Vida sostenible

Por qué reciclar productos electrónicos

15 jun , 2011  

No es muy extraño encontrar algún aparato electrónico en la calle, tirado en mitad de la acera, porque el camión de la basura no se lo ha llevado. Y puede estar en el mismo sitio durante días hasta que un día al salir a la calle ya no está, y nadie sabe dónde ha ido.

Para evitar esto, existen en los puntos limpios, contenedores para cada tipo de material, papeles, madera, electrodomésticos, electrónica…

No nos cesta nada ir hasta el punto limpio y depositar en cada contenedor lo que corresponde. Bien al ir a hacer la compra, si lo tenemos de camino, o agrupar todo lo que podemos llevar y hacer un único viaje.

Si hacemos esto, los objetos que depositemos, serán reciclados y tratados adecuadamente, con el consiguiente ahorro de cara a producir el objeto desde cero y consumir de nuevo los componentes, que si tomamos esos objetos de los contenedores y recuperamos los materiales que podamos en la medida de la posible.

Mediante la reutilización, además, tenemos que tener en cuenta que no se produce únicamente un ahorro en los costes por parte de los materiales no consumidos, sino también por la cantidad de energía empleada, que es menor que la necesaria para procesar el material desde cero para crear los componentes.

Y también debemos tener el impacto de esta actuación en nuestro entorno, pues estaremos ayudando a la generación de empleo y al desarrollo de las empresas locales, lo que en la situación económica de crisis en la que nos encontramos inmersos es una forma de generar riqueza a partir de residuos que iban a convertirse en un problema medioambiental.

También te puede interesar


2 Responses

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No es muy extraño encontrar algún aparato electrónico en la calle, tirado en mitad de la acera, porque el camión de la basura no se lo ha llevado. Y puede estar en el mismo sitio durante días hasta que un día al salir a……

  2. […] deshacemos de más tecnología de la que deberíamos. Más de lo que sería escrictamente necesario, y en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *