Gen-ética

Hablando con diferentes personas, de diversos ámbitos sociales y culturales nos hemos dado cuenta de la gran desinformación que existe respecto a los Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Desde queremosverde.com, sin pretensiones activistas ni políticas de ninguna clase, vamos a intentar explicar e informar sobre los OMG y que de esta manera cualquier persona, con toda la información en la mano, pueda hacer su propio juicio de valores.

Durante la segunda guerra mundial las empresas más fructíferas fueron las armamentísticas, pero una vez terminada la guerra esas empresas debían reenfocar su negocio y dar un nuevo uso a sus productos químicos, que hasta ese momento se usaban para fabricar armamento.

En ese momento, debido a la guerra, existía una hambruna generalizada y por lo tanto una necesidad inmediata de conseguir gran producción agrícola con poca mano de obra (dado que millones de hombres con muy diversas profesiones murieron en la guerra). De esta manera se reconvirtieron esos productos para matar selectivamente insectos y “malas hierbas” en lugar de personas e intentar de esta manera simplificar el trabajo en el campo y aumentar la producción.

Este fue el comienzo, pero hoy en día, como todo lo que nos rodea, el sistema ha variado (no digo mejorado). Hemos creado plantas genéticamente modificadas, que son capaces de eliminar por si sólas una determinada plaga o lo que nosotros consideramos “plaga”, y aquí hago un inciso para decir que no existen plagas como tal, sino desequilibrios en el ecosistema, cualquier planta cuenta tanto con enemigos como aliados naturales dentro de un ecosistema equilibrado, y cuando esta cadena se rompe, comienzan los problemas. Pues bien, en lugar de Seguir un proceso natural para el cultivo, buscando un equilibrio y una autoprotección de las propias plantas, estamos buscando la forma de controlar la naturaleza y restructurar su funcionamiento, me explico.

Se vió que ciertos productos afectaban en diferente grado a plantas y animales dada su condición genética. De esta manera, se hicieron modificaciones en los genes de varias semillas de manera que resistiesen ciertos tóxicos para los que de manera natural no tenían defensa y que a su vez, esos tóxicos eliminasen el resto de vegetación y animales donde fuese usado. Así se consiguió que en los campos sólo creciese la semilla modificada para ese fin, despreocupándonos de plagas y desherbados.

Este “avance” conlleva una problemática bastante difusa, hoy por hoy se desconoce el impacto real a medio y largo plazo que supone la integración de trangénicos en ecosistemas complejos dado que estos pueden mezclarse con especies autóctonas y contaminarlas genéticamente, sin contar con los posibles efectos a largo plazo que supone el consumo de este tipo de productos para la salud. Por otra parte existe un problema mayor respecto a los productos de “control de plagas” usados con transgénicos, estos permanecen en la tierra durante largo tiempo, impidiendo así sembrar semillas que no hayan sido modificadas, de esta manera, el viento puede transportar esos tóxicos a campos vecinos, donde inevitablemente se producirá una contaminación con dicho producto impidiendo así el crecimiento de semillas no modificadas o ese mismo viento puede arrastrar polen de plantas transgénicas a cultivos ecológicos y contaminar la producción.

Estas semillas, que además cuentan con una “vida útil” realmente corta (han sido modificadas para que la segunda generación no sea fértil), cuentan con la problemática añadida de no poder guardar las semillas de un año a otro y por lo tanto, los agricultores están en la obligación de adquirir dichas semillas temporada tras temporada.

En cuanto a la legislación, aquí hay un artículo que lo explica bastante bien, y por supuesto en la Guía roja y verde de transgénicos de Greenpeace teneis un listado más que interesante sobre que productos son transgenicos y cuales no que puede serviros perfectamente de ayuda en vuestra compra diaria.

Para finalizar, y dada la complejidad de tema, os dejamos un enlace de un documental muy interesante que trata este tema en España y en comparativa con Europa y el resto del mundo, donde pueden escucharse los diferentes puntos de de diferentes entidades y productores.

Esperamos igualmente  poder ampliar esta información poco a poco en medida de lo posible. Y deseamos que este artículo sirva para que cada vez más gente consuma productos ecológicos y que de esta manera cuidemos de la naturaleza que es a fin de cuentas de quien depende nuestra existencia.

< class="related_post_title">También te puede interesar
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Gen-ética

  1. Yuri dijo:

    Que las plantas trangénicas hayan sido modificadas para que
    la segunda generación no sea fértil, tiene su razón de ser en
    evitar que se extiendan de forma natural y sin control.

  2. Pingback: Tweets that mention Gen-ética | -- Topsy.com

  3. Pingback: ¡Abaratemos los productos ecológicos! |

  4. Pingback: la publicidad engaña y/o somos tontos | La red social de consumo verde y sostenible

  5. Pingback: El algodón engaña | La red social de consumo verde y sostenible

  6. Pingback: De autosuficientes a dependientes e insuficientes | La red social de consumo verde y sostenible

  7. Pingback: Los transgénicos en 3 minutos | La red social de consumo verde y sostenible

  8. Pingback: Semillas bastardas | La red social de consumo verde y sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>