Agricultura ecológica

Nuestro verde corazón

23 May , 2011  

Hay algo, lejos de politicismos, que me ha llamado la atención dentro de las actividades reivindicativas que se han llevado a cabo en las diferentes ciudades de España durante estas elecciones, ese detalle, aunque puramente anecdótico, ha sido la siembra de huertos en plazas simbólicas de la más importantes ciudades.

Fuente: http://www.permacultura-es.org

Han cambiado innecesarias plantas puramente decorativas, por necesarios vergeles comestibles, y aunque denominarlo vergel resulte precipitado y exagerado, si da a entender una de las necesidades más requeridas, la comida.

Lo hemos comentado anteriormente en diversas ocasiones, y creemos firmemente que esa acto de sembrar hortalizas (esperanza), debería ser algo que desde el gobierno también se alentara, y no queremos decir que esta sea exclusivamente nuestra reclamación, no vamos a entrar en estos temas dado el carácter “apolítico” y ecologista de nuestro blog, simplemente el huerto creemos que es la parcela que más nos atañe.

Pensamos, que todas esas plazas y rincones deberían adornarse con lechugas, coles, flores de patata, capuchinas, frutales en lugar de falsos plataneros, no tenemos nada en contra de los falsos plataneros, esos productos podrían servir para quien más lo necesitase, e incluso para montar mercados locales, pero ¿serían capaces desde los ayuntamientos de no usar productos químicos para cuidarlos? Poder, se puede, pero son tantas las cosas que se pueden hacer…

Proponemos resembrar y mantener esos rincones como huertas, recordándonos nuestros orígenes y alentamos a los ayuntamientos a que contraten a desempleados con conocimientos para mantener esos cultivos y gestionar sus frutos entre quienes más lo necesiten, sabemos que existen actos vandálicos, que por mera diversión o ganas de fastidiar pueden echar a perder estos vergeles de ciudad, pero también estamos seguros que implicando a la ciudadanía puede tener resultados excelentes, pueden participar desempleados, escuelas taller, voluntarios y en definitiva, cualquiera que quiera que su ciudad cuente con todos los recursos que una huerta pueda generar.

Seamos ejemplo, seamos verdes.

, ,

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar