Agricultura ecológica,Consumo ecológico

¿Por qué no empezamos a escribir el cuento en verde?

16 Sep , 2011  

En los últimos artículos habéis podido comprobar que hemos hecho referencia al hecho de poder fortalecer y plantar cara a las crisis y factores externos que amenazan a las diferentes economías y países, y que, en último termino, terminamos afectados siempre los mismo, los que no disponemos de grandes fortunas para afrontar las continuas subidas del coste de la vida, y sobre todo, el poder ejercer los derechos más básicos de la alimentación y el tener un techo bajo el que dormir.

Este sistema está basado en un juego de suma cero, en el que uno gana a costa de lo que el otro pierde, y no sólo eso, si no que cada vez está más polarizado, creando cada día más distancia entre los que más tienen y los que cada vez que tienen menos. En contraposición a esta forma de entender el juego social y económico, tenemos un modelo de colaboración, en el que ambas partes colaboran para ganar y para salir beneficiadas, no para aprovecharse una de la otra, que ya sabemos quién es la que siempre sale perjudicada.

Por ello, hacemos hincapié en fomentar y difundir el consumo ecológico, de forma que utilizando sus propia cancha de juego y sus reglas, ocupar una parte del tablero, en la que obviamente no todo va a ser perfecto y un camino de rosas, pero sí una zona responsable y sostenible, preocupada por hacer perdurar este hábito de consumo y las conductas económicas sostenibles y ecológicas.

Los productores ecológicas y las empresas comprometidas con estos valores y que han descubierto este campo verde, en paralelismo al océano azul como se dice en la literatura económica y empresarial, poco a poco van ganando más peso en la economía, siendo de los pocos sectores que han crecido en plena crisis, y estando aún los porcentajes de consumo ecológico respecto al consumo total diez veces menos que por ejemplo Alemania y otros países europeos. A continuación, os dejamos con el documental “Cuéntame otro mundo”, en el que a través de varios ejemplos de empresas, agricultores y personas comprometidas comparten el día al vivir de esta forma eco-lógica.

Cuéntame otro mundo from AraInfo on Vimeo.

,

Agricultura ecológica

De solar municipal a huerta urbana

6 Sep , 2011  

Poco a poco vamos comprobando que van surgiendo nuevos grupos de consumo ético y ecológico, los sistemas de fucionamiento pueden ser diversos, pero la finalidad es la misma, obtener un mundo mucho mejor, huyendo del mundo enfermo y decadente en el que nos hemos visto envueltos, todos esos grupos sienten la necesidad de “curar el mundo”, y si nos organizamos resulta mucho más sencillo, la unión hace la fuerza, ¿no?…

Dentro de los sistemas de funcionamiento de estos grupos, hay quienes hacen compras conjuntas a productores locales, o incluso existen grupos en los que entre sus filas cuentas con productores. Hay grupos que se organizan para sembrar sus propios alimentos… y estos últimos son los que nos atañen en el artículo de hoy… pensamos que es una muy buena idea, juntarse y sembrar nuestros propios alimentos, pero ¿qué sucede si no tenemos sitio donde hacerlo?…

Puede ser complicado, pero hay ayuntamientos que concienciados igual que sus vecinos ofrecen terrenos desaprovechados para huertas urbanas ecológicas, come es el caso, por ejemplo, de Güeñes, entre otros tantos municipios. Pero si estas propuestas no surgen del propio gobierno de nuestra ciudad podemos “echarle cara” y plantearle la cuestión, solicitando algún terreno con las características adecuadas para crear una huerta urbana, ya que son muchos los terrenos en desuso que suelen tener los ayuntamientos y que pueden reutilizarse para fines comunitarios mucho más apropiados.

Las huertas urbanas pueden organizarse o bien por parcelas gestionadas por familias, o bien de manera comunitaria, sirviéndose de un horario de trabajos y responsabilidades en la huerta urbana.

Dentro de la huertas urbanas, además, pueden llevarse a cabo muchas otras actividades, como por ejemplo, cursos de concienciación ecologista, agricultura ecológica, permacultura, para escuelas y vecinos, trueque, cursos de reciclaje, mercadillos, comidas comunitarias, etc…

En definitiva, organicémonos, y solicitemos esos terrenos abandonados para darles vida y gestionar nuestros propios alimentos, dando ejemplo de lo que puede llegar a hacerse con ganas y conciencia ecologista y como hemos dicho muchas otras veces, sembremos donde podamos y devolvámosle a la naturaleza su verde esplendor.

, , , , ,

Agricultura ecológica,Consumo ecológico

La importancia de tener un nombre (y un número)

7 Jul , 2011  

En las últimas semanas, hemos visto en las noticias que se culpaba a diferentes alimentos (por ejemplo, los pepinos de producción ecológica) de provocar una crisis sanitaria en Alemania, destruyendo la confianza de los consumidores en algunos productores ecológicos.

Finalmente, después de haber provocado pérdidas económicas elevadas a los dueños de las explotaciones como a los jornaleros, se demostró que el consumo de pepinos de producción ecológica de Almería era seguro.

¿Qué conclusiones podemos sacar de esta crisis?

Por una parte, demuestra que los productores ecológicos forman parte de la gran industria alimentaria. Son capaces de cumplir con todas las normas de seguridad alimentaria y dedican la mayor parte de la producción a la exportación. Aunque la agricultura intensiva en el sur de España ofrece unas condiciones muy particulares para estos cultivos, su experiencia puede ser aprovechada en el resto del mundo adaptándose a cada región.

También se demuestra la utilidad de los procedimientos de trazabilidad alimentaria. Resulta costoso (en tiempo y dinero) para los agricultores obtener las diferentes licencias y certificaciones de producción ecológica, pero en un mercado multinacional con una competencia feroz, resultan imprescindibles. Sin los mecanismos de trazabilidad impuestos a los productores, no se habría podido determinar que los pepinos de las explotaciones sospechosas no eran perjudiciales para la salud.

Y puede llevar a debatir sobre qué consideramos un producto ecológico.

¿Un pepino cultivado en un invernadero puede ser ecológico? ¿Es igual de ecológico un tomate cultivado en un invernadero de Almería que uno cultivado en Holanda? ¿Es menos ecológico usar estufas de gas para mantener la temperatura de los invernaderos en invierno o transportarlos por carretera 3000 kilómetros?

¿A qué podemos renunciar ahora que nos hemos acostumbrado a tener todo tipo de comida durante todo el año?

, , , ,

Agricultura ecológica

Nuestro verde corazón

23 May , 2011  

Hay algo, lejos de politicismos, que me ha llamado la atención dentro de las actividades reivindicativas que se han llevado a cabo en las diferentes ciudades de España durante estas elecciones, ese detalle, aunque puramente anecdótico, ha sido la siembra de huertos en plazas simbólicas de la más importantes ciudades.

Fuente: http://www.permacultura-es.org

Han cambiado innecesarias plantas puramente decorativas, por necesarios vergeles comestibles, y aunque denominarlo vergel resulte precipitado y exagerado, si da a entender una de las necesidades más requeridas, la comida.

Lo hemos comentado anteriormente en diversas ocasiones, y creemos firmemente que esa acto de sembrar hortalizas (esperanza), debería ser algo que desde el gobierno también se alentara, y no queremos decir que esta sea exclusivamente nuestra reclamación, no vamos a entrar en estos temas dado el carácter “apolítico” y ecologista de nuestro blog, simplemente el huerto creemos que es la parcela que más nos atañe.

Pensamos, que todas esas plazas y rincones deberían adornarse con lechugas, coles, flores de patata, capuchinas, frutales en lugar de falsos plataneros, no tenemos nada en contra de los falsos plataneros, esos productos podrían servir para quien más lo necesitase, e incluso para montar mercados locales, pero ¿serían capaces desde los ayuntamientos de no usar productos químicos para cuidarlos? Poder, se puede, pero son tantas las cosas que se pueden hacer…

Proponemos resembrar y mantener esos rincones como huertas, recordándonos nuestros orígenes y alentamos a los ayuntamientos a que contraten a desempleados con conocimientos para mantener esos cultivos y gestionar sus frutos entre quienes más lo necesiten, sabemos que existen actos vandálicos, que por mera diversión o ganas de fastidiar pueden echar a perder estos vergeles de ciudad, pero también estamos seguros que implicando a la ciudadanía puede tener resultados excelentes, pueden participar desempleados, escuelas taller, voluntarios y en definitiva, cualquiera que quiera que su ciudad cuente con todos los recursos que una huerta pueda generar.

Seamos ejemplo, seamos verdes.

, ,

Agricultura ecológica

Macetas ecológicas

23 May , 2011  

En otros artículos hemos comentado el tema de los huertos urbanos, o de la opción de tener nuestro propio macetohuerto o incluso, tener un jardín en el alféizar de nuestra ventana y todo ello adaptado al espacio que tengamos disponible.

Ante la falta de espacio, podemos adaptarnos al poco que tengamos utilizando macetas, que también pueden ser ecológicas, con lo que si tenemos la opción de cultivar nuestros propios productos ecológicos, podremos cubrir un elemento más del proceso  de cultivo.

Una opción que se nos presenta, es la que nos ofrece Bacsac que ha desarrollado unas macetas ecológicas con diferentes formatos y tamaños, resistentes a los rayos UV, a los golpes y que permiten la respiración de las raíces de las plantas, y además están fabricadas en un material ecológico, e incluso fabrican la maceta que necesitemos si no disponen del tamaño en su catálogo estándar.

Fuente imagen: http://www.bacsac.fr/en/

Otra de las opciones que se nos plantean, son las macetas fabricadas con fibra de coco, que además de permitir una mejor respiración de las raíces respecto a una maceta tradicional, tiene una capacidad aislante que evita que la planta sufra cambios bruscos de temperatura en las raíces, evitando así la muerte de la misma.

La reutilización, que apoyamos como una de las maneras de reducir la cantidad de residuos y un ejercicio de creativo, es otra opción al alcance de nuestras manos de cara a reutilizar objetos como macetas.

Para ello, podemos utilizar desde una mantequera hasta una botella de refresco que además puede tener un autorriego incorporado.

Como podemos ver, tenemos desde opciones de moda y diseño, hasta lo que pensamos que ya es totalmente inútil, todo dependiendo de nuestra imaginación y si cabe en el hueco que tenemos.

, , , , , ,

Agricultura ecológica

Entre nenúfares

13 May , 2011  

Poquito a poco va a ir entrando el verano, y cada vez hace más calorcito, un calorcito que invita a darse un chapuzón. Nos podemos poner a remojo cual garbanzo (ecológico, eso sí) de muy diversas formas, desde una duchita fresca, un manguerazo, el mar, un lago o una piscina… pero existen también alternativasecológicas y multifuncionales” y por qué no decirlo… ¡mucho más románticas!

Hablamos de piscinas ecológicas, o ¿quién no ha soñado alguna vez con darse un chapuzón en el lago de Giverny, que tan maravillosamente bien plasmó Monet en muchos de sus cuadros…?

Pues bien, un piscina ecológica, puede funcionar perfectamente siguiendo las pautas permaculturales, siendo así un ecosistema similar a un lago, contando con filtros naturales, plantas que depuran el agua, de arena, peces…

Giverny

Podemos hacer una división entre la zona de depurado y la zona de baño, e incluso disimular dicha división con plantas que se extiendan a lo largo de la piscina y que de el aspecto de un lago natural.

Como ventajas contamos con la de no tener que cambiar el agua, simplemente reponer la que se evapore en épocas de más calor, en época de lluvias lo hará sola, prescindiremos de químicos, pues todas las plantas y peces formarán un ecosistema autosostenible, el agua de la piscina será además un excelente agua de riego en caso de que necesitemos regar, y como no, podemos usar la orilla para cultivar plantas adaptadas a esas condiciones de humedad y que además puedas servir como alimento, como por ejemplo la castaña de agua o berros, entre otros.

Las posibilidades son infinitas, y para que podáis ver en detalle el funcionamiento os recomendamos que leáis este artículo de Ecohabitar, que explica muy bien todos los detalles. Y de algo podemos estar seguros, funcionará si seguimos las pautas que nos marca la naturaleza.

, , ,

Agricultura ecológica,Ecoturismo,Vida sostenible

¡A pensar!

15 Abr , 2011  

La próxima semana por fin es Semana Santa, y en un año en el que apenas hemos tenido festivos hasta esta fecha, se agradecen unos días de descanso.

En nuestro caso, vamos a tomarnos la semana para coger fuerzas y seguir aportando contenidos que os parezcan interesantes.

En este caso, os dejamos con un vídeo que nos lleva a la reflexión, acerca de los productos ecológicos en nuestra dieta diaria, la importancia de aumentar su volumen de consumo por varios motivos, como la sostenibilidad, la salud y también el gusto, porque ahora las cosas ya no saben como antes, debido a la industrialización de la producción y de los procesos de elaboración.

Y también, como muchos de vosotros seguro que hacéis una escapada, nos deja una reflexión acerca del ecoturismo, y cómo todo está relacionado en el fondo, cómo un turismo no sostenible esquilma no sólo los recursos medioambientales, sino que afecta también al suministro y consumo de alimentos en la zona, contaminación…

En fin… un vídeo que abre varios temas sobre los que reflexionar. Una reflexión cuyo fin es hacernos ver cómo podemos conseguir un modo de vida sostenible, más sano, en el que vamos a disfrutar más y que está en nuestras manos que lleguemos a conseguirlo o sigamos por el camino industrial y cada día más desnaturalizado y alejado del equilibrio y poniéndonos en una situación cada vez más comprometida.

Así que os dejamos con las palabras de Rafael Pérez Latorre presidente de la Cámara Oficial de Comercio Hispano-Suiza y destacado “idealista” de Slow Food:

Rafael Pérez, de ‘Slow Food’: “Despreciamos la comida porque ha perdido el valor sociocultural que tenía” from siroco on Vimeo.

, , , , ,

Agricultura ecológica

Flores, otro camino hacia un mundo eco-lógico.

4 Abr , 2011  

Las flores son un factor de gran importancia en nuestra vida aunque  en este modo de vida en el que la mayoría vivimos en ciudades alejados del campo y la naturaleza, únicamente tengamos contacto con ellas en floristerías, en algún parque o  en alguna maceta en casa si tenemos la suerte de tener terraza.

Las flores cumplen muchas funciones, ornamentales, se pueden conseguir perfumes a partir de ellas, propiedades medicinales o incluso algunas variedades son comestibles.

Caléndulas, rosas, geranios… además de adornar nuestros balcones, pueden ser un ingrediente más de una ensalada, aportando vitaminas y dándole un toque diferente e  innovador a los platos.

Para poder comerlas, hay que evitar el uso de pesticidas, fungicidas, abonos químicos… por eso la mejor opción que tenemos a nuestra disposición son las flores procedentes de la producción ecológica y sostenible.

Pero no sólo podemos recurrir a flores ecológicas para innovar en nuestra cocina, o introducir un toque exótico en nuestros platos. Por ejemplo, las flores ecológicas, presentan un aspecto diferente, por qué, porque “la ecológica es una flor que no tiene sus poros sellados por productos químicos, con las hojas más verdes y un tronco más esplendoroso, y con un ciclo de vida mucho más largo: las rosas llegan a 15 días y los Anthurium y las Phalenopsis, alcanzan un mes”.

Existe un certificado, el MPS, que engloba 50 países y que asegura que las flores cultivadas bajo las exigencias de este sello cumplen con los requisitos ecológicos y por tanto están libres de sustancias nocivas y artificiales.

Otra opción para conseguir flores ecológicas, es cultivarlas nosotros mismos, a partir de una semilla ecológica certificada, como las que pone a nuestra disposición Quico Barranco, de Madre Tierra avaladas por el CCPAE (Consell Català de la Producció Agrària Ecològica).

Como podemos ver, existe un mundo ecológico por descubrir alrededor de las flores que va más allá de regalarlas en fechas señaladas y dejarlas en un jarrón.

Fuente imagen:http://www.elblogalternativo.com/2010/09/02/flores-que-curan-el-alma/

 

 

, , , , , , , , ,

Agricultura ecológica

El Jardín de mi Ventana. El “Lago”.

11 Mar , 2011  

El Jardín de mi Ventana: 1. Empezamos.2. La estructura. / 3. Las plantas

Para el lago hemos seguido la idea del resto del proyecto, intentar que necesite el menor mantenimiento posible. Y ya que no tenemos los peces por puro disfrute como haríamos con un acuario, hemos seleccionado especies “duras” y hemos intentado imitar en medida de lo posible las condiciones naturales de un lago. Insistimos en las limitaciones propias de un bidón preparado a tal efecto.

El fondo del bidón, que deberá estar escrupulosamente limpio, lo llenaremos con grava y sobre ésta colocaremos limo, que nos aventuraremos en denominar “compost subacuatico”.

Ambas cosas sería convenientes conseguirlas de alguna laguna cercana o de algún conocido, ya que el limo, tiene esa vida bacteriana tan beneficiosa con la que es interesante contar desde un principio, como si se tratase de una “madre”.

Respecto al agua, hemos utilizado agua de lluvia para llenarlo y parte del agua del hábitat de donde se trajeron los peces. También hemos guardado agua de lluvia por la que eventualmente se evapora, aunque generalmente se recupera en gran parte por la lluvia directa.

Las plantas, por su parte deben servir no sólo para oxigenar el agua, ya que como no hay mucho espacio es fundamental, si no que además tienen que servir de resguardo a los peces y aportar sombra, y como no, los restos vegetales que vayan resultando serán alimento de nuestros peces junto con los insectos que descuidadamente caigan al agua.

Para empezar hemos utilizado estas especies:

Plantas:

Enea (Typha) – fantástica maraña de raices perfectas para proteger a los peces.

Papiro (Cyperus papyrus) – muy bueno para oxigenar el agua.

Salvinia (salvinia natans) – oxigena el agua y arroja sombra sobre el lago.

Lenteja de agua (Lemna minor) – es descontaminante, oxigenadora y fuente de alimento para los peces, puede usarse como abono verde para las jardineras

Peces:

Gambusia (Gambusia affinis) – aunque se le considera una especie invasiva, este pequeño pez soporta perfectamente altas y bajas temperaturas y es un voraz devorador de larvas de mosquito que se usa para el control de plagas.

El lago en la ventana

Con esto damos por concluido el Artículo “El Jardín de mi Ventana” donde hemos intentado obtener un ecosistema autosostenible en una vivienda sin espacio e intentando usar sistemas caseros y reciclados, esperamos que os animeis a iniciar proyectos similares a este y como siempre, nos gustaría mucho conocerlo y difundirlos.

¡Salud y ecología!

Agricultura ecológica

El Jardín de mi Ventana. Las Plantas.

9 Mar , 2011  

El Jardín de mi Ventana: 1. Empezamos. 2. La estructura

En nuestro jardín hemos dispuesto 5 hidrojardineras, cuyo funcionamiento es muy simple, acumula agua de lluvia e impide que se evapore con rapidez por la cobertura de paja, que a su vez sirve de abono de lenta descomposición.

Ahora bien, ¿cuáles son la plantas más apropiadas para nuestro “jardín”?

Todo depende de la zona, pero nuestra intención es buscar plantas que cumplan diferentes funciones dentro de las limitaciones de espacio que tenemos. Buscamos plantas que repelan a los mosquitos, pero a su vez atraigan polinizadores e insectos que puedan caer al lago y que sirvan como alimento a los peces, en definitiva, acercarse a un ecosistema sostenible.

También es interesante que algunas plantas sean aromáticas, comestibles o ambas cosas a la vez. Igualmente pueden usarse plantas habituales en permacultura, que eviten plagas y ofrezcan beneficios a la tierra y en definitiva al conjunto. Pero eso sí, debemos intentar asociar plantas dentro de la misma maceta que puedan aportarse beneficios directos de manera mutua.

Nosotros hemos empezado por multiplicar algunas de las que teníamos en otras macetas y otras que nos han ofrecido conocidos y amigos, pero poco a poco irá creciendo e iremos sembrando plantas nuevas, pero de momento hemos empezado con estas:

Albahaca (Ocimum basilicum) – extraordinariamente fragante y deliciosa en ensalada y una excelente solución para muchas plagas.

Tomate grosella (Lycopersicon pimpinellifolium) – diminuto tomate casi silvestre y de sabor exquisito, pequeñito como un guisante.

Capuchina (Tropaeolum majus) – perfecta para evitar los parásitos y además completamente comestible, de carne picante con un sabor similar al rábano y unas preciosas y llamativas flores.

Incienso (Plectranthus) – aromático sobre todo al roce, bueno contra los mosquitos.

Physalis (Physalis peruviana) – frutal pequeñito, aunque delicado al frío tiene frutos muy decorativos y ricos.

Geranio oloroso (pelargonium graveolens (asperum)) – de olor dulce e intenso, una maravilla como huele cuando las gotas de lluvia lo golpean. También se puede tomar en infusion.

Limoncillo (Cymbopogon citratus) – muy usado en la cocina asiatica, es un gran aliado contra los mosquitos y tiene un sabor y un olor a limón increíblemente intensos.

Jacinto (Hyacinthus) – todo el mundo sabe como huele. ¡Reina de los perfumistas!, atrae como ninguna otra de nuestras plantas a los bichitos buenos.

Narciso (Narcissus) – bonita flor, atrayente para los insectos beneficiosos y de un llamativo color amarillo con el que ahuyentará a algunos bichos indeseables

Ajo (Allium sativum) – todo el mundo lo conoce, sólo nos puede aportar beneficios, y para ensalada no tenemos más que usar sus hojas, ¡deliciosas!.

Geranio oloroso / El Jardín en la ventana / Jacinto, Albahaca, Capuchina e Incienso

Nuestra pretensión en un futuro es ampliar este sistema al resto de las ventanas de la vivienda, de manera que podamos sembrar nuestros propios productos ecológicos, varias lechugas, acelgas, espinacas, etc…

, , , , , , , ,