Vida sostenible

¡Al mercadillo!

1 Oct , 2012  

Si algo me gustaba de pequeño cuando visitaba a mi abuela era cuando los miércoles tocaba mercadillo. Me encantaba eso de los señores voceando los precios y dándote trozos de fruta a los que ellos llamaban “miel” o “azúcar”, nombres curiosos junto con el de “seda” para definir unas judías verdes entre otros, eso era publicidad de la buena y la verdad que no engañaban y todo estaba riquísimo.

Lo realmente bueno de aquel mercadillo, era que los puesto al menos en Madrid eran (y siguen siendo) en su mayoría de frutas y verduras, eran económicos y con productos realmente buenos, procedentes en muchos casos de las huertas de los propios vendedores. Además, al igual que en las tiendas de barrio el trato se vuelve personalizado e íntimo (pese a las vociferaciones publicitarias intermitentes), el producto siempre te lo darán bueno por una sencilla razón, si no es así no se lo devuelves y santas pascuas, he de decir que también tengo grabadas esas frases tipo: -Manolo, el melón era un pepino, hijo a ver si esta vez me lo das mejor, que si no te lo voy a tirar a la cabeza-, a lo que el Manolo de turno contestaba: -Guapa, no te preocupes que yo te doy otro, que estos son “caramelo”-.

Este tipo de mercados vuelven a recuperar una economía local y sostenible, personalizada a la que se van sumando productores ecológicos e incluso creándose mercadillos enteramente ecológicos, todo en un entorno humano donde nos ponemos cara y nos esforzamos por se amables, cercanos y buenos entre clientes y vendedores.

Desde queremosverde apoyamos a este tipo de mercadillos, por el esfuerzo que supone a esos trabajadore y el beneficio social aportado y por que además la economía es movida por el pueblo y para el pueblo, no dominada por deshumanizadas e impersonales macroempresas. De manera que los mercadillos pueden considerarse de alguna manera un tipo de revolución social donde en cierta forma controlamos el ciclo de nuestros alimentos básicos (sanos) y nuestra economía.

Así que… nos vemos en el puesto de los melones, que me han dicho que son pura miel.


One Response

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si algo me gustaba de pequeño cuando visitaba a mi abuela era cuando los miércoles tocaba mercadillo. Me encantaba eso de los señores voceando los precios y dándote trozos de fruta a los que ellos llamaban “miel” o  ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar