Consumo ecológico

El arte de compatibilizar los alimentos. La Trofología.

5 Jul , 2011  

Dijo Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina, y que tu única medicina sea tu alimento”.
Una verdadera declaración de intenciones del que se considera padre de la trofología.

Tratándose de una frase pronunciada por un referente histórico tan racional y sabio, deberíamos preguntarnos porque hoy en día sólo relacionamos la salud con artificiosos medicamentos sintetizados en laboratorio, en lugar de alimentar el cuerpo correctamente para que él mismo pueda evitar cualquier enfermedad, y si lo necesitase pudiese contar con los medios para curarse por sí mismo.

Está claro que hoy día comemos simplemente por el gusto al paladar y la comodidad, mezclando sin ton ni son toda la diversidad de productos de los que disponemos, y no pensando en las consecuencias sobre nuestro cuerpo. Simplemente nos fijamos en el placer que nos causa el sabor y el aspecto de la comida.

¿Pero qué viene después? El cuerpo debe digerir esos alimentos y gestionar la química que produce en nuestro aparato digestivo. Dichos procesos pueden ser una verdadera catástrofe debido a una mala combinación de alimentos y por lo tanto, de las sustancias que estos contienen en comunión con nuestros jugos gástricos.

De hecho hay alimentos que no sólo tienen incompatibilidades con su “esencia química”, también cuentan con diferentes tiempos de digestión; pongo un ejemplo, muchos de nosotros hemos escuchado que las frutas no deben de comerse nunca con verduras, pero ¿a qué se debe esto? Es muy sencillo, la fruta es de los alimentos que tienen un tiempo de digestión menor que las verduras, de manera que esa digestión va a producir una fermentación en las verduras, que tardan más en digerirse.

Esto se extiende a todos los alimentos, y eso es lo que hace la trofología, combinarlos para una correcta digestión y para que el cuerpo gestione de la manera más eficiente los alimentos y sus propiedades, de esta manera puede usarse la forma de comer para solucionar una inmensa cantidad de problemas o patologías o síndromes (como queráis llamarlo).

Muchos de estos problemas a veces no afloran a la superficie dada la sobresaturación del hígado y su deficiente trabajo en bastantes ocasiones, pero esto podemos solucionarlo también mediante la trofología y su cura del limón, del que ya hablamos en nuestro artículo sobre el limón como medicina.

Nicolás Capo, uno de los grandes defensores de la Trofología sostenía que hemos perdido la capacidad de “sentir” nuestro cuerpo, de escucharlo, y demostraba que pasado un tiempo no demasiado prolongado aplicando esta forma de alimentarse, el cuerpo no sólo mejoraba notablemente, si no que además rechazaba de una forma mucho más “lúcida” los alimentos incompatibles. Como ejemplo me remitiré a cualquier indigestión que hallamos podido sufrir, donde el cuerpo nos insta a no probar alimentos, y en esas circunstancias ¿por qué insistimos en comer yogures desnatados, fiambre de pavo “light”, o en el peor de los casos bebidas isotónicas o de cola..?

Os propongo una prueba muy sencilla: Comed un día un plato de lentejas vegetarianas hechas sólo con verduras acompañadas por arroz y/o pan y otro día comed ese mismo plato de lentejas con verduras sin pan y sin arroz, y observad vuestro cuerpo, ¿qué día os sentís más pesados?.

Para los interesados, en Barcelona hay un restaurante vegetariano basado en estos conceptos, gestionado por los descendientes de N. Capo y este sábado, en El Campello (Alicante), como hemos anunciado en Facebook y en el foro, hay una charla participativa sobre trofología, aquí os dejamos el enlace con la información.

Como siempre esperamos que nuestros aportes os proporcionen al menos otro punto de vista y os permitan descubrir, en el mejor de los casos, aspectos novedosos del día a día. Como siempre esperamos vuestros aportes con ilusión.

Escultura de Hipócrates, padre de la trofología

Escultura de Hipócrates, padre de la trofología

, , ,


2 Responses

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Dijo Hipócrates: “Que tu alimento sea tu única medicina y tu medicina sea tu único alimento”, y tratándose de una frase pronunciada por un referente histórico tan racional y sabio, deberíamos preguntarnos porque hoy……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprovéchate de Amazon Prime y recibe tus productos ecológicos en casa