Consumo ecológico

¿Por qué soy productor y consumidor de productos ecológicos? II

27 Jul , 2011  

Hoy podéis leer la segunda parte del interesante artículo que nuestro amigo Álvaro, productor y consumidor de productos ecológicos ha escrito y que desde queremosverde.com, como a todos vosotros, tenéis nuestras líneas abiertas para publicar vuestros escritos, reflexiones, artículos…

 

PARTE 2ª

 

Algunos se preguntan si con la agricultura y la ganadería ecológica se podría alimentar a la población mundial. Yo creo sinceramente que sí, pero lo que tengo claro es que si seguimos con las mismas prácticas y dirección que estamos llevando hasta ahora no hay futuro posible ni planeta que lo resista.

Por motivos personales tuve que dejar en barbecho, durante varios meses mi huerto ecológico. Cuando por fin pude retornar mi actividad, el huerto se había convertido en una masa boscosa, con todo tipo de “malas hierbas” de más de 2,5 m. de altura. Estoy seguro de que para un agricultor convencional esa imagen sería como una pesadilla. Sin embargo, yo me sentí orgulloso de ver la capacidad regenerativa y la biodiversidad del huerto, con cientos de plantas, tales como los cardos, margaritas, castañuelas, malvas, correhula, hipérico, tomillo, mastranzo, fumaria, verdolaga, avena loca, avena común, trigo, etc…, que iban acompañadas a su vez de cientos de animales, como la mantis religiosa, mariquitas,  saltamontes, cochinillas, lagartijas, lagartos, culebras, erizos, conejos, ranas, y como no, las superabundante fauna de pájaros de la zona.

Llevo practicando meditación desde 1973 y siendo intermitentemente vegetariano desde entonces. Hago alusión al tema, pues estas prácticas me han llevado a valorar y ver un poco más allá de lo aparente. En occidente, damos importancia a aquello que podemos constatar, en el caso de la alimentación, sus componentes de proteínas, vitaminas y resto de principios inmediatos y no tenemos en cuenta lo que para mí es lo más importante por su capacidad de alimentar y por lo que lleva implícito que es que aquello de lo que nos alimentemos contenga el halo vital (pura vida). Puedo asegurar que las plantas que no se hayan desarrollado ecológicamente no tendrán esta cualidad, podrán tener un aparente buen aspecto, tanto de forma como de color, pero si pudiéramos ver su aura nos daríamos cuenta que son productos enfermos, carentes de vitalidad, como esas personas enfermas que engordan a causa de los medicamentos, tienen un aparente buen aspecto, pero todos vemos claramente que esa gordura no es sana ni natural. Eso es de lo que nos estamos alimentando, productos hinchados de forma artificial (enfermos). No podemos reemplazar la sabia acción de la naturaleza por nuestra conveniencia sin que ello tenga consecuencias. Hay estudios que constatan que los productos ecológicos tienen más principios (vitaminas, proteínas, etc.) que los que no lo son, pero no es de lo que estoy hablando, estoy hablando de alimentarnos de productos vitales y sanos, independientemente del aspecto que tengan.

 

 

Unidos en el despertar. Álvaro

, , , , , , , , ,

Vida sostenible

Cómo ser vegetariano y no perderse en el intento

24 Mar , 2011  

Hoy en el periódico hemos visto una noticia, más bien en un blog, que hacían referencia a los flexitarianos que llevan una dieta casi vegetariana pero que también comen carne o pescado, aunque estos alimentos no son los predominantes en la dieta.

Los motivos que llevan a seguir este tipo de dieta, o mejor dicho, forma de vida, son variados, desde el cuidado de la salud, hasta reducir la contaminación a través de la reducción del consumo de carne pasando por el derecho de los animales a vivir y morir dignamente y sin sufrimiento.

La pregunta es, ¿podrían los flexitarianos ser incluidos dentro de los vegetarianos? La respuesta, como sucede en este tipo de situaciones, es bastante complicada pues la subjetividad y las creencias y valores de cada uno hace que las líneas entre una y otra sean muy difusas.

Para ayudar vamos a arrojar un poco de información sobre el tema, y que cada uno llegue a sus propias conclusiones, os vamos a enumerar y describir los diferentes tipos de vegetarianismo que hemos sido capaces de encontrar, que no son pocos.

Así pues, aquí va la clasificación:

Lacto-ovo-vegetariano: consumen vegetales y además huevos y lácteos, pero no consumen carne ni pescado.

Lacto-vegetariano: consumen vegetales y lácteos así como sus derivados, pero no consumen huevos, ni carne ni pescado.

Ovo-vegetariano: consumen vegetales y huevos, pero no consumen lácteos, ni carne ni pescado.

Eubióticos – combinan los alimentos de forma que mantienen separados proteínas e hidratos de carbono.

Macrobióticos – no consumen productos procesados, utilizan productos naturales para sazonar, salar y endulzar los alimentos.

Crudívoros – no consumen carne ni productos animales, ni pescado, únicamente productos de origen vegetal y nunca cocido, pues mantienen que mediante la cocción se pierden las vitaminas de los alimentos.

Esteinerianos o biodinámicas – tienen en cuenta no sólo la cantidad del producto, sino también la calidad, y la necesidad de regenerar la tierra una vez obtenido el fruto.

Vegetarianos estrictos – únicamente consumen productos de origen vegetal, no consumen ni huevos, ni  lácteos, ni miel ni ningún producto de origen animal.

Veganos – no consumen ningún producto de origen animal, en todas sus vertientes, no únicamente en lo que se refiere a productos alimenticios.

Herbívoros – son aquellos que consumen únicamente verduras, vegetales y frutas.

Frutarianos – consumen únicamente frutos secos y fruta fresca.

Pescetarianos – consumen vegetales y animales marinos, pero no animales terrestres.

Lacto-cerelianos – consumen lácteos y cereales.

Granivorianos – consumen productos en grano principalmente y ningún producto de origen animal.

Apivegetarianos – consumen productos vegetales y además consumen miel.

 

Hemos recopilado 15 formas diferentes de practicar el vegetarianismo, y seguro que existen más aún. Como podemos ver, cada uno puede elegir un camino distinto para este modo de vida, en función de sus valores y creencias, pero lo que es cierto, es que todos, colaboran a conseguir un mundo sostenible, sano y eco-lógico.

Fuente imagen: http://miblogvegetariano.blogspot.com/2009_03_01_archive.html

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,