Consumo ecológico

Las vacaciones son para aprender(nos)

24 Jun , 2013  

las-vacaciones-son-para-aprender-descanso-desconectar

¡Ay, las vacaciones!

Las vacaciones son para descansar, y nosotros somos de la firme creencia que el mero cambio de aires ya hace descansar.

En verano, o más bien durante las vacaciones de verano es cuando tenemos más tiempo libre y más opciones abiertas para hacer mil cosas.

Podemos por lo tanto, plantearnos unas vacaciones de relax total, de esas de estar tirados en la toalla durante 15 días.

Unas vacaciones de esas en las que vamos a hacer poco más que respirar y tostarnos al sol.

O podemos usar ese tiempo para compartirlo con nuestros amigos o familiares, visitar sitios nuevos o revisitar los que nos encantan y también para aprender a tener una vida mucho más verde y sostenible.

 

Un tiempo para aprender

Una de las opciones es la de poder disfrutar de nuestro tiempo en una escuela de permacultura, dentro o fuera de nuestro país.

Un buen motivo para viajar y aprender así a cultivar y gestionar una huerta de permacultura.

Aprender  a organizarlo todo para que funcione sinérgicamente e incluso introducirnos en la bioconstrucción y comenzar a construir con paja, barro, cañas o tierra cruda.

Un tiempo para desconectar en el que estando relajados vamos a encontrarnos con gente con las mismas inquietudes e intereses que nosotros y con los que crear amigos, colaboradores y quién sabe si algo más ; ).

En definitiva nos va a servir para seguir aumentando la red de los que buscamos alternativas para una vida mejor y más sostenible.

Tomates en la mata la huerta en verano

Tomates en la mata la huerta en verano

Esto a nuestro parecer es un buen verano.

Ya que al volver con nuevas cosas aprendidas que podemos empezar a aplicar en nuestra huerta, nuestro día a día… con unos nuevos amigos con los que disfrutar, aprender y compartir conocimientos…

¡Y cómo no! con un par de kilos de más ya que nuestra dieta normal es algo que también se suele ir de vacaciones.

¿Te animas?

 

Fotografía imagen destacada – antonio_g_m

, , , , ,

Agricultura ecológica

La permacultura interior

5 Jun , 2013  

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Hace muy buen día, y la naturaleza, como cada día, nos sonríe llena de color y alegría. Y mira que nos empeñamos en maltratarla…

Creemos que ya va siendo hora de devolverle esa alegría y esa vida, pero…

¿cómo podemos hacerlo?

Hay varios caminos, o más bien uno con varias opciones que nos conduce al mismo punto. Según la distancia con la que lo miremos. Por decirlo de alguna forma, todos los caminos conducen a Roma, y quien dice Roma, dice la salud del planeta.

Y si nos salimos de ese camino, como parece que estamos haciendo ahora, podemos precipitarnos por un barranco.

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

Bill_Mollison_01-by-Nicolas-Boullosa
Fuente imagen: https://www.flickr.com/photos/faircompanies/2196171642/

El camino es el respeto.

Empezando por respetarnos a nosotros mismos.

Que somos parte del planeta y por ello hemos de comprender que todo lo que hagamos y como actuemos, de una u otra forma va a terminar influyéndonos en mayor o menor grado.

Esto quiere decir que todo funciona de manera holística, todo forma parte de un todo mayor, todo queda en el planeta y por lo tanto, todo afecta a todo… Esto es de alguna manera también permacultura.

Permacultura no es sólo cultivar la tierra siendo respetuosos. No.

Permacultura es también cultivar en cada persona nuestros conocimientos, nuestra cultura, nuestro bienhacer.

Permacultura es hacer que todo funcione como debe, trabajando desde dentro de nosotros mismos y que ese sea el abono que alimente todo, que nos sintamos partícipes, parte de un todo que no puede funcionar sin nosotros ni nosotros sin él.

Feliz día a todos y permaculturizaros el corazón.

, , , ,

Agricultura ecológica

Patatas al cartón

29 Feb , 2012  

Patata con brotes. Fuente imagen Wikipedia - por Eugene Zelenko

¿Que tienen que ver los cartones y las patatas…?

Pues afortunadamente nada que ver con nueva gastronomía ni nada similar, pues no me imagino un plato de “confit de patata con espuma de cartón corrugado”. Bromas a parte, esa combinación cartón-patata es una magnífica manera de comenzar un huerto familiar
en cualquier lugar.

Me explico para quienes no conozcan ni se expliquen que tiene que ver el cartón con el cultivo de la patata, según la permacultura, una de las labores que debemos hacer es regenerar la cobertura del suelo para recuperar el propio suelo, ya que el suelo, de manera natural, como vemos en cualquier zona boscosa, está cubierto por una capa más o menos gruesa de restos vegetales en diferentes estratos.

Tu-huerto-ecológico-en-casa---Mariano-Bueno

Tu-huerto-ecológico-en-casa—Mariano-Bueno

 

 

 

Estos restos, provenientes de las hojas principalmente de árboles caducos, aportan al suelo humedad y evitan en gran medida la evaporación, creando así una atmósfera especial para todo tipo de “bichitos” beneficiosos como son por ejemplo las lombrices, que devoran los restos vegetales en descomposición y respetan todo aquello que tenga o pueda tener vida (plantas, semillas…)

De esta mezcla surgen una serie de lixiviados y materias transformadas en el mejor de los alimentos para nuestras plantas sin contar con que además el suelo se ve continuamente aireado por los insectos que ávidamente buscan su sustento.

Patatas plantadas en cartón en una huerta

Patatas plantadas en cartón en una huerta

¿Dónde está la gracia entonces?

Lo que haremos con los cartones (siembre cartón marrón, jamás blanqueado o con muchas tintas) es cubrir el suelo, sin arar la tierra y sin desherbar.

Esos cartones cubrirlos con restos de poda, hojas de árboles, serrín, hierba cortada, paja, restos vegetales crudos de la cocina, etc…

El cartón reforzará ese comienzo de compost y nos protegerá las patatas que crecerán entre el cartón y el suelo, a su vez, el cartón se compostará y desaparecerá, aportando compost al suelo y ayudando a compostar también las plantas que queden debajo de él.

Abróchate con botones ecológicos Hoy vamos a dedicar al artículo a un pequeño objeto que nos hace la vida más fácil, y…

Posted by queremosverde.com on Saturday, 2 May 2015

¿Pero cómo las sembramos?

Parecido a como se ha hecho siempre:

  1. Cortamos un trozo de patata que contenga un brote por pequeño que sea.
  2. Después hacemos un corte en uve en el cartón, y levantando esa pestaña de cartón introducimos la patata, apoyando la parte cortada en el suelo y el brote hacia arriba y volvemos a cerrar la pestaña.
  3. A continuación cubrimos con los restos vegetales.
  4. Echamos un poco de agua para asentarlo todo y nos olvidamos hasta que tengamos que recoger las patatas, que saldrán sin necesidad de remover la tierra.

Además las patatas regeneran muchas de las sustancias que la tierra vieja y desnuda haya podido perder con el tiempo por un uso inadecuado de la misma, en definitiva, comeremos patatas, reciclaremos cartón, regeneraremos el suelo, ahorraremos agua y nos ahorraremos el dolor de espalda que supone el uso de la azada.

Fuente imagen cabecera: http://es.wikipedia.org/ Foto hecha por: EugeneZelenko

, , , , , , , ,

Agricultura ecológica

¡Puagh! ¡Una lombriz!

16 Nov , 2011  

Seguro que muchos reaccionamos así al ver a alguno de estos importantísimos bichos, de la misma manera que ellos pueden pensar -¡Puagh, que asco, un humano!.

Pero lejos de esa relación tan “especial” hemos de decir que son un pilar fundamental en la salud de nuestro planeta. Por decirlo de alguna manera, las lombrices son unas de las encargadas más importantes de convertir deshechos en el mejor alimento para la flora del planeta.

Un suelo lleno de lombrices es un suelo sano, y tanto es así que si sembramos en una tierra donde no haya lombrices, será difícil cultivar nada de forma óptima y a veces imposible.

Nos encontraremos en la mayor parte de los casos con un suelo estéril o abocado a la esterilidad más absoluta. Evidentemente la tierra, por mucho que le cueste es capaz de recuperarse de casi cualquier “burrada” que el ser humano pueda haberle hecho (no siendo esa justificación para contaminar a nuestras anchas).

Las lombrices de tierra son pieza clave en esa labor, poco a poco, por si solas irán apareciendo y trabajando el suelo, perforándolo, oxigenándolo, alimentándolo y reparándolo sin la agresividad del arado, que “destripa” la tierra y deja a merced de todo tipo de animales, todos los insectos necesarios para alimentar el suelo.

Las lombrices conocen bien su labor, y me consta que se esmeran en su quehacer, devoran toda la materia respetando vegetal inerte y acomodan las semillas para que crezcan de la mejor manera (al contrario que muchas empresas empecinadas en lo contrario). De hecho, es un placer ver como dentro de un vermicompostador todo aquel resto vegetal que se eche se acaba por transformar en compost y como, entre el compost, brotan y crecen todas las semillas que hayan podido caer, dispuestas a ser trasladadas a la huerta.

Ni que decir tiene que todos los “potingues” químicos de cualquier clase que se viertan sobre el suelo (directa o indirectamente), pueden diezmar a las lombrices, en definitiva, arrojar piedras contra nuestro propio tejado.

Demostrados y comprobados quedan los beneficios de su trabajo, tanto el compost como el lixiviado, este último comparable para las plantas con la poción mágica de Panorámix.

Pero… ¿cómo podemos obtener todo ese beneficio?

Simplemente atrayéndolas de la misma manera que haría la naturaleza, podemos seguir la pautas que indica la permacultura o montar vuestro propio vermicompostador, total, hay quién tiene perro, hay quien tiene gato y hay quién tiene lombrices.

, , , , , ,

Agricultura ecológica

De solar municipal a huerta urbana

6 Sep , 2011  

Poco a poco vamos comprobando que van surgiendo nuevos grupos de consumo ético y ecológico, los sistemas de fucionamiento pueden ser diversos, pero la finalidad es la misma, obtener un mundo mucho mejor, huyendo del mundo enfermo y decadente en el que nos hemos visto envueltos, todos esos grupos sienten la necesidad de “curar el mundo”, y si nos organizamos resulta mucho más sencillo, la unión hace la fuerza, ¿no?…

Dentro de los sistemas de funcionamiento de estos grupos, hay quienes hacen compras conjuntas a productores locales, o incluso existen grupos en los que entre sus filas cuentas con productores. Hay grupos que se organizan para sembrar sus propios alimentos… y estos últimos son los que nos atañen en el artículo de hoy… pensamos que es una muy buena idea, juntarse y sembrar nuestros propios alimentos, pero ¿qué sucede si no tenemos sitio donde hacerlo?…

Puede ser complicado, pero hay ayuntamientos que concienciados igual que sus vecinos ofrecen terrenos desaprovechados para huertas urbanas ecológicas, come es el caso, por ejemplo, de Güeñes, entre otros tantos municipios. Pero si estas propuestas no surgen del propio gobierno de nuestra ciudad podemos “echarle cara” y plantearle la cuestión, solicitando algún terreno con las características adecuadas para crear una huerta urbana, ya que son muchos los terrenos en desuso que suelen tener los ayuntamientos y que pueden reutilizarse para fines comunitarios mucho más apropiados.

Las huertas urbanas pueden organizarse o bien por parcelas gestionadas por familias, o bien de manera comunitaria, sirviéndose de un horario de trabajos y responsabilidades en la huerta urbana.

Dentro de la huertas urbanas, además, pueden llevarse a cabo muchas otras actividades, como por ejemplo, cursos de concienciación ecologista, agricultura ecológica, permacultura, para escuelas y vecinos, trueque, cursos de reciclaje, mercadillos, comidas comunitarias, etc…

En definitiva, organicémonos, y solicitemos esos terrenos abandonados para darles vida y gestionar nuestros propios alimentos, dando ejemplo de lo que puede llegar a hacerse con ganas y conciencia ecologista y como hemos dicho muchas otras veces, sembremos donde podamos y devolvámosle a la naturaleza su verde esplendor.

, , , , ,

Agricultura ecológica

Entre nenúfares

13 May , 2011  

Poquito a poco va a ir entrando el verano, y cada vez hace más calorcito, un calorcito que invita a darse un chapuzón. Nos podemos poner a remojo cual garbanzo (ecológico, eso sí) de muy diversas formas, desde una duchita fresca, un manguerazo, el mar, un lago o una piscina… pero existen también alternativasecológicas y multifuncionales” y por qué no decirlo… ¡mucho más románticas!

Hablamos de piscinas ecológicas, o ¿quién no ha soñado alguna vez con darse un chapuzón en el lago de Giverny, que tan maravillosamente bien plasmó Monet en muchos de sus cuadros…?

Pues bien, un piscina ecológica, puede funcionar perfectamente siguiendo las pautas permaculturales, siendo así un ecosistema similar a un lago, contando con filtros naturales, plantas que depuran el agua, de arena, peces…

Giverny

Podemos hacer una división entre la zona de depurado y la zona de baño, e incluso disimular dicha división con plantas que se extiendan a lo largo de la piscina y que de el aspecto de un lago natural.

Como ventajas contamos con la de no tener que cambiar el agua, simplemente reponer la que se evapore en épocas de más calor, en época de lluvias lo hará sola, prescindiremos de químicos, pues todas las plantas y peces formarán un ecosistema autosostenible, el agua de la piscina será además un excelente agua de riego en caso de que necesitemos regar, y como no, podemos usar la orilla para cultivar plantas adaptadas a esas condiciones de humedad y que además puedas servir como alimento, como por ejemplo la castaña de agua o berros, entre otros.

Las posibilidades son infinitas, y para que podáis ver en detalle el funcionamiento os recomendamos que leáis este artículo de Ecohabitar, que explica muy bien todos los detalles. Y de algo podemos estar seguros, funcionará si seguimos las pautas que nos marca la naturaleza.

, , ,

Agricultura ecológica

El Jardín de mi Ventana. Las Plantas.

9 Mar , 2011  

El Jardín de mi Ventana: 1. Empezamos. 2. La estructura

En nuestro jardín hemos dispuesto 5 hidrojardineras, cuyo funcionamiento es muy simple, acumula agua de lluvia e impide que se evapore con rapidez por la cobertura de paja, que a su vez sirve de abono de lenta descomposición.

Ahora bien, ¿cuáles son la plantas más apropiadas para nuestro “jardín”?

Todo depende de la zona, pero nuestra intención es buscar plantas que cumplan diferentes funciones dentro de las limitaciones de espacio que tenemos. Buscamos plantas que repelan a los mosquitos, pero a su vez atraigan polinizadores e insectos que puedan caer al lago y que sirvan como alimento a los peces, en definitiva, acercarse a un ecosistema sostenible.

También es interesante que algunas plantas sean aromáticas, comestibles o ambas cosas a la vez. Igualmente pueden usarse plantas habituales en permacultura, que eviten plagas y ofrezcan beneficios a la tierra y en definitiva al conjunto. Pero eso sí, debemos intentar asociar plantas dentro de la misma maceta que puedan aportarse beneficios directos de manera mutua.

Nosotros hemos empezado por multiplicar algunas de las que teníamos en otras macetas y otras que nos han ofrecido conocidos y amigos, pero poco a poco irá creciendo e iremos sembrando plantas nuevas, pero de momento hemos empezado con estas:

Albahaca (Ocimum basilicum) – extraordinariamente fragante y deliciosa en ensalada y una excelente solución para muchas plagas.

Tomate grosella (Lycopersicon pimpinellifolium) – diminuto tomate casi silvestre y de sabor exquisito, pequeñito como un guisante.

Capuchina (Tropaeolum majus) – perfecta para evitar los parásitos y además completamente comestible, de carne picante con un sabor similar al rábano y unas preciosas y llamativas flores.

Incienso (Plectranthus) – aromático sobre todo al roce, bueno contra los mosquitos.

Physalis (Physalis peruviana) – frutal pequeñito, aunque delicado al frío tiene frutos muy decorativos y ricos.

Geranio oloroso (pelargonium graveolens (asperum)) – de olor dulce e intenso, una maravilla como huele cuando las gotas de lluvia lo golpean. También se puede tomar en infusion.

Limoncillo (Cymbopogon citratus) – muy usado en la cocina asiatica, es un gran aliado contra los mosquitos y tiene un sabor y un olor a limón increíblemente intensos.

Jacinto (Hyacinthus) – todo el mundo sabe como huele. ¡Reina de los perfumistas!, atrae como ninguna otra de nuestras plantas a los bichitos buenos.

Narciso (Narcissus) – bonita flor, atrayente para los insectos beneficiosos y de un llamativo color amarillo con el que ahuyentará a algunos bichos indeseables

Ajo (Allium sativum) – todo el mundo lo conoce, sólo nos puede aportar beneficios, y para ensalada no tenemos más que usar sus hojas, ¡deliciosas!.

Geranio oloroso / El Jardín en la ventana / Jacinto, Albahaca, Capuchina e Incienso

Nuestra pretensión en un futuro es ampliar este sistema al resto de las ventanas de la vivienda, de manera que podamos sembrar nuestros propios productos ecológicos, varias lechugas, acelgas, espinacas, etc…

, , , , , , , ,

Agricultura ecológica

El Jardín de mi Ventana (Introducción)

2 Mar , 2011  

Desde queremosverde.com, alentamos vivamente a todo el mundo a cultivar cada rincón de las ciudades, cada hueco aprovechable de las viviendas y gestionarlo de la misma manera que lo haría la naturaleza, que apliquemos las pautas permaculturales en cada rincón, casas, oficinas, parques, glorietas, comunidades de vecinos…

Nosotros creemos firmemente que el cambio debe surgir de cada un@ de nosotr@s y extenderse poco a poco a nuestros círculo y que crezca de manera exponencial. Nosotros damos fe, y nos sentimos orgullosos de saber que gente cercana a nosotros ha comenzado a cultivar rincones que tenía abandonados en casa, gente que ha comenzado a buscar productos ecológicos e incluso gente que ha comenzado a fabricar su propio pan sin más elementos que harina, agua y sal.

También desde queremosverde.com, deseamos que gente que no nos quede tan cercana se anime a comenzar con este proyecto de vida sostenible, virando poco a poco y día a día hacia un mundo mucho más sostenible.

Por esta razón, desde queremosverde.com iremos, en la medida de lo posible, realizando y documentando proyectos personales que representen este cambio, y aportando ideas y resolviendo las dudas que puedan surgir a nuestros lectores. Queremos que nuestros proyectos sean reales y realizables por cualquier persona, grupo, gobierno, corporación, etc.

Ya hablamos en su momento de la fabricación de nuestro vermicompostador del que en breve volveréis a tener noticias, ya que está dando un resultado excelente y está aumentando nuestra población de lombrices y la cantidad de compost que dentro de poco podremos usar para nuestro nuevo proyecto, un mini jardín con plantas y peces en nuestra ventana, y que cada uno de nosotros podrá adaptar a sus gustos o sus habilidades con el bricolaje.

Tendremos en comunión, el acuario, con sus plantas y peces, y las plantas que ofrecerán sombra, alimento y humedad, creando un ecosistema bastante más autosuficiente de lo que podríamos haber imaginado. Además parte de las macetas podemos destinarlas a alimentos, ya sean hierbas aromáticas, pequeños tomates o algún frutal pequeñito, pero siempre teniendo en cuentas las asociaciones favorables entre lo que sembremos.

A partir de aquí empieza nuestro jardín de permacultura en el alféizar de la ventana.

Simulación en 3D del proyecto de Jardín en la Ventana

, , , ,