Consumo ecológico

¿Reciclamos? No hace falta, mejor reutilizamos.

14 Sep , 2011  

Estamos muy habituad@s a usar ciertos productos como algo corriente, y en muchos casos simplemente no nos paramos a pensar si existen otros modos más ecológicos de hacer las cosas.

Tod@s damos por sentado, y me atrevería a decir que lo entendemos como “ley universal”, el hecho de que vivimos y coexistimos en una sociedad de consumo, donde “las cosas son así y ya está” sin más pretensiones, usamos y tiramos, o en el mejor de los casos reciclamos. ¿Pero reciclar es tan bueno como pensamos? ¿Realmente resuelve el problema…?

Algo que siempre pienso, y la verdad sea dicha de paso, no sólo pienso sino que hago, es buscar alternativas a muchas de esas cosas, a muchos de esos objetos que simplemente deslizamos dentro de los contenedores de reciclado.

Pongo un ejemplo: ccuando íbamos al cole (y hoy como padres hacemos igual con nuestros hijos), llevábamos un bocadillo envuelto en papel de plata o film transparente en otros materiales, luego los niños felizmente hacíamos una pelota con todos los papeles de plata y lo usábamos como pelota, hasta que nos hartábamos y la dejábamos abandonada.

Pues bien, si el bocadillo, en lugar de envolverlo en estos materiales, que ya de por sí consumen muchísima energía tanto en su fabricación como en su reciclaje, y no hablemos de lo que eso supone para el medio ambiente, optásemos por envolver el bocadillo en un papel de esos de horno o similar y eso se metiese despues en una fundita de tela que nosotros mismos podemos hacer cosiendo dos lados de una vieja servilleta, seguro que podríamos reutilizar varias veces el papel e infinitas la bolsa de tela (incluso si os ahorráis el papel en el caso de no ser un bocata pringoso, mejor que mejor).

Con esto quiero explicar que si en lugar de directamente reciclar, usamos un producto de múltiples usos, nos ahorramos reciclar y todo lo que conlleva.

Podemos cambiar muchas cosas, desde la bolsa del bocadillo como acabamos de decir, hasta regar con el agua de lavar la verdura, o usar verdura fresca día a día en lugar de tanto congelador, podemos hacer conservas reutilizando los botes tantas veces como estos permitan, o consumir pan “bien servido” de masa madre, que hará que éste nos aguante bastantes días sin necesidad de congelarlo o que se nos eche a perder, la cuestión es usar la imaginación y ver que podemos hacer para mejorar nuestro entorno y porque no, nuestro bolsillo.

, , ,

Consumo ecológico

Comercio justo y diseño de moda, IOU project y diseño alternativo

27 Jun , 2011  

En la sociedad de consumo actual, que avanza lentamente a la sociedad del conocimiento, cada vez es más frecuente preguntarse cómo es posible que alguien fabrique tan baratos en países del sudeste asiático o del este de Europa. Cómo vivirán aquellos que fabrican nuestros teléfonos, o cosen nuestros pantalones. Y, también, cómo es posible que se pueda competir con los precios de los artículos fabricados en condiciones laborales bastante peores.

Para responder al interés por conocer de primera mano el proceso que lleva la fabricación de las prendas, han surgido iniciativas como el IOU project.

Esta iniciativa permite poner en contacto a artesanos textiles con diseñadores de todo el mundo. La originalidad de las telas tejidas por los primeros, unida a la creatividad de los segundos, permite vestir prendas que son respetuosas con el trabajo de todos los que están involucrados en el proceso. Un mecanismo similar al que se aplica en la producción agrícola o ganadera, y que deberíamos poder ver en todas las prendas que vestimos.

Otra alternativa interesante que permite conocer a los que fabrican nuestra ropa, son las ferias de diseño alternativo. Se trata de mercados de moda donde pequeños diseñadores ponen a la venta sus creaciones, más originales que las que encontraréis en las grandes cadenas de ropa, y con mayor calidad en los acabados. En estos mercados, podéis hablar con la persona que ha dado la última puntada a las prendas, y comprobar que no estáis colaborando con la explotación laboral en países en desarrollo.

Si queréis saber cuáles son y cuándo se celebran, por ejemplo en Madrid, podéis encontrar el Nómada market, la feria de la boca, o el dosde market. En ellos podreis hablar directamente con diseñadores que diseñan y elaboran su ropa y complementos, como Le chanelas, Ojú illa, Perrilla y cia., Malicia y decenas de otros diseñadores.

Si queréis tener una guía actualizada de los mercadillos que se celebran cerca de vosotros, consultad la página de mercadillos and markets.

Para llegar a la sociedad de conocimiento, podemos empezar por la sociedad del consumo responsable.

, , , , , ,