Vida sostenible

Aroma embriagador

13 Abr , 2012  

Estimados Amigos, una maldita gripe me mantuvo fuera de combate la semana pasada, pero aquí estoy de vuelta.

En estos días he tenido ocasión de leer artículos muy interesantes que ya les iré analizando semana a semana.

Uno de los artículos que más me ha llamado la atención se titula:

“COLONIA DE CALVIN KLEIN PARA ATRAER A JAGUARES”

El mérito es del zoológico del Bronx en Nueva York. Se intentaba atraer a los guepardos hasta las cámaras que los monitorizaban. Para ello, probaron hasta 23 olores diferentes. De todas estas fragancias, la que les reportó el éxito fue la creación de Calvin Klein Obsession”.

No en balde se anuncia como “esencia pura de masculinidad”.

Vamos, lo que normalmente llamaríamos olor a tigre.

La noticia ha llegado a los científicos de un bosque tropical protegido de Guatemala que, sin pérdida de tiempo, la han puesto en práctica para atraer jaguares. Estos animalitos se rozan, olfatean y escarban, con verdadero placer, la tierra rociada con la fragancia.

Tal es el éxito y tanta la información (?) que aseguran los científicos estar recopilando de este comportamiento, que se va a extender a otras áreas  geográficas como Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Perú y Ecuador.

Resulta paradójico que un aroma creado para atraer al género femenino, atraiga también a los felinos salvajes.

¿Qué fragancia utilizarán para atraer a las hembras? ¿El “Very Irresistible” de Givenchy?

Para determinar que ejemplares son antisociales quizás “A mi Aire”  de Loewe.

 Para saber los que están en celo “Romance” de  Ralph Lauren, y si ya nos vamos a África, lo ideal sería “Safari”, también de Ralph Lauren.

A los gatos parisinos no les convencerá usted si no les rocía con un “Chanel Nr. 5” como mínimo.

Pero si hablamos del hermoso y escurridizo Lince Ibérico, no conseguirán ustedes nada de nada si no llevan consigo un frasquito de “For ever mine into the Legend” de Chevignon. ¡Qué menos!

Pero, lo más inquietante de la cuestión: ¿Cómo se sentirán los que hayan creado el aroma?

No me negaran que resulta desalentador estar investigando y probando semanas, meses, e incluso años, con diferentes combinaciones de aromas y esencias, crear y diseñar un frasco llamativo, un packaging seductor, que los marketinianos lancen campañas masivas a cual más extravagante, para que se usen ahora como atracción para felinos.

Señores, corremos el riesgo de convertir nuestros ecosistemas con sus aromas naturales en asfixiantes espacios rebosantes de olores empalagosos y mareantes. Las especies que habiten en ellos tendrán comportamientos a cual más desenfrenado y acabaran perdiendo uno de los sentidos básicos para su supervivencia: el olfato.

En cualquier caso, sí que les ruego que no utilicen aerosoles para rociar estas fragancias. Por lo menos, si no podemos evitar desquiciar a nuestra fauna,  que no se resienta la capa de ozono.

Justine de la Bretonne

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Vida sostenible

Bolis para los indios

30 Sep , 2011  

Hoy os presentamos una nueva colaboradora de queremosverde.com, Justine de la Bretonne.

Esperamos que este sea el primero de muchos artículos y que a todos vosotros disfrutéis tanto de ellos como lo hacemos nosotros.

Y a continuación, ya os dejamos que leáis el artículo:

Hola a todos,

Quisiera empezar mi colaboración en esta web con un artículo que me ha dejado “epaté” (que al ser en francés, es una forma muy fina de decir despatarrada). El título lo dice todo: “CALMANTES Y BOLÍGRAFOS PARA APACIGUAR A LOS INDIGENAS DE PERÚ”.

La cuestión es que una gran compañía de gas, ha pasado por una reserva de indios Nahua para llevar a cabo pruebas medioambientales a fin de evaluar si el suelo es adecuado a sus intereses comerciales. La citada reserva fue creada en 1990 para proteger los derechos territoriales de los indígenas vulnerables, ya que se enfrentan a su total extinción, en caso de abrirse sus territorios.

Según un líder de la comunidad, han recibido material médico (calmantes), de papelería (bolígrafos) y promesas de trabajo (???), sin duda, productos todos ellos de “primerísima necesidad” en lo más profundo de la selva amazónica.

Analicemos el asunto con la seriedad y rigor con que a partir de ahora abordaremos estos temas:

Empecemos por los calmantes:

¿Realmente los necesita un indígena de la selva? ¿Están realmente tan expuesto al “stress” de la “global way of live” ? :

Empiezan el día cuando se despiertan (así, sin despertador ni alarmas); se dedican a pescar, cazar y recolectar frutos cuando tienen hambre, se relacionan de forma natural en sus comunidades, se emparejan cuando les “pica”, se pasan largas horas en hamacas contemplando la vida pasar…… y si tienen problemas de salud, recurren a la inmensa farmacia natural que tienen a su alrededor.

Con respecto a los bolígrafos – tengo una duda existencial: ¿serán naranja? ¿serán cristal?  – Ahora en serio: ¿Para qué necesita un indígena un puñetero “boli”?. Para escribir ¿donde?, ¿El qué? ¿A quien? ¿Cómo?…. Su cultura se transmite de forma oral, a través de los mayores de la comunidad.  Conservan la forma más perfecta de vivir su cultura: compartiendo.

Pero lo que  me indigna del todo es lo de “promesas de trabajo”  ¡¡¡Venga, Coño!!!

Prometer un horario de 8 a 17; con un salario base justito (total, no tienen donde gastarlo), enseñarles a manejarse con un PC, soportar el insufrible sonido del teléfono, y comer de tartera.

A ver si nos enteramos: esa gente vive feliz sin contactar con nosotros. Sólo piden resignadamente que se les respete las reservas que les han asignado. De hecho, 15 pueblos indígenas se han resistido al contacto. Con la vida que llevan, cualquiera se mete en nuestra vorágine diaria:  vamos corriendo a todas partes, nos pasamos el día fuera de casa, no tenemos apenas relación con los nuestros, hacemos cábalas para llegar a fin de mes, en vez de pescar o cazar pasamos el día de descanso por el suplicio de la compra en el “super”, calculando mentalmente el montante de lo cargado en el carrito (vehículo infernal donde los haya), tenemos hipoteca, “stress”, depresión, dependencia de la moda (a los indígenas les basta un taparrabos),….

Lo más triste de todo este tema, es que con cada comunidad que se extingue, también perdemos un inestimable tesoro de sabiduría y vida en comunión con el entorno y las estaciones del año.

Por todo ello, quiero dejar constancia de mi más profunda indignación por esta falta total de ética y de respeto.

Justine de la Bretonne

 

 

 

 

 

, ,

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar