Agricultura ecológica

Mi huerta en un bote

10 Dic , 2010  

Desafortunadamente no todo el mundo cuenta con un pedacito de tierra donde tener su propio huerto, pero si que es mucha más la gente que poco a poco va accediendo a productos frescos, ecológicos y de temporada ya sea a través de alguna cooperativa, un grupo de consumo, una tienda de productos ecológicos o simplemente a través de algún familiar con huerta.

En muchos de estos casos, sobre todo en el de quien puede trabajar su propio huerto, se comprueba que las plantas dan, generalmente, más fruto del podemos consumir durante su temporada. Con esta situación podemos hacer varias cosas, regalar o vender lo que nos sobre o conservarlo para consumirlo fuera de temporada y disfrutar así de convervas totalmente naturales de los productos de los que tengamos excedente. Podemos incluso sembrar de más precisamente con esta intención y desde luego, quién no tenga huerta que no se preocupe, puede perfectamente adquirir productos ecológicos o encargarlos expresamente para esta labor a cualquier tienda o productor, pero eso si, siempre en temporada que es cuando se deben hacer las conservas y cuando mejor se adaptarán al bolsillo.

Respecto al método de conservación de los alimentos existen muy diversas formás de hacerlo, y varía según la zona, el producto y como queramos conservarlo.

Podemos por ejemplo en verano freir tomates o embotarlos pelados enteros en tarros de cristal hervidos al baño maría para crear el vacío, podemos también hacer hacer salazón de boquerones para conseguir anchoas en conserva que podremos mantener hasta dos años, las frutas, por otra parte, todo el mundo se imagina que hacer con ellas, ricas mermeladas y almíbares, y ahora que vamos teniendo buenas plantas bulbosas (zanahorias, remolachas, chirivías…) podemos conservarlas igual que el tomate o simplemente metiendolas en un cajón con arena. Las posibilidades son muy variadas.

Dado que según el tipo de producto varía mucho el sistema de conserva y las medidas higiénicas, os vamos a facilitar algunos libros que nosotros consultamos para nuestras conservas, pero también os queremos recordar que los mejores libros de consulta son nuestros mayores, quienes han hecho esto durante muchísimos años.

Estos son los libros: 1, 2, 3… así que sólo nos resta decir que os animamos a que probeis a conservar vuestros productos y que por supuesto los disfruteis!


5 Responses

  1. […] hacer en temporada nuestras conservas con botes reutilizados, y el agua de hervir las conservas una vez fría también nos servirá para […]

  2. […] mucho mejor de lo que creemos, Sembremos e intercambiemos nuestros alimentos, hagamos nuestras conservas, aprendamos a reparar todo aquello que se rompa, ya sea un coche o un calcetín, etc… ¿y el […]

  3. […] de temporada que nos pueda interesar guardar todo el año podemos, por ejemplo preservarlos en conservas caseras. Incluso, dependiendo de según que zonas, en invierno, la nevera tb podría considerarse como un […]

  4. […] excedente en la producción, lo cual es hasta positivo, ya que podemos guardarlo o mejor dicho, conservarlo para el resto del […]

  5. Chef Olivas dice:

    Excelente articulo, extenso y clarificador que todos deberíamos poner en marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprovéchate de Amazon Prime y recibe tus productos ecológicos en casa