Vida sostenible

Pueblos abandonados

4 Feb , 2013  

Dada la situación actual del país, algunos están viendo como una salida la vuelta a la vida rural repoblando pueblos abandonados y volviendo a la vida en el campo.

Recuerdamos oir a muchos mayores diciendo que en los pueblos que durante la posguerra española en su casa no pasaban hambre.

La vida era dura, pero al menos tenían “las cosas de la casa”.

Lo que podían cultivar o encontrar en el campo. Alimentos tan básicos como patatas, huevos, berzas, cebollas.. incluso algo de queso y puede que algo de matanza.

Lógicamente no era mucha la variedad, pero desde luego había menos hambre que en las ciudades.

Al menos como tónica general, que siempre había quién en los pueblos tampoco tenían tierra y por no tener no tenían ni cebollas que arrimarse al bigote.

Hoy día, la situación no es de tanta crudeza. Por suerte no hay barricadas ni gente empuñando fusiles y escopetas en cada esquina.

Pero el hambre duele igual y las dificultades se están notando y mucho.

En estas circunstancias, quien tiene tierra, lo tiene algo más fácil.

Como consecuencia, muchas son las familias que se están animando a mudarse a los pueblos y llevar a cabo un proceso de repoblación.

Algunas se han agrupado para formar comunidades en viejos pueblos abandonados, deshaciendo aquel éxodo masivo a las ciudades en busca de fortuna durante la época de la industrialización.

Un hecho muy interesante que está produciéndose en muchos de estos grupos es un transfondo ecologista que impulsa iniciativas de producción ecológica, aldeas sostenibles, artesanía, recuperación de oficios antiguos…

¿Dónde puedo conseguir información sobre pueblos abandonados?

Posiblemente tu curiosidad se ha despertado y quieres conocer más sobre las opciones que estos pueblos abandonados ofrecen.

Existe un proyecto que intenta documentar y recopilar toda la información sobre los pueblos abandonados o aquellos que están renaciendo por toda España.

Como podéis imaginar, no es una tarea fácil ni sencilla.

 

, , ,

Consumo ecológico

Leyenda ¿mitológica?

23 Dic , 2011  

En el libro VIII de mi queridísimo amigo Ovidio,  al que recomiendo encarecidamente que lean ustedes, cuenta una leyenda de Erisicton, que ahora paso a detallarles:

“La diosa Deméter (diosa griega de los cereales, las cosechas y la agricultura) tenía un bosque sagrado en el que resaltaba una vetusta encina donde vivía la ninfa Hamadríade. Un día, el rico Erisicton, príncipe de Tesalia y biznieto de Argos, decidió cortar este maravilloso árbol, a pesar de las advertencias de la citada ninfa.

Uno de sus hombres intentó detenerle pero le cortó la cabeza con el hacha.

Tras muchos hachazos, Erisicton consigue que la encina caiga y que la ninfa muera.

Deméter, enfadada y dispuesta a que el príncipe pagará las consecuencias de sus actos, deseaba que Erisicton pasara un hambre atroz, pero no podía llevar a cabo su plan, ya que su trabajo era dar alimentos a los hombres. Por tanto, pidió el favor al Hambre, y esta horrenda diosa visitó a Erisicton mientras dormía y cumplió el deseo de Deméter.

En ese momento, Erisicton despertó de hambre y empezó a comer todo lo que podía.

Sin poder dejar de comer, Erisicton gastó toda su fortuna y vendió todos sus bienes, incluyendo a su hija Mnestra, que consiguió escapar y a pesar de ello intentó, en vano, ayudar a su padre que no paraba de comer, ya hasta las basuras que encontraba.

Finalmente, el hambre hizo a Erisicton devorar sus miembros y comerse a sí mismo”.

Autor – Gabriel Alonso – Metamorfosis: Erisicton (2010), óleo/ lienzo. 90 x 120.f http://gabrielalonso.wordpress.com/2010/12/25/metamorfosis-xix/

Estimados amigos, les invito a releer este texto, pero cambiando el nombre del protagonista por el ser humano en general, y la palabra hambre por consumismo….

¿No les resulta inquietante?

¿Hasta qué punto somos tan ignorantes para despreciar las advertencias que se nos han ido transmitiendo a través de los siglos?

Como Erisicton, tenemos un hambre desmesurada para satisfacer nuestro afán de consumismo y de caprichos,  despreciando absolutamente las advertencias que se nos hagan, y en la mayoría de los casos, sacrificamos además al mensajero. Mientras nosotros tengamos suficiente (que nunca lo tenemos), nos trae al pairo que, por ejemplo, se desforesten regiones enteras del planeta.

Las generaciones pretéritas eran conscientes de la importancia de los bosques para mantener la vida en nuestro planeta, de ahí que otorgasen carácter de sagrado a sus bosques.

Esto ya no es una leyenda de la mitología griega.

Es una triste, injusta, insolidaria, descorazonadora y maldita realidad.

Justine de la Bretonne

, , , , , , ,

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar