOUE número L 189 de 20 de julio de 2007), que entró en vigor el 27 de julio de 2007 que será de aplicación obligatoria a partir del 1 de enero del año 2009.

También puedes consultar este artículo en nuestro foro, junto a otros también muy interesantes.

, , , , , , , , ,