Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Vida sostenible

Exfoliante ecológico

21 Abr , 2015  

Buenos días queridos amigos,

Cómo en esta eco-comunidad me tratan tan bien, he decidido que, además de mi artículo de opinión de los viernes, voy a haceros participes de mis trucos, ideas y recetas para el cuidado personal. Empezaremos con un exfoliante ecológico para la piel de las manos.

Espero tener tanta aceptación como la que tengo con las publicaciones de los viernes. Es un honor contar con vuestro seguimiento y, espero sinceramente que estos consejos y trucos ecológicos y naturales os sean de utilidad.

Vamos al tema.

En mi época, la piel de las manos era un claro indicador del estrato social del individuo; en este caso, solamente dos: Los que trabajaban para subsistir y los que no usaban las manos nada más que para lucir anillos.

Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Taller tradicional en el que los artesanos sometían sus manos a un continuo trabajo y deterioro

Las manos de la clase trabajadora sufrían la continua exposición al agua helada de los ríos y pozos (lavanderas),  o hirviendo (cocineras y doncellas); a las sustancias más tóxicas sin protección alguna (en estos casos, las sosas, ácidos, etc. actuaban como el peor exfoliante); sufrian de callosidades y durezas (leñadores, cocheros, albañiles, carpinteros, picapedreros,…).

Las tiernas manos infantiles enseguida se curtían con la dura vida a la que estaban abocados.

En cambio, las manos de la clase noble eran un dechado de delicadeza y, por qué no decirlo, de inutilidad para el trabajo manual – bueno, para algunos “trabajos manuales” no -, lo cierto es que salvo coger los cubiertos, tocar algún instrumento y escribir alguna notita, las manos se mantenían impolutas, cuidándolas, además, con guantes perfumados.

Se solían masajear con cremas hidratantes y, de vez en cuando – supongo que por puro aburrimiento – también se daban algún exfoliante ecológico.

Mi abuela, que siempre fue, además de una gran dama, una persona muy preocupada por la gente que trabajaba a su servicio, procuraba proveer de guantes y protección a toda la servidumbre y, una vez a la semana, se daba este tratamiento a las manos tan castigadas y con suciedad acumulada en las grietas.

Nada mejor que este exfoliante que os traigo:

Exfoliante ecológico e hidratante para las manos

No es receta para guardar varios días sino para utilizarla nada más prepararla:

Botella de aceite de oliva y aceitunas, uno de los ingredientes para preparar el exfoliante.

Botella de aceite de oliva y aceitunas, uno de los ingredientes para preparar el exfoliante.

Ingredientes para el exfoliante:

  • 2 cucharaditas (de las de café) de azúcar en polvo.
  • 1 cucharada (de las de sopa) de aceite de oliva virgen extra.

Preparación del exfoliante:

  1. Mezclar los dos ingredientes en un cuenquito limpio.
  2. Colocar una toallita para proteger la superficie donde vayamos a colocar las manos.
  3. Masajear las manos con el preparado. Frotando suavemente por toda la mano y especialmente las uñas.
  4. Dejar reposar las manos impregnadas las manos unos 10 minutos mínimo.
  5. Lavar las manos con jabón neutro.

Os aseguro que, utilizando una vez a la semana este exfoliante ecológico tan sencillo, notareis una sensible mejoría en la piel de las manos.

Justine de la Bretonne

, , ,


One Response

  1. […] Mezclado con aceite de oliva es la mejor de todas las cremas corporales. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *