Vida sostenible

Me largo al campo ¡Ahí os quedáis!

23 Nov , 2011  

…O lo que es lo mismo, ¡autosuficiencia y punto!

¿Quién no ha pensado alguna vez en hacerle un “corte de manga” al jefe y marcharse a vivir al campo?

Pero son tantos los miedos debidos al desconocimiento que nos vemos imposibilitados a hacer un cambio tan drástico en el modelo de vida. Muchas veces, es cierto, que terminamos por aborrecer y despotricar contra todo lo que huela a sociedad, y no es que nos hayamos vuelto punkis de repente. Simplemente nuestro subconsciente nos avisa de la insostenible y la ilógica de la forma de vida y exigencias actuales, donde nuestro tiempo no es nuestro, se nos exigen multitud de tareas que para nada suelen repercutir en nosotros, y para colmo hagamos lo que hagamos estamos siempre en constante dependencia de una maquinaria politico-social que ni el mejor de los relojes suizos.

Debemos confiar (y por ello estamos “vendidos”) en cada uno de los engranajes que mantienen el mecanismo social al que pertenecemos, siendo cada uno de nosotros especialistas perfectamente sustituibles pero inútiles fuera del engranaje… Eso sí, que quede claro, que sin nosotros tampoco funcionaría.

Y hay algo con lo que contamos: nuestra capacidad de aprendizaje, medicina como ninguna para la cura de inseguridades y miedos. Cuanto más simplifiquemos las cosas, menos nos costará llevarlas a cabo, y antes y mejor aprenderemos a resolver lo que necesitemos…

Necesitar… ese es otro término… como decirlo… ¡traicionero!, ¿qué necesitamos realmente?

Continuamente nos sobrealimentan las neuronas infinidad de anuncios, incitándonos a comprar, consumir y tener cosas que nos aportarán un placer instantáneo y poco duradero, que deberemos realimentar continuamente… me suena a drogadicción no declarada (en mi opinión).

El hombre (inluiré aquí también a la mujer, ustedes me perdonen) fue hombre incluso sin taparrabos, con una herramienta que suplía cualquier otra carencia o debilidad que tuviera la especie, el cerebro.

No me imagino a ningún Hombre de Cro-Magnon vistiendo un taparrabos con las iniciales D&G. Simplemente aprendían y cubrían sus necesidades básicas sin mayores preocupaciones que vivir y ser feliz, y eso fue algo que acompañó al hombre durante siglos…

En resumen, ¿qué necesitamos?, poca cosa, la verdad y mucho de lo que tenemos podemos resolverlo nosotros simplemente recuperando memoria y sirviéndonos de nuestra inquietud innata.

No se trata de la noche a la mañana mandar todo a freír espárragos y volvernos ermitaños y huraños, pero si de simplificar nuestras necesidades y recuperar antiguas costumbres que nos hagan más ricos por necesitar menos que los demás. Como siempre proclamó John Seymour, mucho de lo que compramos lo podemos fabricar nosotros mismos y mucho de lo que nos deshacemos podemos reaprovecharlo o reciclarlo mucho mejor de lo que creemos, Sembremos e intercambiemos nuestros alimentos, hagamos nuestras conservas, aprendamos a reparar todo aquello que se rompa, ya sea un coche o un calcetín, etc… ¿y el dinero?, no siempre es necesario, siempre podemos trocar y simplemente usar nuestro tiempo para ser más felices, por que como dijo Oscar Wilde: -“Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.”-

, ,