Consumo ecológico

“La merde” enlatada

24 abr , 2015  

la-merde-en-lata

Queridos amigos,

Una semana más con vosotros para dejar patente cómo, cada día, este siglo XXI me sorprende más.

Ahí les dejó el titular de la noticia que encontré en la web: www.ecologismos.com:

“Un supermercado italiano vende mierda en lata”

El excremento animal, producto orgánico y ecológico donde los haya, elevado a la categoría de delicatesen.

El artífice de esta idea es Fabrizio de Andre que, con mucho humor y con una velada crítica a nuestra sociedad, explica en la web del producto cómo le surgió la idea.

Está claro que el estiércol animal se ha utilizado y comercializado desde que dejamos de ser nómadas. Se ha vendido en capazos, en carretas, en sacos,…. Pero, en lata y en un supermercado es, desde luego, sorprendente y novedoso.

Real Shit la-merde-en-lata

Real Shit la-merde-en-lata

El producto, es decir, la merde, es un derivado de vacas, gallinas y caballos y según el Sr. De Andre, los animales no sufren crueldad ninguna.

Espero sinceramente que esto siga así y no se usen métodos expeditivos y poco ecológicos para obtener más producto si crece la demanda.

El marketing es revolucionario, ya que el producto se vende en un lineal de supermercado; más concretamente en el supermercado de lujo Eataly Smeraldo de Milán.

Ideas luminosas para lámparas recicladas Reducir nuestros residuos al tiempo que hacemos algo útil con ellosHace unos…

Posted by queremosverde.com on Wednesday, 22 April 2015

Con respecto al packaging, se ha cuidado al máximo el detalle.

No aparece imagen del producto en la etiqueta de la lata. Eso sí, aparece el nombre en letras rojas y mayúsculas: “REAL SHIT”,
O sea, que nos quede clarito que es el producto diario y fresquísimo de estos animalitos.

Debajo del nombre, y no sin cierta retranca, el eslogan: “Smell the diference”, “incentivando” los sentidos del consumidor; en este caso el olfato.

Y para que ya no falte detalle, también aparece una mosca (no se indica si cojonera o no), buscando el producto para posarse plácidamente en él.
Más información del producto: se trata de latas de 750 gr. de abono orgánico de primera calidad.
Todos estos detalles hacen que el precio también sea de primera calidad: 8,90 € la lata de ecología sostenible.
Hablando de etiquetado, ¿Tendrán fecha de caducidad?

Real shit. El packaging de la mierda enlatada y clientes observándolo en Eataly.

Real shit. El packaging de la mierda enlatada y clientes observándolo en Eataly.

 

A pesar de todo este despliegue para vender abono para las plantas caseras, parece ser que de momento, el consumidor final tiene un poquito de reticencia a pasar por la caja con una lata de merde.
Normal, por otra parte, ya que estamos en los primeros pasos de esta novedosa idea.
No desesperen y verán cómo, en unos años, el fenómeno caca de lujo se estudia en las escuelas de negocios. Y no descarten que incluso pueda llegar a convertirse en un commodities.

Por mi parte, sigo pensando que la merde, aunque se venda en latas y en establecimientos de lujo, seguirá siendo una merde.
No obstante, es de admirar el ingenio y el afán de emprendimiento de Fabrizio.

Justine de La Bretonne

Vida sostenible

Exfoliante ecológico

21 abr , 2015  

Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Buenos días queridos amigos,

Cómo en esta eco-comunidad me tratan tan bien, he decidido que, además de mi artículo de opinión de los viernes, voy a haceros participes de mis trucos, ideas y recetas para el cuidado personal. Empezaremos con un exfoliante ecológico para la piel de las manos.

Espero tener tanta aceptación como la que tengo con las publicaciones de los viernes. Es un honor contar con vuestro seguimiento y, espero sinceramente que estos consejos y trucos ecológicos y naturales os sean de utilidad.

Vamos al tema.

En mi época, la piel de las manos era un claro indicador del estrato social del individuo; en este caso, solamente dos: Los que trabajaban para subsistir y los que no usaban las manos nada más que para lucir anillos.

Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Las manos de la clase trabajadora sufrían la continua exposición al agua helada de los ríos y pozos (lavanderas),  o hirviendo (cocineras y doncellas); a las sustancias más tóxicas sin protección alguna (en estos casos, las sosas, ácidos, etc. actuaban como el peor exfoliante); sufrian de callosidades y durezas (leñadores, cocheros, albañiles, carpinteros, picapedreros,…).

Las tiernas manos infantiles enseguida se curtían con la dura vida a la que estaban abocados.

En cambio, las manos de la clase noble eran un dechado de delicadeza y, por qué no decirlo, de inutilidad para el trabajo manual – bueno, para algunos “trabajos manuales” no -, lo cierto es que salvo coger los cubiertos, tocar algún instrumento y escribir alguna notita, las manos se mantenían impolutas, cuidándolas, además, con guantes perfumados.

Se solían masajear con cremas hidratantes y, de vez en cuando – supongo que por puro aburrimiento – también se daban algún exfoliante ecológico.

Mi abuela, que siempre fue, además de una gran dama, una persona muy preocupada por la gente que trabajaba a su servicio, procuraba proveer de guantes y protección a toda la servidumbre y, una vez a la semana, se daba este tratamiento a las manos tan castigadas y con suciedad acumulada en las grietas.

Nada mejor que este exfoliante que os traigo:

Exfoliante ecológico e hidratante para las manos

No es receta para guardar varios días sino para utilizarla nada más prepararla:

Botella de aceite de oliva y aceitunas, uno de los ingredientes para preparar el exfoliante.

Botella de aceite de oliva y aceitunas, uno de los ingredientes para preparar el exfoliante.

Ingredientes para el exfoliante:

  • 2 cucharaditas (de las de café) de azúcar en polvo.
  • 1 cucharada (de las de sopa) de aceite de oliva virgen extra.

Preparación del exfoliante:

  1. Mezclar los dos ingredientes en un cuenquito limpio.
  2. Colocar una toallita para proteger la superficie donde vayamos a colocar las manos.
  3. Masajear las manos con el preparado. Frotando suavemente por toda la mano y especialmente las uñas.
  4. Dejar reposar las manos impregnadas las manos unos 10 minutos mínimo.
  5. Lavar las manos con jabón neutro.

Os aseguro que, utilizando una vez a la semana este exfoliante ecológico tan sencillo, notareis una sensible mejoría en la piel de las manos.

Justine de la Bretonne

, , ,

Vida sostenible

Sexualmente ecológicos o ecológicamente sexuales

17 abr , 2015   Video

Mis queridos amigos, esta semana me ha llamado la atención un artículo en la web www.vidamasverde.com, titulado:

Atractivos juguetes sexuales solares

La verdad es que nunca me había parado a pensar lo poco ecológicos que son algunos artilugios destinados a tan placentera y viciosa actividad; máxime cuando van a estar en contacto con partes tan íntimas de nuestra anatomía.

¿Se han parado ustedes a pensar en algunas materias primas con las que se fabrican estos productos? Derivados del petróleo, látex, siliconas…

¿O en las pilas (si no hay otro remedio, que sean pilas recargables) que se utilizan para su funcionamiento?

Pero, afortunadamente, el “mundo verde” cada día se va expandiendo más en nuestra actividad diaria.

Parece ser que la tienda erótica francesa “Pasaje del Placer” ha creado una línea que de juguetes para adultos que funcionan con energía solar, cuyo lema principal es:

“El sexo se recarga al sol”

¡Cuanta alegría de vivir encierra este lema!

Como aún tenemos ese prurito de pudor que nos impediría poner en ventanas y terrazas estos aparatitos para cargar, la carga puede hacerse también con luz artificial de una lámpara de escritorio.

La verdad que es una pena.

Nada más motivador que volver a casa y contemplar las ventanas del vecindario repletas de juguetitos cargándose para próximas sesiones de placer.

Una forma más de conocer a nuestros vecinos.

Dependiendo de tamaños, frecuencia de recarga o variedad de artículos, tendríamos al fanfarrón, a la discretita, la insatisfecha, el poquita cosa, la exquisita, el tradicional, la trendy, la innovadora (a estas últimas conviene tenerlas controladas para estar a “la page” de lo último del sector).

Pero me estoy dispersando otra vez.

Volvamos al tema:

Los productos se venden acompañados de un cargador USB para no “perder ritmo” en esos días lluviosos de primavera (cuando tanto se nos alteran las hormonas), o de otoño (cuando nos embarga la nostalgia).

El cargador también viene bien para poder cargar por la noche en vistas a “sesiones matutinas”
¿Dónde está escrito que el sexo solo se practica de noche?


Juntos pero no atados: La pareja emocionalmente ecológica

Juntos pero no atados: La pareja emocionalmente ecológica

 

 

 


¡Cómo hemos avanzado en estos temas!

Pensar que en mis tiempos, los juguetes eran de diferentes materiales tallados (piedra, marfil, mármol, lapislázuli, jade, etc.), lógicamente, dependiendo del poder adquisitivo de la usuaria.

Otros se hacían de madera tallada, más cálido que la piedra pero igualmente soso.

Los juguetes activos son ahora, desde luego, mucho más apetecibles; y si a ello sumamos que con esta línea también más ecológicos, parafraseando a Fleur Breto, el creador de esta tienda virtual….

“El placer nunca ha sido tan orgánico”

Por tanto, queridos amigos, abandónense a estas prácticas tan relajantes, deliciosas y gracias a la tienda Pasaje del Placer, mucho más eco-concienciadas.

Justine de La Bretonne

,

Consumo ecológico

Pequeños pasos para transformar el mundo

16 abr , 2015  

_cover-Pequeños-pasos-para-transformar-el-mundo

Todo largo viaje comienza con un primer paso.

No son palabras nuevas, hay cientos de frases célebres y proverbios a lo largo de todo el mundo, historia y culturas que recogen la misma idea.

En nuestro caso, el camino, o mejor dicho, la meta, es un un mundo en el que toda opción de consumo sea ecológica y sostenible.

Es una meta ambiciosa y que necesita un gran esfuerzo por parte de todos. Desde el habitante de la aldea más pequeña hasta las corporaciones multinacionales más grandes. Estas precisamente son las que menos se preocupan de ello. Y a las que hemos de presionar como consumidores para exigirles un cambio en sus políticas.

Volviendo al tema del artículo, pequeños gestos, al igual que los ladrillos, al ponerlos todos juntos van a dar lugar a enormes construcciones. El poder de las cosas pequeñas que al unirse crean algo totalmente nuevo que antes no se podía pensar.

Hoy, queremos compartir con vosotros una infografía que hemos encontrado en blog TICS y Formación, de Alfredo Vela, uno de los grandes en la publicidad y marketing en España.

En esta infografía titulada “Cambiando el mundo en 20 sencillos pasos” encontraréis 20 cosas a las que nos enfrentamos en nuestra vida diaria y que considerándolas vamos a crear un mundo más sostenible y verde.

Como veréis, las ideas bajo estas decisiones son las mismas ideas que compartimos aquí día tras día:

- Decrecimiento.
La regla de las 3R:

- Recicla.
– Reduce.
– Reutiliza.

- Ahorro energético.
– Sentido común.
– Ahorrar agua.
– Consumo de proximidad.
– Consumo responsable.

, , ,

Consumo ecológico

Cucarachas vengadoras

10 abr , 2015  

Bautiza una cucaracha con el nombre de tu ex para vengartey ayudar a conservar el medio ambiente

Esta semana quisiera transmitiros las reflexiones a las que me ha llevado un artículo con el siguiente título:

“Pon el nombre de tu ex a una cucaracha y ayudarás a cuidar el planeta”

Se han puesto nombre de personas a flores, preparaciones culinarias, embarcaciones, parques, etc., pero ponérselo a este orden de insectos me sorprendió.

Resulta que al zoológico del Bronx no se le ha ocurrido mejor sistema, para poder sacar dinero destinado a la conservación de la naturaleza, que ofrecer a los amantes despechados poner el nombre de su ex a una cucaracha.

La idea ha calado y, por lo visto, el día de San Valentín la afluencia es asaz importante.

 

La cosa está muy organizadita:

  1. Usted se acerca al zoo.
  2. Solicita ponerle el nombre de su elección a una cucaracha (o a las que usted quiera, dependiendo de su “historial” de desamor).
  3. Abona en efectivo o con tarjeta.
  4. Y se le entrega un certificado que garantiza que por el zoológico del Bronx corretea una cucaracha africana condenada a llevar el nombre de esa mala mujer, pécora del demonio que a usted le rompió, sin compasión, el corazón.

Por unos 10 US$ la cucaracha bautizada, tiene usted la venganza lista.

 

 

Nadie le ha preguntado a las cucarachas su opinión y espero que, por su bien, ni siquiera sean conscientes de que son “bautizadas”

Asimismo, dudo que el afán principal de los bípedos que acudieron a bautizar cucarachas haya el sido de ayudar a la conservación del medio ambiente.

 

Dejando a un lado lo ¿jocoso? de la noticia…

Me vienen varias reflexiones:

  1.  No cabe duda de que los responsables del zoo conocen bien la condición humana y lo calmante que resulta la venganza.
  2. Del amor al odio no hay más que un paso.
  3. ¿Por qué asociamos lo ruin y asqueroso con el mundo de los insectos?
  4. ¿El fin justifica los medios?

Lo que no cuentan en el artículo es como se le hace llegar al objeto de nuestra venganza notificación de semejante regalo.

A mí se me ocurren otras venganzas, bastantes más sibilinas y sofisticadas pero…

Eso será en otro artículo.

Justine de La Bretonne

Fuente imagen cabecera: http://www.ecologiaverde.com

, , ,

Vida sostenible

Y si de verdad empezamos a aprovechar las azoteas

8 abr , 2015  

Y si de verdad empezamos a aprovechar las azoteas

¿Cuántas veces has mirado hoy hacia arriba?

Todo el día corriendo de un lado a otro. De casa al trabajo. Del trabajo a hacer la compra. De la tienda a casa. En casa más prisas para hacer la cena…

No hay tiempo para nada. Ni siquiera para parar un minuto y levantar la vista al cielo.

Posiblemente no veremos mucho.

Pero si miramos más fijamente encontraremos un espacio que podemos explotar para hacer nuestra vida, y la de nuestros vecinos, un poco más sostenible.

Imagina que usamos todas las azoteas de la ciudad, bueno, en las que se pueda, para convertir un espacio que no se utiliza en un espacio productivo respetuoso con el medioambiente.

Es cierto que ya se están usando muchas, pero quedan aún muchas más por utilizar.

Imagina que extendemos su uso a todas las azoteas.

No en todas las ciudades, debido a las condiciones climatólogicas, los usos van a producir el mismo resultado, pero siempre hay una opción para conseguir sacarle partido.

Llenando la azotea de energías renovables.

Podemos utilizar las azoteas para sacar partido a las energías renovables.

Placas solares, aerogeneradores caseros… nos ayudaría a reducir la contaminación, pagar menos electricidad, reducir la factura del agua caliente y calefacción…

Una ayuda para muchas familias que se encuentran en una situación de pobreza energética, esto es, cuando no tienen suficiente capacidad económica para hacer frente al pago de los recursos energéticos para cubrir sus necesidades domésticas.

Pobreza Energética - #Pobrezaenergética #fuelpoverty

Pobreza Energética – #Pobrezaenergética #fuelpoverty Fuente imagen: http://www.psoecaceres.com/

Una lástima que mientras algunos gobiernos incentivan estas iniciativas y las apoyan, otros se dediquen a bloquearlas haciendo que generar energía sea más caro que comprarla a la red…

De azotea a huerta

Montar una huerta urbana en la azotea puede ser una idea para reducir ampliar las zonas verdes de la ciudades.

O no tiene por qué ser una huerto urbano. Una cubierta vegetal puede hacer las veces de parque en el que relajarte después del trabajo, o hacer un picnic el fin de semana.

También se pueden combinar ambas opciones.

Una zona de recreo para los vecinos, y al mismo tiempo un espacio en el que se refuerce el sentimiento de comunidad al producir y cultivar alimentos ecológicos.

Tomates en la mata la huerta en verano

Tomates en la mata la huerta en verano

Y al mismo tiempo, todas esas plantas, supondrían un filtro para la contaminación en las ciudades, causante de enfermedades respiratorias, de la piel… y muertes.

Y desde hace unos días, el gobierno francés, se ha dado cuenta de ello, aprobando una ley según la cual, los edificios comerciales de nueva construcción deben o bien cubrir sus tejados con paneles solares o plantas.

Esperamos que esta ley sea imitada por muchos más gobiernos y pase a ser un estándar más en la construcción de nuevos edificios.

El impacto económico de convertir las azoteas

Pero no todo el impacto va a ser medioambiental.

El impacto económico de esta transformación significaría un gran empuje para las economías locales.

Haciendo que las comunidades sean menos vulnerables ante las crisis.

Imagina que usamos todas las azoteas de la ciudad, bueno, en las que se pueda, para convertir un espacio que no se utiliza en un espacio productivo respetuoso con el medioambiente.

Instaladores de paneles solares, tiendas de jardinería, empresas de ingeniería, investigadores, empresas de construcción…

El efecto económico alcanzaría diversos sectores, pero beneficiaría a toda la sociedad con una economía local más fuerte, ciudades más limpias, comunidades más unidas y un incremento del consumo de productos orgánicos.

¿Estás de acuerdo con nosotros?

Si lo estás usa el hashtag #azoteaverdesí

Fuente imagen cabecera: http://mariaxhe.blogspot.co.uk/

,

Vida sostenible

Los pequeños héroes del lago Baikal

1 abr , 2015  

Paisaje del Lago Baikal en invierno

Bienvenida de nuevo, Justine

En esta nueva etapa de Queremos Verde seguimos contando con la presencia de nuestra viajera en el tiempo favorita Justine de La Bretonne que desde los salones franceses más distinguidos del s.XVIII nos ofrece su visión y opinión de nuestra época actual llena de retranca, crítica y conciencia ecológica.

Te echábamos de menos Justine, bienvenida de nuevo a esta tu casa.

Y ahora os dejamos con las palabras de Justine:

Después de una temporadita alejada de vosotros, es con verdadero placer que vuelvo a retomar mi cita semanal para contaros mis impresiones y opiniones sobre las noticias que me vayan llamando la atención, relacionadas con nuestro mundo y su rica biodiversidad.

Permitidme que la primera reflexión de mi “rentrée” se la dedique a mi muy estimado amigo, el caballero Iñaki Ibañez.

Y sin más dilación, vamos al tema que nos ocupa hoy.

El Lago Baikal. Ese desconocido.

En Siberia existe una maravilla de la naturaleza que se conoce como Lago Baikal.

Este lago no empezó a conocerse bien hasta 1904, coincidiendo con la inauguración del trazado del Transiberiano.

En 1.996 fue declarado patrimonio de la Humanidad y sus cifras son asombrosas y mareantes:

  • Es el mayor lago del mundo con 31.494 metros cuadrados de superficie; con una profundidad de 1.637 metros, pudiendo llegar a los 9.000 metros, en caso de limpiarse los sedimentos de su fondo.
  • Contiene el 20% de la reserva de agua dulce del planeta; esto es, puede surtir de agua potable a toda la población mundial durante 40 años.
  • Es el lago más antiguo del planeta, con una edad aproximada de 25 millones de años.
  • Su nivel de turbidez (impurezas flotando en el medio) es extremadamente bajo, con una visibilidad de hasta 50 metros.
  • Su biodiversidad es igualmente asombrosa: 1.085 especies de plantas y 1.550 especies y variedades de animales, 80% de las mismas endémicas del lugar.

Y eso sólo son algunos datos como “para abrir boca”.

Uno de los aspectos más llamativos de este lago es la altísima calidad de su agua, de la que se cuenta que alcanza tal nivel de pureza que hace unos veinte años, cuando se recogió una muestra para analizarla, fue el recipiente de vidrio el que la contaminó.

¿Cómo se han quedado ustedes?

Supongo que como yo: “epaté” – que es una forma muy fina de decir despatarrada.

Esos diminutos héroes llamados Ephisura

Esta calidad del agua es debida a su poco contenido en sales minerales, su elevado contenido en oxígeno, a múltiples especies de crustáceos que deambulan devorando desechos orgánicos pero, sobre todo, se debe a la labor de unos pequeños cangrejos llamados epishura”.

Estos pequeños seres, de entre 1 y 2 mm de largo son, para mí, auténticos héroes del Baikal, filtrando y depurando las aguas a través de su organismo.

Se está estudiando la posibilidad de utilizarlos para la limpieza en vertidos de crudo al mar, ya que se alimentan de metano.

Los “epishura” se encuentran en proporciones difícilmente asimilables: hasta 3 millones de individuos en 1 metro cuadrado de superficie.

Devoran enormes cantidades de algas que anualmente generan una masa de unas 21 toneladas por hectáreas.

Para que se hagan una idea, esto supone unas 6 toneladas más que los más altos rendimientos de los pastizales de nuestros agricultores. Y Eso que estos diminutos seres no usan nuestras potentes maquinarias (cosechadoras, etc.).

Ellos lo hacen así, a pelo y sin contemplaciones.

Masa de algas que se forma; masa de algas que se meriendan.

¡Vamos! Que más que del Baikal, parecen de Bilbao.

 Este lago no empezó a conocerse bien hasta 1904, coincidiendo con la inauguración del trazado del Transiberiano.

Aunque todo este ejército de hormigas marinas expertas en limpieza estuvo en peligro hasta 1976, cuando las aguas residuales de la fábrica de celulosa del Baikal se vertían directamente en el lago, originando una mortandad masiva en ésta y otras especies endémicas.

Afortunadamente, se tomaron medidas para frenar este despropósito y, en un par de años, los “epishura” reconstituyeron el ecosistema, tal y como estaba.

Estos diminutos héroes me llevan a constatar el maravilloso engranaje de la vida en nuestro planeta.

Un frágil equilibrio en el que todas las formas de vida son importantes e indispensables, independientemente del tamaño.

¡O todos, o ninguno!

Justine de La Bretonne

, ,

Vida sostenible

¡Queremos Verde brota de nuevo!

30 mar , 2015  

Queremos Verde brota de nuevo

¡Queremos Verde brota de nuevo!

Tras una época en la que por diversas circunstancias el proyecto se ha quedado parado, hemos vuelto a la carga.

Hace poco pudistéis ver un artículo con la misma idea… pero fue un regreso que duró poco.

Tuvimos de nuevo problemas técnicos que nos hicieron aparcar el proyecto por algún tiempo.

Así como tener que cancelar nuestro proyecto de crear una red social especializada en consumo ecológico y sostenible… aunque estamos trabajando para volver a ponerla en marcha.

queremos-verde-red-social-consumo-verde

Así era la portada de nuestra red social.

Ahora, tras algún tiempo, podemos decir que estos problemillas están solucionados y que nuestro viaje sigue adelante.

Hemos tenido también cambios en el equipo, aunque las ganas y la ilusión siguen intactas.

Nuevas ideas y proyectos

En esta nueva etapa, venimos con nuevas ideas con las que queremos fomentar el consumo de productos ecológicos y una forma de vida saludable y sostenible.

En esta nueva etapa queremos que los negocios ecológicos tengan una mayor presencia en el proyecto.

Creemos que una buena forma de salir de esta crisis, no, la crisis no es historia a pesar de lo que algunos digan, es fomentar el consumo ecológico y de proximidad.

Los negocios ecológicos, necesitan todo el apoyo posible para acercarnos sus productos y al mismo tiempo, crear un tejido empresarial que proteja las economías locales creando puestos de trabajo estables y dignos.

También queremos apoyar a las instituciones que se dedican a proteger el medio ambiente y fomentar una vida saludable. Cuanta más información tengamos a nuestro alcance mejores serán las decisiones que tomemos para conseguir nuestro bienestar.

Queremos Verde hemos vuelto

Y por supuesto, queremos estar más cerca de ti.

De ti que has seguido apoyándonos en esos momentos en que las cosas no pintaban muy bien para nosotros. En esos momentos en los que hemos estado fuera de combate.

Por eso queremos decirte, una y mil veces…

¡¡¡¡Gracias!!!

Gracias por tu apoyo, por tu ánimo, por seguir visitando Queremos Verde, por seguir retuiteando, por seguir haciendo click en “me gusta“…

Gracias, gracias a todos por seguir ahí.

, , ,

Vida sostenible

¡¡¡Vacaciones!!!

28 jun , 2013  

Verdes gentes! Nos vamos de vacaciones, habiendo disfrutado de este año de la manera más ecológica que nos ha sido posible y esperamos haber sido de ayuda a muchas personas que como nosotros buscan el camino de baldosas verdes hacia una vida sana y respetuosa con el medioambiente.

Esperamos veros pronto y os deseamos un feliz descanso estival.

¡Feliz verano!

,

Consumo ecológico

Las vacaciones son para aprender(nos)

24 jun , 2013  

Las vacaciones son para aprender

¡Ay, las vacaciones!

Las vacaciones son para descansar, y nosotros somos de la firme creencia que el mero cambio de aires ya hace descansar.

En verano, o más bien durante las vacaciones de verano es cuando tenemos más tiempo libre y más opciones abiertas para hacer mil cosas. Podemos por lo tanto, plantearnos unas vacaciones de relax total, de esas de estar tirados en la toalla durante 15 días.

Unas vacaciones de esas en las que vamos a hacer poco más que respirar y tostarnos al sol.

O podemos usar ese tiempo para compartirlo con nuestros amigos o familiares, visitar sitios nuevos o revisitar los que nos encantan y también para aprender a tener una vida mucho más verde y sostenible.

 

Un tiempo para aprender

Una de las opciones es la de poder disfrutar de nuestro tiempo en una escuela de permacultura, dentro o fuera de nuestro país.

Un buen motivo para viajar y aprender así a cultivar y gestionar una huerta de permacultura.

Aprender  a organizarlo todo para que funcione sinérgicamente e incluso introducirnos en la bioconstrucción y comenzar a construir con paja, barro, cañas o tierra cruda.

Un tiempo para desconectar en el que estando relajados vamos a encontrarnos con gente con las mismas inquietudes e intereses que nosotros y con los que crear amigos, colaboradores y quién sabe si algo más ; ).

En definitiva nos va a servir para seguir aumentando la red de los que buscamos alternativas para una vida mejor y más sostenible.

Tomates en la mata la huerta en verano

Tomates en la mata la huerta en verano

Esto a nuestro parecer es un buen verano.

Ya que al volver con nuevas cosas aprendidas que podemos empezar a aplicar en nuestra huerta, nuestro día a día… con unos nuevos amigos con los que disfrutar, aprender y compartir conocimientos… ¡y cómo no! con un par de kilos de más ya que nuestra dieta normal es algo que también se suele ir de vacaciones.

¿Te animas?

, , , , ,