Ahorro energético,Autosuficiencia,consumo sostenible,energías renovables

Cómo cargar el móvil de forma ecológica

29 dic , 2010  

Durante un día normal se envían más de 200.000 sms por segundo en todo el mundo. En estas fechas, esta cifra es más alta aún, al igual que las llamadas, llegando al caso de que en Nochevieja las líneas se colapsan y tenemos que estar esperando un rato hasta que podemos empezar a felicitar a los que no tenemos en la misma habitación.

Pero claro, para hacer estas llamadas y enviar estos mensajes, necesitamos un móvil, un móvil que tenga batería, y aquí es donde vamos a centrar hoy nuestro artículo, en las formas ecológicas que disponemos para poder cargar el móvil, y reducir así su huella ecológica, que es un reto pendiente en la telefonía, así que mientras llega desde la industria podemos ir reduciéndola nosotros, y de paso, también rebajamos nuestra factura de la luz.

Para poder recargar nuestro teléfono tenemos a nuestro alcance varias alternativas, que nos van a permitir elegir el tipo de energía que queremos utilizar.

Vamos a empezar por la energía solar, que parece ser la que más se aplica a los pequeños aparatos electrónicos como linternas o juguetes,  y que también se aplican a los cargadores, en este caso, tenemos infinidad de modelos. Están compuestos por unas pequeñas placas solares y según el modelo o bien carga directamente el dispositivo, o llevan también una batería que permite realizar la carga en otro momento. Hoy en día es bastante fácil encontrarlos, con multitud de webs y tiendas donde encontrarlos, y además muchos sirven para cargar no sólo teléfono sino cualquier dispositivo portátil como reproductores de mp3, videoconsolas, etc.

El siguiente tipo de energía que vamos a presentaros es la eólica. Aquí, hay una operadora que pone a nuestra disposición dos modelos que aprovechan el aire para cargar nuestro móvil, aunque la forma de obtenerlo es diferente. Uno de ellos funciona como un aerogenerador pero en miniatura, con el inconveniente de que si no hay aire no hay carga. Pero eso se soluciona con este otro modelo que cuenta con un inflador y somos nosotros lo que creamos el aire, como si inflásemos una colchoneta.

Fuente imagen: http://gizmologia.com/2009/05/orange-lanza-cargadores-para-moviles-impulsado-por-aire

Por último, tenemos los cargadores que utilizamos nuestro propio esfuerzo, no os asustéis, que es muy poco el que se necesita. Y aquí tenemos dos opciones, una, que aprovecha nuestro propio movimiento para producir electricidad y proceder a la carga.  Y por otro lado, un sistema de dinamo, para la bici como el que se ha usado toda la vida para el alumbrado pero adaptado a un cargador, o también un pequeño aparato que al girar una manivela se consigue el mismo efecto.

Fuente imagen: http://www.tuexpertomovil.com/2010/06/07/nokia-bicycle-charger-kit-cargador-de-movil-ecologico-para-la-bicicleta/

Somos conscientes de que nos dejado alguna otra manera de conseguir cargar el móvil de formar ecológica así que te invitamos a que si conoces otras o has desarrollado tu propia forma de hacerlo lo compartas con nosotros o si quieres te podemos ayudar a darla a conocer, recuerda que tienes cualquiera de nuestra plataformas a tu disposición.

También te puede interesar

, , , , , , , , , , , ,


4 Responses

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Valdebebas, A
    Simple Switch (Es). A Simple Switch (Es) said: Con energía solar,
    eólica… ¡cada vez hay más formas ecológicas para cargar la
    batería de nuestros móviles! http://goo.gl/mrGSq [...]

  2. [...] Pues bien. Hoy, empezamos a ver recolectores y suelos que convierten nuestros pasos en energía o bicicletas que cargan nuestro móvil al [...]

  3. [...] que ya se están inventando para aprovechar la energía que generamos al andar o, por ejemplo, el movimiento de nuestro pedaleo en la bici. Hace poco hemos oído hablar de un tipo de pavimento que ya se está estudiando, y que [...]

  4. [...] lo agitamos durante una hora conseguiremos cargar el teléfono al 80%, aunque podemos conseguir el mismo efecto si lo dejamos en la mochila o algún [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*