Vida sostenible

Los aires del jurásico

8 Jun , 2012  

Esta semana me quiero trasladar a los tiempos pretéritos de nuestro planeta. Hace 150 millones de años, cuando los dinosaurios eran lo que solemos llamar “los putos amos”.

En aquellos tiempos, la temperatura media del planeta era de unos 18 grados más de promedio que la actual.

A este calentamiento, seguramente contribuirían varios factores que nos es difícil determinar pero, una de ellas es – asómbrense ustedes – las flatulencias de los dinosaurios. En vulgar “roman paladino”: LOS PEDOS.

Según datos de un estudio reciente, las ventosidades de los dinosaurios liberaban a la atmósfera unos 520 millones de toneladas de metano al año. Lo que sin duda contribuyó enormemente al calentamiento global.

Un equipo de científicos (los eternos aburridos) estudió las flatulencias de las vacas, seres igualmente aburridos, aunque lo son mucho más las ovejas, que además son unas remilgadas.

Pero volvamos al tema, que me voy por las ramas: estos señores, comparando el tamaño de las vacas con el de los dinosaurios, han llegado a estimar que estos últimos producían unos 500 millones de toneladas más que nuestras actuales vacas.

Las vacas, por lo menos dan leche, y posan plácidamente y muy formalitas en los valles a los que han sido asignadas, para dar a todo un aire así como más bucólico.

Un paisaje plagado de dinosaurios, atronando la atmósfera con sus flatulencias es de todo menos bucólico.

Este estudio nos lleva a curiosas reflexiones:

En primer lugar, queda claro que la agresión a nuestro entorno no es nuevo ni tenemos la “patente” de ello los seres humanos (ni siquiera en eso somos los primeros).

La diferencia es que los dinosaurios no eran conscientes y nosotros sí. Además, ellos tampoco podían hacer nada porque aún no se había inventado el Aerored.

Con unos bichos tan grandes, me imagino que cada uno de sus cuescos debería de oírse en varios kilómetros a la redonda y con una ventolera de huracán caribeño.

En caso de producirse el alivio en las aguas de los mares, seguro que se originaban tsunamis de record.

Eso sin contar la peste, que debería de durar varias semanas.

La vegetación existente no podría dar abasto para transformar los aires pestilentes en oxígeno. La situación se agravaba porque, además, era pasto del voraz apetito de la mayoría de especies de dinosaurios.

Muy vegetarianos, pero soltando gas a toda mecha. Eso sí, se quedarían muy a gusto.

Imagino que la capa de ozono debería de tener unos agujeros del tamaño de la actual Australia.

Imagino también que el resto de especies se pasarían todo el día rogando al cielo para que se produjese una extinción masiva de esos seres tan grandotes y maleducados, que no dejaban respirar a nadie un poco de aire puro.

Y vaya si el cielo les respondió. Les cayó un meteorito que los dejó a casi todos fritos. Y al que lo dejo a medias, se acabó de cocinar en la pestilente atmósfera formada a partes iguales por las altas temperaturas consecuencia del impacto y sus propias ventosidades.

¿Quién dijo que un meteorito acabó con los dinosaurios? Si nos vamos al origen real, los dinosaurios se extinguieron POR PEDORROS.

Justine de La Bretonne

Vida sostenible

Música ecologista y humanitaria

5 Jun , 2012   Video

Música ecologista y humanitaria. Una herramienta de reivindicación

La música es algo que siempre hemos usado como medio de expresión. Hoy en día la música ecologista y humanitaria es algo normal y aunque pueda parecer algo novedoso, este uso reivindicativo y de protesta social de la música se ha empleado a lo largo de toda la historia.

Este tipo de música que defiende el medioambiente y la naturaleza, ha creado el que se ha denominado como el estilo straight edge del que ya hemos hablado aquí.

Las bandas dentro de este estilo proclaman ideologías y modos de vida en los que se respetaban los derechos de los animales, se abogaba por el veganismo o por el rechazo al alcohol o las drogas.

Como decimos existen grupos y estilos musicales para todos los gustos, pero hoy os traemos y diferentes estilos con una temática común, un mensaje ecologista y humanitario tratado desde diferentes lenguajes musicales.

Algunas canciones ecologistas

Os dejamos la selección de algunos temas que pueden ser interesantes y que esperemos que os gusten.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Ska De La Tierra

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Melon Diesel – Planeta verde

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

zpu – madre tierra con maikro

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Zona Ganjah – La Naturaleza

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Alika – Paciencia

Si conocéis más canciones que defiendan la ecología y un mundo más sostenible podéis compartirlas con nosotros o usar el hashtag #queremosverde en las redes sociales.

 

Vida sostenible

¿Quién debe a quién?

1 Jun , 2012  

Para una enciclopedista como yo, el Hombre es el ser vivo más apasionante que ha existido.

Como individua de esta especie, soy consciente de que somos capaces de mostrar tanto una solidaridad infinita como una crueldad sin parangón en otro ser vivo de nuestro planeta. Nuestra soberbia es insultante y nuestra incongruencia alcanza cotas de vértigo-

Sobre esta última cualidad (no cabe otra explicación para lo que voy a contarles), versarán hoy mis reflexiones.

A ello vamos….

Durante siglos, pero principalmente desde la revolución industrial, los países del llamado “primer mundo” se han dedicado a esquilmar recursos naturales de las colonias que previamente habían conquistado a tal efecto. Haciendo gala de un egoísmo inusitado, hemos devastado áreas geográficas de gran valor, no sólo ecológico, en aras de un progreso que solo beneficiaba a unos pocos.

Hemos dejado a países ya pobres, aún más empobrecidos. Nos ha traído al pairo su futuro y el porvenir de su población.

Piensen un momento de donde nos vienen casi todas las materias primas que utilizamos para nuestro bienestar.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, nos empezó a entrar un cargo de conciencia tal, que de algún modo había que aliviar.

Ningún problema: nos dedicamos  prestar ayuda económica a nuestras antiguas colonias, a cambio de unos intereses que nunca podrán pagar o, lo que es peor, a cambio de seguir haciendo en su país lo que nos venga en gana.

¿Cómo se explica, sino, que se creen grandes superficies de monocultivo en países en vía de desarrollo?

¿Cómo explicamos el uso de semillas transgénicas y pesticidas que afectan a sus aguas potables?

Sinceramente me indigna que sigamos pensando que estos países nos deben una enorme deuda económica cuando nuestro bienestar no hubiese sido posible sin sus productos y esfuerzos. La consecuencia ha sido un aumento aún más significativo de la diferencia entre países ricos y pobres.

Somos ricos porque les hemos quitado a ellos lo que incluso nos sobra.

Pero, pensemos por un momento en términos de ecología. ¿Quién estaría en deuda con quién? ¿Quién debería pagar por esa pérdida de recursos, ecosistemas y especies vivas que ya no recuperaremos?

Los países que más nos hemos enriquecido, que por otra parte somos los que más contribuimos al cambio climático, debemos de responsabilizarnos de la deuda histórica con los países empobrecidos. No se trata solamente de un acto de justicia, es indispensable para desarrollar una economía sostenible y justa que permita la supervivencia de nuestro mundo.

Pero esta deuda no es sólo por nuestras acciones del pasado. El primer mundo sigue siendo el que más contribuye al cambio climático por emisión de gases contaminantes pero, quien sufre las consecuencias es la población entera.

Lo más triste, es que las consecuencias de estos cambios climáticos – inundaciones, lluvias torrenciales, largos periodos de sequía – las sufren, en mayor medida e injustamente, los países empobrecidos por nuestro desmesurado consumismo.

Hemos criticado, atacado y eliminado las dictaduras más extremas de las últimas décadas pero, ¿Cómo llamarían ustedes a esta forma de ejercer nuestro capricho y nuestro afán de satisfacer nuestro bienestar a costa de la supervivencia del vecino?

Lo siento, pero tiene los componentes de una dictadura al uso, a saber: soberbia, prepotencia, despotismo, falta de respeto por el individuo y las libertades (no tienen opción a negarse), los aniquilamientos masivos (abocamos a poblaciones enteras a morir lentamente con una alimentación deficiente, cuando no contaminada) y el ensalzamiento de una figura deshumanizada, en este caso el consumismo desmedido.

Como perteneciente al género humano, admiro y ensalzo nuestra nobleza pero, al mismo tiempo, maldigo nuestra estupidez e incongruencia.

Justine de la Bretonne

Consumo ecológico

Visita a Natura Málaga

30 May , 2012  

Un año mas visitamos Natura Málaga, con mucha gana, la verdad. Un año más coincidimos con viejos amigos como Naturcup, siempre al pié del cañon y conocidos de otras ferias como Triodos o Bioworld Shoes.

Este año la feria había crecido notablemente en numero de expositores, 90 en total y de charlas y ponencias, ahora bien, una cosa eché en falta, un mayor numero de stands de alimentación y sobretodo de alimentación fresca, haberlos los había, pero a mi parecer bastante escasos para tratarse de una feria ecológica. Sinembargo lo que si encontré fueros bastantes stands de aceite de oliva, a cada cual más impresionante, pero ya se sabe en andalucía el aceite es pura ambrosía, y más aún si es ecologico.

El resto de la feria se repartía entre otro tipo de productos y terapias (depuradoras, energías limpias, vehículos eléctricos, turismo ecológico…), sinembargo aun a pesar de la escased de puestos de alimentación (incluyo sitios donde comer), siempre es interesante acudir a este tipo de eventos, para animar a más productores cada año y más en Málaga, donde me consta que hay un buen número de bioagricultores.

Vida sostenible

El Mamut solitario

25 May , 2012  

Esta semana quisiera transmitirles mis impresiones sobre un plan que yo he considerado irracional, nada más leer el título del artículo en el que he leído este propósito:

“CIENTÍFICOS COREANOS TRATARAN DE CLONAR UN MAMUT”

Nada más leer el título me surgió una duda inquietante: ¿PARA QUÉ?

Si analizamos la evolución de las especies, nos daremos cuenta que las que se extinguieron lo hicieron por una razón lógica; bien porque no se pudieron adaptar a tiempo al hábitat, bien porque el clima para el que estaban preparadas cambió bruscamente, bien porque estalló un meteorito que cambió bruscamente  toda la vida en el Planeta,..

Toda especie que se extingue provoca, a su vez, una reacción en la cadena evolutiva.

Los que se adaptan sobreviven, los que no, al baúl de los recuerdos.

El entorno del Mamut eran las grandes llanuras heladas. Para ello lucía una espesa pelambrera que le aislaba de las gélidas temperaturas que tenía que soportar. Al producirse un retroceso en las glaciaciones, quien no se “depilo a laser” murió asfixiado.

Pues bien, hace un par de meses, se encontraron restos de mamut en perfecto estado de conservación en Rusia. Este país ha llegado a un acuerdo con una fundación ubicada en Corea y, como parece ser que tienen tanto tiempo libre que se aburren como marmotas, han planeado clonar un mamut utilizando estos restos junto con restos de médula ósea de mamut de otros hallazgos anteriores.

En otras palabras: ¡Van a crear un animal con parches de varios individuos!

Sinceramente, me parece un juego muy peligroso:

– Si los restos que van a utilizar son de hembra y macho, ¿crearan un mamut hermafrodita?

– Si este tipo de animal estaba acostumbrado a alimentarse de una vegetación que ya no existe, ¿Qué le darán de comer?

– ¿Dónde van a ubicar al animalito?

– ¿Alguien ha pensado en lo alienante que resulta que seas el único ser vivo de tu especie?

– Si al mamut le entran ganas de jarana, ¿Con quién lo aparearan? (Se me ocurre una sugerencia, pero la madre del que parió esta idea no tiene la culpa).

Imagínense que cunde el ejemplo y los científicos se lían a clonar especies ya extintas, así  sin más, para “ver qué pasa”. Jugando inconscientemente a ser Dioses. ¿Se imaginan la debacle evolutiva que podemos preparar?

Señores todos (científicos incluidos) ¿No hay ya bastante problemas que resolver en nuestro mundo, para ponernos a hacer el ganso de esa manera?

Busquen vacunas y curas para las enfermedades que seguimos padeciendo.

Busquen formas de alimentar decentemente a la población.

Acometan acciones para prevenir el mal trato y la explotación de los menos favorecidos.

Propongan vías para preservar nuestro entorno y la vida en este planeta.

¡Eso sí que son retos! Y además, necesarios.

Espero sinceramente que no sigan adelante con el plan y, sobre todo, que no cunda el ejemplo.

Correríamos el riesgo de dejar de ser los “reyes de la creación” a favor de, pongo por caso, el velociraptor, un dinosaurio muy, pero que muy malo y que corría que se las pelaba.

Bueno, a lo mejor no resulta tan mala la idea…. ¿Ustedes que opinan?

Justine de La Bretonne

Vida sostenible

Desimprimiendo… espere, por favor

23 May , 2012  

Ctrl+Shift+P…

Eso podría ser perfectamente el nuevo atajo de teclado que definiría el nuevo trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, la opción de desimprimir.

Esta nueva aplicación, que mediante laser consigue borrar la tinta de cualquier impresión dejando el papel como nuevo para posteriores impresiones, está resultando muy atrayente para algunas de las grandes firmas de impresoras.

Este sistema, además, sería un buen estandarte contra la tala indiscriminada de árboles por las papeleras, pudiendo ser además muy notable la reducción de reciclado necesario, ya que simplemente con “unos toques mágicos” de laser nos ahorraríamos la laboriosa tarea del reciclado del papel, pudiendo dejarlo listo para su reutilización en nuestra propia casa u oficina.

Aquí os dejamos la noticia para más información.

Vida sostenible

¿Y antes de haber jabón, qué…?

18 May , 2012  

¿Y antes de haber jabón, qué…?

Cómo much@s de vosotr@s habréis visto, al menos en documentales, sabréis que no siempre existió el jabón y que desde luego este no existe en todos los lugares hoy en día. Sinembargo, mejor que peor, todo hijo de vecino tiene su forma de lavarse, con jabón, con arena, simplemente con agua o incluso quién peor lo tiene sólo con humo, pero existe una planta que naturalmente no existe en todo el planeta, pero al menos si en nuestra tierra, que es la Saponaria, una planta que por si sola es jabón, tiene la capacidad de saponizar y en consecuencia de lavar.

Hoy que todo son elaboradísimos jabones y champús repletitos de parabenes y otras mierdas (no se me ocurre mejor palabra para definir dichos tóxicos…), la Saponaria surge como alternativa a toda esa industria, como alternativa decididamente ecologista y sostenible.

La cuestión es, ¿Cómo usamos la saponaria?, la podemos usar tal cual, frotándola con agua, eso producirá espuma, pero podemos también elaborar recetas para obtener diversos tipos de jabón, corporal, champú, etc, todos hechos de plantas y cada uno con sus propiedades particulares.

Os facilitamos una de las tantas recetas que podemos encontrar por internet y os animamos a buscar nuevas recetas:

  • 50 gr. de raíz de Saponaria
  • 1 cucharada de hojas de Salvia
  • 1 cucharada de hojas de Romero
  • 1 litro de agua

Ponemos el agua al fuego, y una vez rompa a hervir la vertemos sobre la mezcla de hierbas. Dejamos reposar una hora, colamos y guardamos listo para usar.

, , , , , , , , , ,

Consumo ecológico

Un verde por otro

18 May , 2012  

Esta semana nos vamos a ir a uno de mis países favoritos: México., lindo y querido, como dice la canción.

Bien, vamos al tema:

Me ha llegado un artículo sobre el proyecto de devastar un cerro de la provincia de Guadalajara, en concreto Cerro Travesaño, perteneciente a la Alcaldía de Chapala.

Y ¿Con que propósito se querrá devastar un cerro con áreas de vida silvestre? Se preguntaran ustedes extrañados. Pues para que se extrañen aún más, ahí va la noticia:

 “SE DEVASTA UN CERRO EN CHAPALA PARA CONSTRUIR UN COMPLEJO DE CASINOS”

¡Con dos cojones!

Si me pongo irónica – porque ya se cansa una de cabrearse por estos temas – podría transmitirles muchas reflexiones al respecto, a ver si así, con la ironía, nos damos cuenta del despropósito:

En primer lugar, el impacto visual no sería tan grave: sustituimos el verde selva por el verde golfo de los tapetes de las mesas de apuestas.

Y podríamos seguir con el verde: pintamos todas las fachadas de este color, eso sí, en diferentes tonos. No olvidemos que en la variedad está el gusto.

Incluso las luces podrían ser de color verde

¡QUEREMOS VERDE! ¡SI SEÑOR!

Para que no pase como en Las Vegas, que crearon la ciudad en medio de un desierto, con lo que el gasto de trasvase de agua es tremendo, se ha pensado muy bien al crearlo en una zona húmeda.

Claro que el consumo de agua de unas instalaciones de este tipo podrían poner en peligro las reservas de agua de la zona. No hay problema ¡Nos quitamos la sed a tequilazo limpio!

Que no les parezca a ustedes tan extraño, las ventajas son muchas: nuestras estancias en las instalaciones transcurrirían en etílica placidez, potenciaríamos una industria autóctona y conservaríamos nuestros cuerpos en alcohol, inmunes a los deterioros.

¡No me digan que no es una idea genial!

Por otro lado, se potenciaría la economía de la zona a cotas jamás imaginadas por los campesinos locales.

Los agricultores pasarían a ser “croupiers”; los ganaderos se convertirían en chóferes, porteros o “seguratas” de los locales; y las lindas señoritas de la zona en camareras,  mesoneras como dicen allá, coristas o cigarreras.

Claro que se perdería la esencia mejicana – ¡tan linda! – y el honor de las señoritas pero, ¡Señores! ¡El progreso es el progreso!

Se acabó el trabajar de sol a sol para recolectar frutas y verduras.

Se acabó el trajín de acarrear ganado de un lado para otro, tragando polvo y con el pompis escocido de andar todo el día a caballo.

Se acabó el cocinar ricas tortillas de maíz y platillos picantes, o tejer, confeccionar o tallar artesanía autóctona.

La plena dedicación de la zona estará basada en “desplumar” a los turistas en las mesas de juego, atiborrarles de tequila y venderles “souvenirs” de auténtica artesanía local “made in China” y a precios comparables a los productos de las tiendas de la “Milla de Oro” madrileña.

Al fin y al cabo, para eso están los turistas.

Propongo a la Alcaldía que vaya estudiando, además, un programa de clases de capacitación para las diferentes modalidades que precisará la zona, a saber:

  •  Hacer combinados
  • Barajar con rapidez las barajas de cartas.
  • Agilización de servicio de barra.
  • Catalogación y segmentación de clientes por volumen de propinas.
  • Elevación de pierna sincronizada (queda muy feo que cada corista la levante por su cuenta).
  • Preparación de menú cuartelero con servicio de raciones ridículas en platos superlativos y a precios exorbitantes.
  • Detección de tahúres a simple vistazo.

Las riquezas que genere la actividad en los trabajadores locales les permitirá, por fin, de disfrutar de su lindo País, cuando se cansen de aguantar pelmas.

Para los mejicanos y viajeros de buen gusto quedarán sitios tan lindos como Puerto Vallarta, Acapulco, el Caribe Mejicano,….El resto, que se meta en los casinos.

Ahora en serio, con todo mi respeto, admiración y, desde lo más profundo de mi corazón:

Señores  ¡¡¡VIVA MEXICO!!!  pero el de verdad, el “chévere” y, por supuesto, sus amables gentes.

Justine de La Bretonne

Agricultura ecológica

Semilleros, reciclaje y compostaje, todo en uno.

14 May , 2012  

Para quien tenga su pequeña huerta vamos a contar un pequeño método para la fabricación de semilleros que es muy interesante, simple barato y que evita la molestia que supone los transplantes para las raices. Vamos a fabricar nuestros propios semilleros con papel de periódico, o como diría Bill Mollison, vamos a “Convertir las malas noticias en buenas noticias”:

Necesitamos:

  • Papel de periódico
  • 1 tubo de cartón de esos de papel higíenico o similar
  • Algo para aplanar el papel (mango de un martillo, mazo de un mortero…)
  • Cinta de carrocero (opcional)
  • Compost, mantillos, turba…

Separamos una de las hojas dobles del periódico, la cortamos por el pliegue y cada una de estas partes la doblamos a la mitad.

Esto lo enrollamos alrededor del tubo, alineado este al borde plegado del papel.

Colocamos el sobrante hacia arriba, y lo remetemos dentro del tubo.

Giramos el tubo y con la ayuda del mazo (o similar) aplanamos el papel que hemos introducido en el tubo aplanándolo contra la mesa.

Ahora, opcionalmente podemos sujetar con un pequeño trozo de cinta de carrocero la parte superior del semillero para que no se abra tanto, aunque no es necesario, ayudará a que tenga algo más de estabilidad.

Sacamos el tubo del semillero y ¡listo!

Ya tenemos semillero, ahora cuando la planta tenga un tamaño apropiado para transplantarla, la transplantaremos con semillero incluido, así la raiz sufrira menos y el periódico se compostará y servirá de alimento a la planta.

Para regarlos sólo debemos colocarlos en una bandeja y echar algo de agua en la bandeja para que se riegue por capilaridad.

Vida sostenible

Mareando Delfines

11 May , 2012  

Estimados amigos, esta semana me he llevado un enorme disgusto y mi indignación alcanza cotas enciclopédicas.

Les cuento:

Resulta que una ONG Peruana ha confirmado que el 100% de los delfines aparecidos muertos en sus costas murieron por un síndrome de descompresión e impacto acústico, producido por las ondas sonoras generadas por embarcaciones petroleras.

Al analizar estos cadáveres se han encontrado con oídos rotos, hemorragias y burbujas de gas en sus órganos vitales.

¡Pobres seres! Acabar de esta manera y totalmente indefensos ante nuestra desfachatez y prepotencia.

El delfín es, junto con el homínido, el ser más inteligente de la naturaleza. O al menos es lo que decimos los seres humanos. Habría que preguntarles a los delfines su opinión.

Muchas culturas pretéritas (Griegos, Celtas, Romanos,..) lo veneraban como a un dios. El delfín siempre nos ha acompañado en nuestras epopeyas a través de los mares. Divisar delfines en medio de la inmensidad de los océanos era, y es, muy reconfortante para el ser humano. Son animales que transmiten seguridad, amabilidad y tranquilidad.

A mí, particularmente, me parecen unos seres increíbles por su inteligencia, su dinamismo, su alegría. Creo que acabaron por error en un planeta, dominado por el ser humano, y que definitivamente no les merece. O a lo mejor es el planeta el que no se merece al ser humano.

Son numerosas las historias sobre delfines que han ayudado a sobrevivir a náufragos o a protegerles de depredadores como el tiburón. No sé si lo harán por instinto pero, de lo que no cabe duda es que siempre lo hacen forma desinteresada. Y ¿No es acaso claro síntoma de inteligencia superior la ayuda desinteresada?

¿Y como se lo agradecemos nosotros?

Pues contaminando acústicamente su entorno en aras de un progreso que, francamente, me parece cada día más abocado a la total aniquilación de la vida en la tierra.

Somos conscientes de que para muchos animales marinos la acústica es vital para su supervivencia pero, desafortunadamente nos trae al pairo (hablando de mares, aprovechemos para usar símiles marineros).

Los delfines se desplazan por los mares del planeta siguiendo rutas grabadas durante milenios en sus menorías atávicas. Nosotros también llevamos milenios desplazándonos por rutas marinas pero, sólo unos pocos decenios atronando con nuestros petroleros el entorno marino y desorientando animales acuáticos a diestro y siniestro, lo que les lleva, irremisiblemente, a la muerte.

Si ya no nos mueve el respeto al resto de seres vivos (estarán conmigo que esto ya es una realidad), podríamos preservar estas especies para aprender de sus hábitos en provecho nuestro. Alguna razón habrá para seguir una ruta en vez de otra, o para migrar en una época o en otra.

Pero, claro, eso sería un insulto a nuestra soberbia de “reyes de la creación”. Todo lo que no sean cálculos matemáticos, análisis y estadísticas no nos vale. Seguimos en nuestra infinita ignorancia, sin comprender que el mayor y mejor libro de aprendizaje es la naturaleza.

Lo más triste es que, para sobrevivir,  los únicos sitios que les van a quedar a los delfines serán los delfinarios, donde les enseñamos a pegar saltos y hacer piruetas para nuestro solaz y divertimento.

No puedo evitar preguntarme ¿Qué pensaran los delfines de nosotros? ¿Qué opinión de nosotros se les acabará grabando en la memoria?

Lo más probable es que acaben pensando (si no lo hacen ya) que somos un atajo de gilipollas integrales que estamos jodiéndolo todo por jugar a ser los “number one” del planeta.

Justine de La Bretonne

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar