Ecodiseño

5 maneras de convertir el aire en agua

12 Feb , 2017  

5 maneras de convertir el aire en agua

#convertirelaireenagua

Convertir el aire en agua es algo que no requiere de poderes mágicos o alquimia.

Con ingenio y algo de tecnología y no siempre, es posible.

El vapor de agua flota en la atmósfera como consecuencia de la evaporación del agua de los ríos, mares, plantas, seres vivos…

Este vapor de agua puede condensarse de forma natural y artificial y así conseguir extraer el agua del aire.


¡Suscríbete a nuestro canal de Youtube!


No en todas las partes de la tierra el nivel de humedad ambiental es el mismo.

La altitud, temperatura, orografía, geografía, masas de agua… hacen que los niveles de agua en el aire sean muy diferentes entre diferentes a lo largo del planeta.

A pesar de esta diferencia, casi siempre es posible extraer agua del aire y transformar el aire en una fuente de agua potable.

Así pues, mediante la canalización del rocío, la niebla o la diferencia de temperatura es posible extraer agua del aire.

A lo largo de la historia se han utilizado varios sistemas para conseguir convertir el aire en agua.

Utilizando la tecnología disponible en cada momento o los recursos naturales disponibles.

A día de hoy existen varias tecnologías y diseños que han mejorado la eficiencia y permiten conseguir más agua o trabajar en ambientes donde la humedad ambiental es más baja.

Veamos ahora cinco muestras de cómo puede conseguirse agua a partir del agua utilizando diferentes conceptos y tecnologías.

1. Pozos de Zibold

En la época bizantina se utilizaron montones de piedras para condensar el agua del aire y canalizarla por un sistema de tuberías.

Se estima que se podrían obtener más de 50.000 litros cada día con cada montón…

Este tipo de sistemas es llamado pozo aéreo.

En el caso que comentamos, son llamados pozos de Zibold, debido al nombre de su descubridor Friedrich Zibold.


Publicidad
¡Fiambreras ecológicas! Encuéntralas en Amazon

Fiambreras ecológicas de acero inoxidable A Slice of Green.


2. Supervivencia básica

Otra manera de conseguir agua del aire más rudimentaria, que nos enseñaron un un taller de supervivencia en un campamento cuando éramos niños, consistía en hacer un agujero en el suelo.

En la base del agujero se coloca un recipiente.

Después se tapa el agujero con un plástico y se cubren los bordes del plástico con arena.

Para acabar se coloca una piedra pequeña en el centro del plástico, sobre el recipiente, para que el agua al condensarse resbale, caiga y llene el recipiente.

3. Aquaer Generator

Uno de estos sistemas es Aquaer Generator, inventado por Enrique Veiga,que genera agua a partir de la condensación del vapor del agua del ambiente.

Este sistema capta el aire y lo conduce a una cámara donde se enfría y se produce la condensación.

El agua se recoge y se canaliza a un depósito.

El límite de trabajo del Aquaer Generator está en un 8% de humedad relativa y 45 grados de temperatura.

Al cabo del día puede obtener hasta 3000 litros de agua y su consumo eléctrico es equivalente al de una lavadora.

4. Sunglacier DC-03

Sunglacier DC-03 es un sistema que utiliza el efecto Peltier para captar el agua del aire.

En este caso el equipo es autónomo pues recurre a la energía solar para generar la electricidad que necesita para funcionar.

Un placa solar genera 18w que alimentan una placa Peltier, que a su vez enfría un cono de aluminio.

El cono al enfriarse provoca una diferencia de temperatura con el aire y por hace que el agua se condense en su superficie.

Cuando se forman las gotas de agua éstas resbalan y caen a un recipiente.

Este sistema es un proyecto de código abierto, por lo que cualquiera puede añadir mejoras y además es de acceso universal.

Otra ventaja es que el coste de esta tecnología es muy bajo, lo que le hace asequible para las zonas que no están desarrolladas.

Sentimos no haber podido encontrar un vídeo en español.

5. Warka Water

Warka Water es un proyecto desarrollado por Arturo Vittori y Andreas Vogler.

Este invento consiste en una estructura de juncos con la forma de un jarrón gigante de 10 metros.

En su interior una red tupida de nylon o polipropileno forma una especie de segundo jarrón con la base acabada en pico.

El agua se condensa cuando el aire reduce su temperatura y es canalizada usando la gravedad a un contenedor en la base de la torre.

Esta pensado para áreas en las que la población no tiene acceso a tecnología, materiales o fuentes de energía.

, , , , , ,

Consumo ecológico

Cómo cargar el móvil de forma ecológica

29 Dic , 2010  

Durante un día normal se envían más de 200.000 sms por segundo en todo el mundo. En estas fechas, esta cifra es más alta aún, al igual que las llamadas, llegando al caso de que en Nochevieja las líneas se colapsan y tenemos que estar esperando un rato hasta que podemos empezar a felicitar a los que no tenemos en la misma habitación.

Pero claro, para hacer estas llamadas y enviar estos mensajes, necesitamos un móvil, un móvil que tenga batería, y aquí es donde vamos a centrar hoy nuestro artículo, en las formas ecológicas que disponemos para poder cargar el móvil, y reducir así su huella ecológica, que es un reto pendiente en la telefonía, así que mientras llega desde la industria podemos ir reduciéndola nosotros, y de paso, también rebajamos nuestra factura de la luz.

Para poder recargar nuestro teléfono tenemos a nuestro alcance varias alternativas, que nos van a permitir elegir el tipo de energía que queremos utilizar.

Vamos a empezar por la energía solar, que parece ser la que más se aplica a los pequeños aparatos electrónicos como linternas o juguetes,  y que también se aplican a los cargadores, en este caso, tenemos infinidad de modelos. Están compuestos por unas pequeñas placas solares y según el modelo o bien carga directamente el dispositivo, o llevan también una batería que permite realizar la carga en otro momento. Hoy en día es bastante fácil encontrarlos, con multitud de webs y tiendas donde encontrarlos, y además muchos sirven para cargar no sólo teléfono sino cualquier dispositivo portátil como reproductores de mp3, videoconsolas, etc.

El siguiente tipo de energía que vamos a presentaros es la eólica. Aquí, hay una operadora que pone a nuestra disposición dos modelos que aprovechan el aire para cargar nuestro móvil, aunque la forma de obtenerlo es diferente. Uno de ellos funciona como un aerogenerador pero en miniatura, con el inconveniente de que si no hay aire no hay carga. Pero eso se soluciona con este otro modelo que cuenta con un inflador y somos nosotros lo que creamos el aire, como si inflásemos una colchoneta.

Fuente imagen: http://gizmologia.com/2009/05/orange-lanza-cargadores-para-moviles-impulsado-por-aire

Por último, tenemos los cargadores que utilizamos nuestro propio esfuerzo, no os asustéis, que es muy poco el que se necesita. Y aquí tenemos dos opciones, una, que aprovecha nuestro propio movimiento para producir electricidad y proceder a la carga.  Y por otro lado, un sistema de dinamo, para la bici como el que se ha usado toda la vida para el alumbrado pero adaptado a un cargador, o también un pequeño aparato que al girar una manivela se consigue el mismo efecto.

Fuente imagen: http://www.tuexpertomovil.com/2010/06/07/nokia-bicycle-charger-kit-cargador-de-movil-ecologico-para-la-bicicleta/

Somos conscientes de que nos dejado alguna otra manera de conseguir cargar el móvil de formar ecológica así que te invitamos a que si conoces otras o has desarrollado tu propia forma de hacerlo lo compartas con nosotros o si quieres te podemos ayudar a darla a conocer, recuerda que tienes cualquiera de nuestra plataformas a tu disposición.

, , , , , , , , , , , ,