Vida sostenible

Ecología emocional

22 may , 2015   Video

Queridos amigos,
Acudo a mi cita habitual de los viernes para hablaros de una nueva forma de ecología: la ecología emocional.

Atardecer en el mar desde una cala

Atardecer en el mar desde una cala

Este concepto nació hace pocos años, en 2003 concretamente, al darse cuenta sus creadores, Mercè Conangla y Jaume Soler, de que en nuestra sociedad padecemos más contaminación emocional que atmosférica.

La ecología emocional es la forma en que gestionamos nuestras emociones y sentimientos para establecer conductas que nos encaminen a aumentar nuestro equilibrio personal, desarrollen nuestra capacidad de adaptación, mejorar nuestras relaciones interpersonales y el respeto y cuidado de nuestro entorno.


ecologia emocional Merce Conangla y Jaume Soler

ECOLOGIA EMOCIONAL: EL ARTE DE VIVIR VIDAS EMOCIONALMENTE ARMÓNICAS Y SOSTENIBLES

 

 


La estrategia es fomentar un modelo de persona auto-dependiente, creativo, pacífico y cariñoso, para alcanzar tres objetivos:

EQUILIBRIO – SERENIDAD – ARMONÍA PERSONAL

Los dos conceptos fundamentales para este planteamiento son:

• Responsabilidad
• Consciencia del impacto emocional global.

¿Les suena todo esto? ¡Claro que sí!

Entre los principios de la ecología emocional, destacaría estos tres que podemos aplicar perfectamente a nuestra lucha por la sostenibilidad de nuestro querido planeta:

• Toda energía emocional que no invertimos en crear, la dirigimos a destruir.
• Nosotros elegimos ser parte de la solución o parte del problema.
• Lo que somos nosotros: esto es el mundo.

No tenemos control sobre lo que sentimos, pero sí que lo tenemos sobre lo que hacemos con lo que sentimos.

La incorrecta gestión de nuestro clima emocional interno repercutirá, inexorable y directamente en la degradación del clima emocional global.

La serenidad que transmite una flor en un estanque

La serenidad que transmite una flor en un estanque

Como verán, existe un claro paralelismo entre ecología y el mundo afectivo. Si no empezamos por reciclar nuestras emociones, el resultado será la contaminación de nuestro interior y de nuestras relaciones con residuos emocionales tóxicos.

Hemos de ser conscientes de que cada vez que optemos por una conducta, debemos de reflexionar en cómo esta afectará no solamente a nuestro yo interno, sino a todo lo que se relacione con nosotros. Es lo que se denomina autocontrol emocional (no confundir con represión).

La libertad de expresión de nuestros sentimientos debe ir unidad a la responsabilidad sobre el impacto de nuestro comportamiento en nosotros mismos, nuestros cercanos y nuestro entorno.

Cuando montas en #bicicleta generas #dopamina.Esto hace que sientas un 20% más de #energía y una sensación de fatiga un…

Posted by queremosverde.com on Thursday, 21 May 2015

La razón por la que expresamos nuestros sentimientos es igualmente importante. La energía ecológica positiva es la que emana del deseo de mejora, nunca de la venganza, el odio o el rencor.

Nuestro planeta nos proporciona los espacios necesarios para mantener el equilibrio ecológico. Espacios que nos permiten contemplar la vida en estado puro. Todos necesitamos de un entorno donde desarrollar sentimientos y valores.

Es responsabilidad nuestra preservarlo para transmitirlo.

Pero también es responsabilidad nuestra el crear el medio adecuado, libre de contaminación y devastación externa, donde puedan evolucionar las especies emocionales en peligro de extinción. Especies únicas como el amor, el agradecimiento, la amistad, la generosidad, la compasión, la confianza, la serenidad, la ternura,….

Justine de La Bretonne


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *