Vida sostenible

Agüita Clara

31 may , 2011  

Este verano, paseando por Irati, pregunté a uno de los guardas donde podía llenar la cantimplora, y éste me comentó que sólo había un grifo, pero que era agua de manantial y no estaba clorada… me quede atónito de lo que estaba escuchando, que un guarda forestal, que además decía ser originario del pueblo más cercano, me dijese semejante barbaridad, después me enteré que directamente me hizo ese comentario dado que “la gente de ciudad” no quería probar el agua de manantial por miedo a las infecciones… y yo me pregunto, ¿qué es más dañino?, ¿el agua de manantial 100% natural y procedente del deshielo y la lluvia o el agua repleta de cloro y sin vida de los grifos de nuestras casas?.

Quien tiene acuario sabe que no puede rellenar el acuario con agua del grifo por que los peces se mueren en abrir y cerrar de ojos, pero ¿y nosotros? ¿somos inmunes a absolutamente todo o simplemente somos idiotas?

Ya es algo que comentamos en otras ocasiones, el cloro, fue usado como arma gaseosa durante las dos guerras mundiales, y algo que se ha usado para matarnos indiscriminadamente. ¿Cómo podemos pensar que puede servir  para protegernos si lo ingerimos? Está claro que no, de hecho, existen diversos estudios que atestiguan la relación directa entre el cáncer y el consumo de “agua del grifo”, o lo que  es lo mismo, agua clorada, en definitiva, beber agua con cloro puede acarrearnos graves trastornos.

No obstante, el agua embotellada, no siempre es un sustituto adecuado, ya que muchas de las botellas no son aguas provenientes de manantiales, sino “aguas del grifo” pertinentemente tratadas para conservarse en botella. Podríamos hablar también del transporte, los plásticos de las botellas o del pasotismo de muchos ciudadan@s por la ética costumbre del reciclado o el desmesurado precio que de esta manera adquiere el agua y que por tanto convierte el agua embotellada en algo generalmente poco ecológico y respetuoso con el medio ambiente, pero ya trataremos más detenidamente este tema.

En definitiva, el agua es nuestro bien más preciado, de manera que cuidémosla, y cuando la bebamos, asegurémonos que es simplemente agua.

Vida sostenible

Convirtiendo la tradición en sostenible

30 may , 2011  

Hoy os traemos un documental muy interesante titulado “Una granja para el futuro”, en el que se nos muestra la lucha por convertir una granja tradicional en una granja sostenible, no dependiente de los combustibles fósiles.

Aunque en ocasiones ya hemos hablado de este tema, incluso de cómo en nuestras propias casas podíamos hacer nuestro propio biodiesel, como si fuéramos un refinería casera.

En el documental se nos muestra un problema que no tenemos en cuenta pues estamos acostumbrados a tener todo tipo de alimentos en el lineal del supermercado sin pararnos a pensar de dónde proceden tales alimentos, el problema del petróleo y su dependencia, y cómo afecta a los procesos de cultivo y producción de los alimentos. Por ello, iniciativas como las llevadas a cabo por la protagonista del documental buscan romper esa dependencia y llegar a un mundo sostenible no sólo conservando los métodos tradicionales de cultivo, sino también utilizando las energías más limpias posibles para ello.

Una Granja para el Futuro from Horatiux on Vimeo.

Vida sostenible

¿Estaba envenenada la manzana de Blancanieves?

27 may , 2011  

¿Quién no ha escuchado alguna vez la expresión, “¡Comes con la vista!”?, y desde luego que está más que justificado su uso, hoy por hoy comemos lo que nos entra por la vista, ignorando en la mayoría de los casos el resto de los sentidos y lo que es mucho peor aún, ignorando la salud de nuestro propio cuerpo.

La industria alimentaria ha sufrido el mismo cambio que el resto de industrias con la modernización, se titaniza el sistema de “creación” de productos alimentarios, produciendo mucho a muy bajo precio (no siempre es así), a costa de todo lo demás, sabor, salud, medioambiente… Estos productos, hinchados de química, crecen sin plagas (tampoco es siempre así), pero también sin salud y sin vida, destinados a desfilar por la pasarela de los mercados pendientes de que nos enamoremos de su belleza, pero como en la películas, es todo maquillaje, y debajo de esa piel, encerada, no hay más que carne “enferma”.

Todos hemos comprobado como , tomates, peras, berenjenas, lechugas, etc, se estropean a una velocidad pasmosa, frente a vegetales ecológicos que bien sabemos “envejecen mucho mejor”, pero ¿a que se debe?, las frutas, sobre todo, por aquello de la globalización, que tanto sale hoy en los medios, sufre muchisimos traslados en los que se invierte tiempo, de manera que la fruta se recoge muy pronto, a veces demasiado pronto, y después en la cámaras “de espera” se las gasea con la finalidad de madurarla, pero lo que estamos haciendo es madurar de forma no natural, si que el fruto pueda seguir absorbiendo nutrientes de la planta mientras madura, y aquí podemos recordar la recurrida frase sobre el tomate “Me sabe mejor un tomate madurado en la mata y recien cogido que los del supermercado”, tod@ la hemos dicho u oido alguna vez.

Igualmente me viene a la cabeza un famoso libro, del que hizo una famosa película un famoso director de cine, el jardín secreto, donde uno de los personajes es un enfermísimo niño, que está recluido en una habitación cerrada, viciada y vive rodeado de medicos y medicamentos, pero que finalmente lo que le cura es pasear por el huerto a la luz del sol… Con esto queda claro el paralelismo entre los productos de las grandes industrias, abotargados y los productos naturales y ecológicos.

En fin, ya sabemos que blancanieves mordió una manzana que intencionadamente fue recogida demasiado pronto y hundida en fungicidas y por el brillo que tenía, probablemente también encerada. La diferencia entre ella y nosotros es que blancanieves desconocía que esa manzana estaba envenenada.



Bioconstrucción,Huerta urbana,Huerto casero,Permacultura

Cubiertas vegetales. Ciudades verdes de los pies a la cabeza

25 may , 2011  

En algunos de nuestros artículos os hemos hablado sobre los huertos urbanos e incluso hemos estado comiendo en uno de ellos.

Poder disfrutar de un huerto urbano en cada solar de la ciudad que no se utilizase, jardineras… un espacio en los parques para que los niños desde pequeños conociesen de dónde provienen los alimentos, cómo se cultivan y su sabor natural.

¿Y no sería también maravilloso que al ver la ciudad desde el cielo fuese verde? Imaginad cuando el avión se va acercando al aeropuerto para aterrizar, en vez de esos tejados grises y feos, ver los mismos tejados cubiertos de vegetación, ofreciendo a la vista un paisaje natural en algo tan antinatural como la ciudad, llena de asfalto y coches.

Pero más allá de lo más o menos agradable de los tejados al tener cubierta vegetal, este tipo de cubiertas aporta ventajas que las cubiertas tradicionales no poseen.

Fuente imagen: http://www.articuloz.com/mejoras-del-hogar-articulos/cubiertas-vegetales-un-antidoto-contra-las-islas-de-calor-3194531.html

Una de las ventajas, y haciendo referencia de nuevo a los coches, es que reducirían la cantidad de CO2, transformándolo en oxígeno mediante la fotosíntesis, colaborando así a reducir la contaminación del aire.

También ofrecen ventajas térmicas, pues aportan una capacidad aislante que hace que el gasto en energía para calentar o enfriar el edificio sea menor. Del mismo modo, actúa como un refrigerador urbano, ayudando a reducir la temperatura de la ciudad, que sobre todo ahora que comienza el calor de verdad, si no hay ningún parque cercano puede hacer insufrible salir a la calle.

Visto así, son todo ventajas, pero debemos tener cuidado a la hora de hacer que la cubierta de nuestro edificio se vuelva verde.

En primer lugar, debemos elegir especies que sean aptas para este tipo de cultivo, autóctonas, y también pensar en cómo vamos a realizar su mantenimiento.

Por otro lado, hay que tomar una serie de precauciones, para evitar goteras o que las raíces se desarrollen demasiado y provoquen daños, y algún factor más como nos cuentan en este blog.

Fuente imagen: http://www.edificando.es/noticias/innovacion/288-tejados-vegetales.html

Y una vez planificado y previstos los posibles contratiempos, sólo queda ponerse manos a la obra. Nosotros, por el momento no podemos hacer que nuestro tejado sea verde, pero si alguno de vosotros os animáis a hacerlo, podéis enviarnos las fotos del proceso o el resultado y compartirlo con el resto de la comunidad.

 

, , ,

Ahorro energético,energías renovables,Vida sostenible

Lo virtual es más sostenible

25 may , 2011  

El otro día estaba leyendo un libro en el que se contaba la historia de una de las enciclopedias más famosas, cuando las enciclopedias impresas eran la fuente a la que los que recurríamos, es el caso de la Enciclopedia Británica.

Esta enciclopedia, símbolo del conocimiento y que daba un aura de erudición al hogar donde la tenían, desapareció del mercado por el empuje de Encarta, que sustituyó toda la aparatosidad y ostentación de los tomos impresos y encuadernados con materiales de primera calidad por un simple plástico redondo de 12 cm. de diámetro metido en una caja de cartón, y como unos pocos años más tarde, un enciclopedia generada por los propios internautas como la Wikipedia, acababa con la misma Encarta.

Con este ejemplo vemos como Internet ha cambiado no sólo la forma en que nos comunicamos, sino también la forma en que almacenamos el conocimiento, lo gestionamos y lo construimos.

Y esto que sucede con el conocimiento, que más que al conocimiento mismo se refiere al vehículo de transmisión y la forma de aprovecharlo en virtud de ese vehículo, nos lleva a reflexionar sobre la cantidad de recursos que podemos ahorrar y la contribución que Internet ha hecho para conseguir un mundo sostenible.

Volviendo al caso de la sustitución del papel por una pantalla donde podemos millones de páginas con contenidos audiovisuales, con lo que ello supone, desde la preservación de bosques al no necesitar tanto papel o el ahorro de combustibles fósiles al no ser necesario ya el reparto del producto.

Aunque también, el ordenador requiere de materias primas, un transporte, almacenaje… y electricidad que generan su huella ecológica, pero si tenemos en cuenta que cada vez más los fabricantes buscan la eficiencia energética, los materiales son cada vez más amigables con el medio ambiente y además se busca cada vez más el reciclaje de los viejos aparatos que han quedado obsoletos, y que la cantidad de energía eléctrica proveniente de energías renovables es cada vez mayor, parece que el contenido virtual es más sostenible que el tradicional.

No vamos a entrar a valorar el coste económico que supone disponer de un ordenador y una conexión a Internet, pues nuestro interés en este artículo se centra en la reflexión de cómo lo virtual, acarrea también beneficios medio ambientales unidos a la inmediatez, disponibilidad de formatos…

Así pues, desde queremosverde.com tenemos la esperanza de que algún día, todo lo que gira en torno a Internet y la hace posible sea sostenible y eco-lógico, llegando a desaparecer la huella de carbono que genera su actividad.

, , , , , ,

Agricultura ecológica,Autosuficiencia,Comunidad,Huerta urbana,Vida sostenible

Nuestro verde corazón

23 may , 2011  

Hay algo, lejos de politicismos, que me ha llamado la atención dentro de las actividades reivindicativas que se han llevado a cabo en las diferentes ciudades de España durante estas elecciones, ese detalle, aunque puramente anecdótico, ha sido la siembra de huertos en plazas simbólicas de la más importantes ciudades.

Fuente: http://www.permacultura-es.org

Han cambiado innecesarias plantas puramente decorativas, por necesarios vergeles comestibles, y aunque denominarlo vergel resulte precipitado y exagerado, si da a entender una de las necesidades más requeridas, la comida.

Lo hemos comentado anteriormente en diversas ocasiones, y creemos firmemente que esa acto de sembrar hortalizas (esperanza), debería ser algo que desde el gobierno también se alentara, y no queremos decir que esta sea exclusivamente nuestra reclamación, no vamos a entrar en estos temas dado el carácter “apolítico” y ecologista de nuestro blog, simplemente el huerto creemos que es la parcela que más nos atañe.

Pensamos, que todas esas plazas y rincones deberían adornarse con lechugas, coles, flores de patata, capuchinas, frutales en lugar de falsos plataneros, no tenemos nada en contra de los falsos plataneros, esos productos podrían servir para quien más lo necesitase, e incluso para montar mercados locales, pero ¿serían capaces desde los ayuntamientos de no usar productos químicos para cuidarlos? Poder, se puede, pero son tantas las cosas que se pueden hacer…

Proponemos resembrar y mantener esos rincones como huertas, recordándonos nuestros orígenes y alentamos a los ayuntamientos a que contraten a desempleados con conocimientos para mantener esos cultivos y gestionar sus frutos entre quienes más lo necesiten, sabemos que existen actos vandálicos, que por mera diversión o ganas de fastidiar pueden echar a perder estos vergeles de ciudad, pero también estamos seguros que implicando a la ciudadanía puede tener resultados excelentes, pueden participar desempleados, escuelas taller, voluntarios y en definitiva, cualquiera que quiera que su ciudad cuente con todos los recursos que una huerta pueda generar.

Seamos ejemplo, seamos verdes.

, ,

Agricultura ecológica,Autosuficiencia,Huerta urbana,Huerto casero,Manualidades,Vida sostenible

Macetas ecológicas

23 may , 2011  

En otros artículos hemos comentado el tema de los huertos urbanos, o de la opción de tener nuestro propio macetohuerto o incluso, tener un jardín en el alféizar de nuestra ventana y todo ello adaptado al espacio que tengamos disponible.

Ante la falta de espacio, podemos adaptarnos al poco que tengamos utilizando macetas, que también pueden ser ecológicas, con lo que si tenemos la opción de cultivar nuestros propios productos ecológicos, podremos cubrir un elemento más del proceso  de cultivo.

Una opción que se nos presenta, es la que nos ofrece Bacsac que ha desarrollado unas macetas ecológicas con diferentes formatos y tamaños, resistentes a los rayos UV, a los golpes y que permiten la respiración de las raíces de las plantas, y además están fabricadas en un material ecológico, e incluso fabrican la maceta que necesitemos si no disponen del tamaño en su catálogo estándar.

Fuente imagen: http://www.bacsac.fr/en/

Otra de las opciones que se nos plantean, son las macetas fabricadas con fibra de coco, que además de permitir una mejor respiración de las raíces respecto a una maceta tradicional, tiene una capacidad aislante que evita que la planta sufra cambios bruscos de temperatura en las raíces, evitando así la muerte de la misma.

La reutilización, que apoyamos como una de las maneras de reducir la cantidad de residuos y un ejercicio de creativo, es otra opción al alcance de nuestras manos de cara a reutilizar objetos como macetas.

Para ello, podemos utilizar desde una mantequera hasta una botella de refresco que además puede tener un autorriego incorporado.

Como podemos ver, tenemos desde opciones de moda y diseño, hasta lo que pensamos que ya es totalmente inútil, todo dependiendo de nuestra imaginación y si cabe en el hueco que tenemos.

, , , , , ,

Vida sostenible

¿Aceite de oliva o petróleo?

20 may , 2011  

¿Os hidrataríais el cuerpo con petróleo? Probablemente la respuesta sería un no generalizado, pero lo que no todo el mundo sabe es que productos tales como vaselina y otra serie de aceites de origen mineral que fácilmente encontramos en geles y cremas son derivados del petróleo.

No hace falta decir que los problemas que este tipo de productos puede generar en nuestro organismo puede superar con creces a los posibles beneficios.

Son muchos los productos utilizados en cosmética derivados del petróleo u otras sustancias sintéticas que en muchos casos no cubren las expectativas de salud que esperamos.

Por ejemplo la legislación no contempla de forma específica los productos que deben o no deben utilizarse para fines higiénicos o cosméticos, simplemente nombran las funciones que deben complir, es decir, limpiar e higienizar, y en muchos casos no se estudia el efecto a largo plazo que este tipo de productos pueda tener sobre nosotros.

De esta manera recomendamos las alternativas ecológicas y naturales para estos fines, podemos comprar o fabricar nuestros propios productos cosméticos, ya sean geles, pastas de dientes, espumas de afeitar, etc, y así colaborar para conseguir un mundo mejor de una manera mucho más responsable, y sobre todo, nuestro cuerpo nos lo agradecerá infinitamente.

 

Vida sostenible

¿Y si la basura dejara de ser basura?

19 may , 2011  

Cada día, se nos incentiva más y más para que consumamos de forma ilógica y compulsiva. Con este tipo de consumo, generamos una gran cantidad de desperdicios y basura que desde la sombra, pues una vez que nos deshacemos de ellos  los olvidamos.

En muchos casos, por no decir en la práctica totalidad, estos desechos son altamente contaminantes, o tardan decenas de años en descomponerse y desaparecer.

Una solución para este problema, es la sustitución de materias primas contaminantes por materias primas que no supongan un perjuicio una vez que el producto ha alcanzado el fin de su vida útil.

Con este tipo de actuación, ahorraríamos costes mediante el reciclaje, preservaríamos el medio ambiente al no necesitar extraer más materias primas, e incluso pueden transformarse en abonos orgánicos que ayuden a la agricultura en la producción de alimentos.

A continuación, os dejamos el documental 100% hecho de basura, en el podéis ver algunas de estas iniciativas y el éxito que han tenido, dando ejemplo de que este tipo de actuaciones son beneficiosas para todos nosotros y el medio ambiente.

Agricultura ecológica,Alimentación ecológica,Mercado ecológico,Producción ecológica,Vida sostenible

¿Comemos lo que queremos?

18 may , 2011  

Desde la ciudad son muchas las personas que creen vivir en una libertad absoluta, y no dudamos de su capacidad de ir y venir donde les plazca, lejos de las influencias publicitarias y sociales, pero en lo que a alimentación se refiere, y como ya dejamos caer en otro de nuestros artículos, ¿de verdad somos libres?

Much@s contestarán sin vacilar que indudablemente lo son, pero realmente ¿comemos lo que queremos?, nosotros creemos que no, que consumimos siempre los mismos productos que las grandes distribuidoras y grandes productores han acotado, productos para los que cuenta más el aspecto que el resto de sus propiedades, como si de un concurso de belleza gastronómica se tratase e intentando producir mucho a gran escala, en muchos casos, por no decir la mayoría, el producto viene de fuera, y nuestro producto se envía a otros países… si no mirad las etiquetas de los productos de las grandes superficies, ¿qué sentido tiene?

Pues bien, con los sistemas de agricultura modernos, resulta muy complicado, y más a gran escala, hacer agricultura mucho más variada, donde se cultiva mucha superficie de un solo producto con relativa poca gente y esto repercute de igual manera en la conservación de variedades locales, y dificulta el mantenimiento ecológico de los campos de cultivo, esto es así debido a que las variedades locales, son siempre las mejor adaptadas a las caracteristicas de cada zona, clima, plagas, asociaciones, etc. al contrario que las especies “comodín” que no siempre se adaptan de buena manera y obligan a consumir muchos más recursos en cubrir estas faltas.

Hay, desde luego, formas de sencillas de colaborar a mejorar y conservar las variedades, podemos interesarnos del origen de estos productos y asegurarnos que las semillas utilizadas son de variedades locales, igualmente y como ya hemos comentado en otras ocasiones podemos sembrar para decorar o sembrar para decorar y comer, la segunda opción es mucho mejor y podemos usar semillas de variedades locales ayudando a mantener estas especies… un ficus adorna, pero una mata de judías además se puede comer y si es de una variedad local aguantará mucho mejor las características de la zona.

Desde queremosverde.com os alentamos a decidir que es lo que queréis comer y que busquéis variedad en las simientes tradicionales de vuestra zona.

, , ,