Consumo ecológico

Canales cortos de comercialización

15 Feb , 2012  

Hoy día al ver la dificultad de muchos niños para identificar ciertos productos de huerta en su estado natural podemos imaginarnos el poco protagonismo o mejor dicho la escasa cabida que tiene la producción de alimentos en las propias ciudades.

Antes, y no hace muchos años, podíamos toparnos con facilidad con vaquerizas, pequeños jardines sembrados de lechugas, acelgas o repollos, y alguna que otra mañana nos despertaba el gallo del vecino que nos suministraba los huevos, pero hoy en día toda la ciudad está cubierta de asfalto, plantas que carecen de mantenimiento o incluso falso cesped de plástico cubriendo parterres entelados para impedir la proliferación de vegetación, muy triste, antes incluso se aprovechaban “las afueras” de las ciudades como huerta para la propia ciudad, siendo está así prácticamente autosuficientes, hoy lo único que crece son edificios y más edificios… allá cada uno con sus conclusiones.

Antes, e insisto que no hace muchos años, se usaban canales cortos de comercialización, mercados locales con productos locales, soberanía alimentaria, donde primaba el buen alimento propio de cada zona, hoy sin embargo no nos alteramos a saber que nuestra comida viene de la otra punta del mundo y que la que nosotros más cerca cultivamos viaja a kilómetros de nosotros. Todo esto conlleva que nuestro mercado dependa del resto de mercados y el productor este “atado” a lo que el mercado global le exija, cuando lo lógico sería que esa economía rotase en la propia zona y nosotros cuidásemos de nuestros propios productores.

Como decimos, ya no sólo se trata de mantener nuestros productos locales, si no de mantener y cuidar a nuestros productores de alimentos, porque si los perdemos a ellos, perdemos mucho más de lo que nos imaginamos.

Desde queremosverde.com os animamos a comprar productos locales, preferentemente ecológicos y como no quién pueda que siembre en su jardín o que pida que las zonas ajardinadas comunes sean de plantas locales y no de horroroso plástico.

Consumo ecológico

Una lección de coherencia

20 Ene , 2012  

Esta semana me ha costado decidirme a la hora de ponerle título a mi artículo. He barajado varias opciones entre las que figuraban Dignidad, Sentido común, Compromiso, Respeto, Sabiduría,…

Finalmente me decidí por Coherencia porque considero que engloba todos estos conceptos. Confío en que ustedes opinen igual que yo después de leer mi artículo, que versa sobre la siguiente noticia:

“El Gobierno de la República Democrática del Congo ha suspendido toda actividad relacionada con la extracción de petróleo en el Parque Nacional de Virunga hasta que no cuente con información suficiente para poder estimar el impacto de esta actividad en el lugar.”

EL valor de esta noticia es, así sin más,  realmente brutal y marca un importante precedente: los intereses económicos de las multinacionales frenados para proteger un lugar de alto valor ecológico.

Pero si analizamos las circunstancias del país en cuestión, nos daremos realmente cuenta del valor y coraje que refleja esta decisión:

El Parque Natural de Virunga es el parque más antiguo de África, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hogar de los gorilas de montaña (en peligro de extinción), de elefantes, chimpancés e hipopótamos y cuenta con una importante y muy vulnerable biodiversidad.

El país – durante el siglo XIX, propiedad privada del rey Leopoldo II de Bélgica – fue objeto de una explotación sistemática e indiscriminada de recursos naturales para la que se utilizó exclusivamente mano de obra indígena, trabajando en condiciones de esclavitud y bajo un régimen atroz de terror, en el que fueron frecuentes los asesinatos en masa y las mutilaciones. De hecho, las manos cercenadas se volvieron tan comunes que los negreros llegaron a usarlas como moneda informal. ¡Hay que ser cafre!

A principios del siglo XX, Leopoldo II cedió sus propiedades al gobierno Belga, principalmente por la presión internacional que recibió a causa de la brutalidad con que reinaba en este territorio.

No es que mejorase mucho la situación de su población. Se les enseñaba a leer, escribir y alguna noción de matemáticas, pero poco más, dado que el Gobierno Belga consideraba que otorgar mayores derechos civiles a la población nativa  “sólo desestabilizaría la región”.

¡Mira tú qué forma tan fina de decirlo! Podían haber sido más francos: “como les demos alas a estos salvajes, se nos suben a la chepa y nos jode el negocio”

Pero no nos vayamos a rasgar ahora las vestiduras. Cualquier país europeo, en mayor o menor medida, ha devastado y esquilmado los recursos de sus colonias respectivas, sin la más mínima consideración a su población, atendiendo solamente a las necesidades creadas por nuestro egoísmo y desfachatez:

¿Que se imponía la madera de ébano para el mobiliario? – Pues a devastar bosques enteros. Total, ni eran nuestros bosques ni sufríamos nosotros las consecuencias.

¿Qué los sombreros se adornaban con las plumas más exóticas? – Pues a desmochar las colas de las aves más vistosas de las colonias.  Compréndanlo, las plumas de faisán habían quedado absolutamente “out”.

¿Qué las damas deseaban afinar su figura con rígidos corsés? – Pues a acabar con las poblaciones de ballenas como si de plagas de ratas se tratase.

 En fin, volvamos al tema que nos ocupa:

A pesar de estos antecedentes y teniendo en cuenta que estamos hablando de un país en vías de desarrollo, al que esta actividad contribuiría a sanear significativamente su economía, el Gobierno de la República Democrática de El Congo nos ha dado a todos una lección de coherencia. No ha caído en la tentación de un enriquecimiento rápido a cualquier coste ni ha cedido a las presiones de las grandes multinacionales.  En esta decisión ha primado la sostenibilidad y la conservación de su biodiversidad.

No descarto que se hayan visto amenazados con volver a los tiempos en que fueron colonia. Si entonces arrasamos con bosques enteros para sacar el caucho y diezmamos las poblaciones de elefantes por el marfil, deben de pensar que, ahora que ha aparecido petróleo, somos capaces de dejar el país como un solar.

Sinceramente, me ha emocionado muchísimo esta demostración de dignidad a pesar de las carencias que padecen.

A eso se le llama tener vergüenza torera y desde aquí, vaya mi más sincera felicitación y apoyo para este gobierno, confiando en que se mantengan firmes en su postura.

Justine de la Bretonne

, , , , , , , , , , , ,

Consumo ecológico

A tiempo

11 Ene , 2012  

-¿Me cobra usted?-

-es una hora y media, Por favor.-

Aunque suene igual que en la película In Time, afortunadamente en los bancos de tiempo no hay final tan trágico, ni mucho menos, sino todo lo contrario, por que si hay algo de lo que todos disponemos es tiempo.

Los bancos de tiempo, por decirlo de alguna manera, llevan el trueque a otro nivel. Yo de ofrezco un servicio de peluquería y tu durante una hora me cuidas a los niños. Todos disponemos de tiempo y de algún conocimiento útil para otra gente.

Pero siendo como somos de raras las personas, ¿es posible que algo así funcione?

La respuesta es sí, funciona, y muy bien. Cualquiera puede obtener un servicio, simplemente por otro servicio, y como no hay dinero, por decirlo de alguna manera, todo el mundo es igual de rico. Gustosamente haré un trabajo de fontanería, a una persona que le dará una cesta de verduras ecológicas, a una persona que me hará una web para publicitarme, las posibilidades son infinitas y no siempre tiene que ser un contrato directo, simplemente tu usas x tiempo y ofreces x tiempo a cambio, la cadena así funciona perfectamente, y si se estropea, seguro que alguien puede arreglarla a cambio de algún servicio.

, , ,

Consumo ecológico

Leyenda ¿mitológica?

23 Dic , 2011  

En el libro VIII de mi queridísimo amigo Ovidio,  al que recomiendo encarecidamente que lean ustedes, cuenta una leyenda de Erisicton, que ahora paso a detallarles:

“La diosa Deméter (diosa griega de los cereales, las cosechas y la agricultura) tenía un bosque sagrado en el que resaltaba una vetusta encina donde vivía la ninfa Hamadríade. Un día, el rico Erisicton, príncipe de Tesalia y biznieto de Argos, decidió cortar este maravilloso árbol, a pesar de las advertencias de la citada ninfa.

Uno de sus hombres intentó detenerle pero le cortó la cabeza con el hacha.

Tras muchos hachazos, Erisicton consigue que la encina caiga y que la ninfa muera.

Deméter, enfadada y dispuesta a que el príncipe pagará las consecuencias de sus actos, deseaba que Erisicton pasara un hambre atroz, pero no podía llevar a cabo su plan, ya que su trabajo era dar alimentos a los hombres. Por tanto, pidió el favor al Hambre, y esta horrenda diosa visitó a Erisicton mientras dormía y cumplió el deseo de Deméter.

En ese momento, Erisicton despertó de hambre y empezó a comer todo lo que podía.

Sin poder dejar de comer, Erisicton gastó toda su fortuna y vendió todos sus bienes, incluyendo a su hija Mnestra, que consiguió escapar y a pesar de ello intentó, en vano, ayudar a su padre que no paraba de comer, ya hasta las basuras que encontraba.

Finalmente, el hambre hizo a Erisicton devorar sus miembros y comerse a sí mismo”.

Autor – Gabriel Alonso – Metamorfosis: Erisicton (2010), óleo/ lienzo. 90 x 120.f http://gabrielalonso.wordpress.com/2010/12/25/metamorfosis-xix/

Estimados amigos, les invito a releer este texto, pero cambiando el nombre del protagonista por el ser humano en general, y la palabra hambre por consumismo….

¿No les resulta inquietante?

¿Hasta qué punto somos tan ignorantes para despreciar las advertencias que se nos han ido transmitiendo a través de los siglos?

Como Erisicton, tenemos un hambre desmesurada para satisfacer nuestro afán de consumismo y de caprichos,  despreciando absolutamente las advertencias que se nos hagan, y en la mayoría de los casos, sacrificamos además al mensajero. Mientras nosotros tengamos suficiente (que nunca lo tenemos), nos trae al pairo que, por ejemplo, se desforesten regiones enteras del planeta.

Las generaciones pretéritas eran conscientes de la importancia de los bosques para mantener la vida en nuestro planeta, de ahí que otorgasen carácter de sagrado a sus bosques.

Esto ya no es una leyenda de la mitología griega.

Es una triste, injusta, insolidaria, descorazonadora y maldita realidad.

Justine de la Bretonne

, , , , , , ,

Consumo ecológico

Regalos ecológicos para una navidad verde

20 Dic , 2011  

En estas fiestas que no nos acompaña la mejor situación económica hay podemos seguir regalando sin tener que hacer grandes desembolsos y también respetando al planeta.

Ya que tanto se apela al espíritu navideño, tanto se hace cada año para intentar humanizar el torrente consumista al que nos arrastra, poco se hace por fomentar el regalo de experiencias ecológicas, de compartir momentos que no sólo hagan felices a aquellos con quiénes los compartimos, si no también para ayudar conseguir un mundo sostenible.

Por qué no podemos regalar un día entero en el que caminemos por el bosque, con una mochila a la espalda y disfrutar de un bocadillo de pan ecológico con un poco de queso, jamón… y unas deliciosas frutas de temporada como postre.

http://triblocal.com/northbrook/community/stories/2010/11/purchase-with-a-purpose/

Por qué no podemos dedicar un tiempo a utilizar nuestras manos, para restaurar un mueble, hacer una lámpara con bolígrafos o reutilizar pantalones vaqueros que tenemos en el armario y que han encogido con el tiempo, nosotros nunca engordamos, para hacer un regalo único y que sea especial para aquél a quién se lo regalamos.

Desde queremosverde.com os animamos a que estas fiestas hagáis regalos ecológicos, hechos por vosotros mismos, y si no tenéis tiempo o los medios suficientes, que al menos el regalo sea también un regalo para el planeta que cada día nos tiene como inquilinos.

, , , , ,

Consumo ecológico

El misterioso motor de agua

19 Dic , 2011  

!Qué cambio más beneficioso para el mundo sería la sustitución de los gases de los tubos de escape por vapor de agua!

Indudablemente, la mejora medioambiental sería muy notable, y para que eso fuese posible habría que cambiar los combustibles fósiles por agua, pero ¿es esto posible?

La respuesta a esta cuestión puede resultar algo difusa, y mucho más si nos remontamos a hechos históricos. En ese caso tenemos opiniones para todos los gustos.

La cuestión es que efectivamente existe dicho motor, incluso diversos modelos a la par que inventores, y casi cada uno de estos inventos cuenta con su particular historia negra. Desde luego no vamos a estrar en debatir si existió algún tipo de conspiración por parte de gobiernos o grandes compañías, cada uno que indague y saque sus propias conclusiones al respecto.

Para comenzar tenemos un conocido video donde Arturo Estevez Varela, exponía su revolucionario motor de agua allá por los años 30, y que hoy en día se cree que no sería rentable su uso como una de las opiniones respecto al abandono de la idea.

Otro inventor que sin duda dió y da mucho que hablar fue Stanley Meyers, cuya repentina muerte esta rodeada de incógnitas y quién parece ser que obtuvo un buen resultado haciendo que su automovil funcionase con “agua del grifo”, siendo elegido inventor del año en 1993.

En definitiva, la tecnología existe, y creemos que se debería investigar por esta línea para obtener un combustible accesible a todos, renovable y no contaminante, de manera que podamos ayudar al planeta a recuperarse de tantos y tantos años de contaminación por combustibles fósiles.

, , , , ,

Consumo ecológico

La Economía del Bien Común

14 Dic , 2011  

Christian-Felber-Lit.Cologne-2012 by Perikes

A lo largo de la historia los modelos económicos que han regido la vida del hombre han ido variando. Desde el trueque hasta el neoliberalismo. Todos han tenido sus cosas buenas y sus cosas malas, y hoy, estamos asistiendo a un momento histórico como nunca ha sucedido en términos económicos. Es patente que el sistema capitalista no es justo y que las consecuencias están siendo especialmente duras para la gran mayoría de la población.

¿Hay alternativas?

Sí, las hay.

En un momento en que la idea de cambiar de modelo está extendida por todo el mundo, recordemos a los indignados en Sol, en la Plaza Sintagma, Occupy Wall Street, Oakland… surgen nuevas formas de pensamiento económico que toman en cuenta la dimensión humana de la economía. Al fin y al cabo, es el hombre el que usa el dinero y le dota de utilidad, el dinero por sí mismo es igual que un gato de escayola.

La economía del bien común

Por eso queremos compartir con vosotros un vídeo de apenas un cuarto de hora, en el que Christian Felber, nos cuenta en qué consiste La economía del bien común. Un nuevo modelo de economía  que se pone al servicio del bien común, como su propio nombre indica.

Un modelo económico en el que el hombre vuelve a ser protagonista, invirtiendo los papeles, siendo el dinero un medio para conseguir un bienestar común, y no el hombre una herramienta del dinero para conseguir la concentración del mismo.

Se tienen también en cuenta los costes ambientales y sociales sobre los monetarios, pues no todo son números cuando hablamos de costes, aunque algunos parece que se les han olvidado las letras con las que se forman las palabras.

Un modelo económico naciente

Un modelo que está naciendo, y que por el momento en los 10 meses que tiene de vida está teniendo una buena acogida en Alemania, Austria, Suiza e Italia… quién sabe si estamos ante el nacimiento del próximo modelo económico en el que nos movamos, o se quedará en un brindis al sol, pero sí merece al menos conocer en qué consiste, y aunque no se esté de acuerdo, reflexionar sobre aspectos que nos propone.

Christian Felber – La Economía del Bien Común from ATTAC.TV on Vimeo.

, , , , , , , , , , ,

Consumo ecológico

Publicidad para un mundo sostenible

12 Dic , 2011  

En muchos de nuestros artículos hemos hablado de la publicidad, de cómo es una herramienta más para hacernos consumir aquello que no necesitamos.

Una forma más que tienen las grandes empresas de hacer que la rueda del consumo se perpetúe.

Lo que comenzó con los carteles, hoy llega hasta el último lugar del planeta en cualquier medio, en vallas en los bordes de las carreteras, camiones de reparto, periódicos… en la pantalla del ordenador, en la pantalla del móvil y ¡hasta en los cuartos de baño!

Pero no nos olvidemos de que la publicidad, por sí misma, no es nada, todo depende del mensaje que se transmita utilizando esta herramienta. Se puede hacer publicidad para vender un coche que gaste 25 litros cada 100 kms., ropa fabricada en una fábrica donde la explotación infantil es una realidad o alimentos fabricados a partir de cultivos transgénicos.

Pero también se puede utilizar la publicidad para transmitir un mensaje verde. Para hacer ver al mundo que es necesario un cambio de actitud y que el verde es además del color de la esperanza, el color del futuro sostenible.

Por eso, hoy os traemos unos cuantos anuncios en los que la publicidad sirve a un objetivo verde, se vuelve una herramienta útil y nos pone delante la necesidad de actuar rápidamente.

 

, , , , ,

Consumo ecológico

El líquido más preciado

9 Dic , 2011  

El título de mi artículo para esta semana quizás les haga pensar que voy a reflexionar sobre el petróleo, ese líquido denso, grasiento y oscuro que se ha erigido, desde su descubrimiento, en el auténtico referente de la economía mundial.

¡Pues no, señores!  Hoy quiero hablarles del agua. Tan simple aparentemente pero tan determinante para la continuidad de la vida en nuestro planeta.

El líquido elemento ha sido el origen de toda forma de vida y es quien regula, con sus ciclos, tanto las estaciones anuales como los diversos ecosistemas de nuestro mundo.

Cualquier ser vivo ha de permanecer cerca de una fuente de agua para poder sobrevivir.

El ser humano, desde los albores de las civilizaciones, se asentó siempre en lugares próximos a ríos, fuentes o riachuelos para garantizar la supervivencia del grupo.

La posición, más o menos cercana a una fuente de agua potable era determinante para la posición de poder de una comunidad- Se comerciaba con el derecho a acarrear agua – Si ¡no nos hagamos ahora los indignados! El ser humano ha comerciado siempre y ha ejercido su poder con las necesidades básicas del prójimo porque eran las únicas pertenencias que tenían.

Autora - Beatriz Concha. Título obra: "Mujer de agua". Técnica: Litografía, collage y acrílico Dimensiones: 55 x 37,5. http://www.beatrizconcha.com

Esto ha sido así hasta que la conjunción de la evolución, la Revolución industrial y el desenfrenado avance en el transporte nos han puesto en situación de comerciar o detentar el poder con cualquier cosa que pueda ser determinante para el vecino. Según la evolución nos iba creando más necesidades, más dependientes y esclavos nos hacíamos de las pertenencias y el poder de otros semejantes. Ya saben “Liberté, Égalité y Fraternité”

El agua, como les iba diciendo, ha sido una de las primeras causas de guerras entre poblados y comunidades. El agua permitía regar los campos y abrevar a los animales. Permitía un excedente de producción para tiempos de escasez o para comerciar con él….

Esto ha sido así hasta nuestros días. En nuestras áreas rurales no tienen el mismo valor las fincas de regadío que las de secano. Las primeras son más productivas y fáciles de trabajar. ¡Cuántas disputas y riñas no habrán nacido por desvíos de aguas hasta hacer necesarios regular exhaustivamente su uso y disfrute de forma racional y ¿equitativa?!

El consumo de agua en nuestros días se ha vuelto desorbitado. La hemos malgastado como si no tuviese fin. ¡Somos el Planeta Azul! Pero sólo en el llamado primer mundo. A día de hoy, 1.100 millones de personas (el 16% de la población mundial) no tienen acceso al agua potable y 2.400 millones de personas (¡El 40%!) carecen de servicios de saneamiento, abocando a esta población a enfermedades erradicadas hace décadas del primer mundo.

No queremos ver (con la globalización actual de la información no ha lugar otra expresión) esa desigualdad irracional en un derecho básico del cualquier ser vivo, planta o animal.

Por eso me pregunto ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar?

¿Seremos capaces, unos cuantos privilegiados, de perder nuestro Planeta Azul, siempre y cuando podamos mantener nuestro oasis de abastecimiento regular, sin importarnos el resto de la vida?

¿Somos incapaces de comprender que si no se salvan todos no nos salvamos ninguno?

¿Por qué negamos al prójimo el delicioso placer del agua cristalina y fresca, tanto para paliar la sed como para el deleite que supone sentirse arropados e inmersos en el líquido primordial que genero la vida en nuestro Planeta?

 

Justine de la Bretonne

, , , , , , , , , , , , ,

Consumo ecológico

La bicicleta como oportunidad de negocio

7 Dic , 2011  

En queremosverde.com hemos hablado en artículos sobre las bicicletas, desde las eléctricas hasta las hechas con bambú o cómo pueden servirnos para cargar el móvil mientras pedaleamos.

También las bicicletas han supuesto una revolución en determinados negocios. No sólo el mismo negocio de las bicicletas con las bicicletas eléctricas o el cada vez mayor auge del ciclista urbano.

Servicios en los que la introducción de la bicicleta ha creado una nueva forma de diferenciarse de la competencia, y además, contribuyendo a crear un mundo sostenible.

Las mensajerías se han unido a este tipo de transporte. Es cada día más normal encontrar agencias de mensajería que utilizan bicicletas para los repartos.

Las ventajas frente a los vehículos tradicionales son no sólo medioambientales, al evitarse le expulsión a la atmósfera de gases de efecto invernadero.

 

Fuente: http://www.ecomensajeria.es/2009/01/kg-co2-no-emitidos.html

Todo vehículo que no entra en el núcleo urbano ayuda también al aparcamiento, a aumentar la seguridad y a hacer el tráfico más fluido.

También, las bicicletas son un vehículo ideal para llegar a cualquier punto de la ciudad de forma rápida y pues por su pequeño tamaño puede llegar a las calles más estrechas o con limitaciones de tráfico.

También existen algunas empresas y emprendedores que realizar su trabajo subidos a una bicicleta. En este caso no se trata de  mensajeros como os hablábamos, si no de recaderos. Una interesante forma de autoemplearse en una época en la que se agudiza el ingenio para conseguir un trabajo.

Tal es el papel de la bicicleta en el mundo laboral, que incluso existe una página especializada en cualquier trabajo relacionado con el mundo de las bicicletas Ride the City.

¿Y tú? ¿Cuál es tu experiencia con las bicimensajerías? ¿Conoces algún otro negocio que utilice la bici?

, , , ,