Vida sostenible

Una casa verde y rica

26 Ene , 2011  

No sé si os pasa igual que a mí, que cuando voy a dar un paseo y veo esos increíbles chalets, enormes, con un pedazo de patio perfectísimamente solado y sin apenas más plantas que una ridícula macetita en una esquina, me pongo malo. Me pongo malo pensando lo súmamente desaprovechado que está ese patio, y me refiero a la cantidad de bondades que nos proporcionan las plantas lejos de su innegables propiedades decorativas. Por ejemplo, en zonas de calor, un patio lleno de plantas preferiblemente sembradas en el mismo suelo suponen un descenso razonable de la temperatura y si se trata de árboles de hoja caduca tendremos una agradable y refrescante sombra sobre la casa durante el verano y en invierno esos mismos árboles nos dejarán calentarnos con los rayos de sol.

Ni que decir tiene que parte de ese espacio, bien aprovechado puede conformar un exquisito jardín comestible y cubrir parte de las necesidades de una familia, de modo que ¿por qué no usar una mata de judías como trepadora? Tiene unas bonitas y decorativas flores y pueden surtirnos de buenas judías.

Por otra parte, dentro de casa podemos usar diferentes plantas con diversos fines a parte de la consabida decoración, ya hablamos en su día de depurar el agua con plantas, pero está claro que también podemos usar plantas para depurar el aire, pues como nos enseñaron en el colegio, son las plantas la que nos proporcionan aire limpio, y muchas de ellas filtran sustancias que nos son perjudiciales. De igual manera planteo también la posibilidad de ubicar pequeños tiestos con plantas aromáticas en cada ventana, eso nos servirá como cortina invisible antimosquitos y como “especiero”, aromatizándonos también la casa.

También creo que hay opciones mas interesantes para el vallado de la casa que el insulso cañizo, pudiendo sustituir este por parras, calabacines o plantas similares y si nos interesa que sea además una valla “anticacos” una zarzamora nos protegerá mejor que muchas vallas metálicas y además podremos cosechar sus moras.

Sólo nos resta decir que llenéis vuestras vidas de plantas útiles y cada terraza, ¡sembrada por decreto!


2 Responses

  1. Monex dice:

    Suelo llevarlos a la zona que sube de Cabrera a Burriac ya que me pilla cerca de casa.Y como tantos otros dias no hago mas que ver plantas exoticas . .dijo…….Noe la gente es una cerda yo tambien me desencajo cada vez que veo las plantas exoticas del monte!!!Te explico una historia De pequena los sabados iba a un esplai y nuestros monitores nos llevaron una tarde a la montana a buscar cosas que no pertenecian al bosque imaginate lo acostumbrados que estabamos de ver plasticos tabaco latas y demas que no supimos ver la cantidad de cosas que no formaban parte de la montana.Dimos por hecho que las colillas de cigarros eran parte de los restos de los arboles……..

  2. Dan dice:

    Absolutamente de acuerdo!!!
    Yo de hecho pertenezco a un grupo que anima a la gente a crear granjas urbanas!!! Muchas personas tienen terreno sin usar también en sus casas y si todo ese terreno se utilizara para un uso intensivo de agircultura, reduciriamos nuestra huella de carbono, ya que evitaremos el transporte a que son sometidos nuestros alimentos, comeriamos vegetales frescos sin pesticidas ni nada venenoso y creariamos mas relaciones con la gente. Vamos a ello!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *